Blogs

Guillermo Balbona

Fuera de campo

Vodevil insustancial

El intercambio

2017 84 min. España. Dirección y guion: Ignacio Nacho
Música: Antonio Meliveo, Pablo Cervantes. Fotografía: Antonio Sanz Luque.
Reparto: Pepón Nieto,  Hugo Silva,  Rossy de Palma, Natalia Roig, Salva Reina. Género: Comedia Salas: Peñacastillo.

Disparate quizás no sea lo mismo que disparatada. Ni parodia ni comedia del absurdo ni mirada irónica sobre las relaciones de pareja. ‘El intercambio’, funcional, prescindible e insípida, es una comedia con espíritu de cortometraje cuyos  únicos valores residen en las interpretaciones, en especial una excelente Natalia Roig. A medio camino de casi todo, el vodevil, el esperpento, el ingenio, la ocurrencia, lo grotesco, al final la comedia de Ignacio Criado que pretende ser suelta y disuelta, desinhibida y surreal, se sitúa en tierra de nadie, anclada en su bobería reiterativa de gags manidos que muchas veces chirrían. No hay amparo ni disculpa por el hecho de tratarse de una obra de pieza de cámara, con apenas dos escenarios y una base teatral. La opera prima de Ignacio Nacho, conversacional y presuntamente divertida, se estanca en ocasiones y adopta direcciones equivocadas que la convierten en un artefacto bizarro, vulgar y errático. La atmósfera y el contexto son los del sexo como liberación, frente a las convenciones, y el juego entre ingenioso y rijoso que nunca funciona. El filme resulta chabacano y burdo y solo la defensa de los intérpretes permite salvar a veces la función. El gurú del sexo, la ninfómana, el hipócrita buscador de nuevos placeres, la mujer que desconoce el orgasmo…la sucesión de tópicos y estereotipos ahoga el sentido de la comedia que se olvida de la obligación de ser original, del ritmo y de la pausa fisiológica para que salga la risa. Molesta más su pretendida intención de provocar, viejuna e irrisoria, que su anodina sucesión de terrenos pisados con insistencia. La historia carece de frescura pese al esfuerzo actoral y, más allá del chiste, el tono impostado recorre el ADN de una historieta en la que algunos querrán ver una disculpable y acogedora entrega de gracietas a lo reality televisivo. Por si fuera poco la incorporación de dos personajes que se suman con la película avanzada (estancada) al cuarteto protagonista, aún empeora el tic-tac de ese reloj invisible que debe tener toda comedia. Para entonces, el filme ya deambula entre el desconcierto y la monotonía por mucho que los personaje se dediquen a escupir ocurrencias. Ignacio Nacho, que había firmado grandes cortometrajes y que posee trayectoria teatral y experimental, se aferra a un sexto sentido en busca del maná comercial pero la cosa nunca encuentra el tono. Precisamente aquí lleva a la pantalla con estrategia loable pero resultados nefastos la obra teatral del mismo título que ha funcionado en salas de Madrid con otros intérpretes como Gabino Diego. Pero o hubo exceso de confianza o queda en evidencia la colisión entre diálogos y una apuesta visual que ni es surreal ni logra propiciar una atmósfera definida. Por ello, donde pudo darse un juego atractivo de agitación y sutilezas, acaba todo convertido en insustancial extravagancia.

Guillermo Balbona comenta la actualidad cinematográfica y los estrenos de la semana

Sobre el autor

Bilbao (1962). Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense. Ser periodista no es una profesión, sino una condición. Y siempre un oficio sobre lo cotidiano. Cambia el formato pero la perspectiva es la misma: contar historias.


June 2018
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930