Blogs

Diego Ruiz

El Economato

Comer y ver la tele

Forma ya parte de mis hábitos. Quizás sea simplemente una manía. Desconozco, además, si es una costumbre sana o perjudicial para el organismo. Nunca lo he consultado con el médico, ni con el psicólogo, pero no puedo comer o cenar sin tener frente a mí la tele y, por supuesto, encendida. Si estuviera apagada sí que hubiera ido corriendo al médico.
Al mediodía, es inevitable alternar las cucharadas de alubias con las noticias del Telediario, lo que suele llevar acarreado unas manchitas en el mantel de color rojizo producidas por ese refrito de ajo y pimentón imprescindible en cualquier guiso de legumbres. Cuando llega la sección de deportes y nos cuentan las últimas novedades del fútbol español, ya voy a la nevera a coger el yogur para el postre. Así que cuando Albert Barniol comienza a decirnos el tiempo que tenemos hoy –nunca entendí por qué motivo no comienza la sección hablando de mañana o pasado, que lo del día ya lo sabemos desde primeras horas– ya estoy rumbo al sofá para echar una mini siesta antes de volver al trabajo. Los fines de semana me adormilo con esas películas alemanas en las que nunca faltan el descapotable, la bicicleta, el velero y un amor de juventud que resurge para sustituir a un novio rubio y gilipollas. Por la noche me decanto por alguno de esos estrenos que anuncian las cadenas a bombo y platillo durante toda la semana. Películas poco conocidas y novedosas como Pretty Woman, Notting Hill o Pearl Harbour. Amor y pasión entre bocados de tortilla con cebolla y tinto con Casera.
No me digan que no es un planazo quedarse la tarde del fin de semana en casita con alguna peli interesante al tiempo que nos llevamos al gaznate unos huevos fritos con chorizo. Otro quizás prefieran bajar al bar a ver cómo gana el Madrid al Atleti o cómo el Barça empata con el Athletic de Bilbao en La Catedral. No hay color, donde estén los ojos verdes de la protagonista de ‘Un verano en…’ que se quiten las piernas de Vinicius.

Temas

Otro sitio más de Comunidad de Blogs de El Diario Montañés

Sobre el autor

Santander 1960. Universidad de Cantabria. Sección de Deportes, Cantabria en la Mesa y, a veces, algo de toros. En la redacción de EL DIARIO MONTAÑÉS desde 1984 pasando por casi todas las secciones.


febrero 2019
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728