Blogs

Diego Ruiz

El Economato

Mil sabores de patatas de bolsa

Hacía bastante tiempo que no compraba patatas fritas de bolsa, o de paquete como dicen en muchos lugares de Andalucía. Es un producto siempre muy recurrente para los que cocinamos y a veces tenemos prisa. Un filete a la plancha bien se puede acompañar con una ración de este snack, como se dice ahora, además de con unos pimientos rojos del piquillo o de Isla, que ya envasa alguna empresa conservera de nuestra región. Hace unos días, para ‘enriquecer’ un estofado de zancarrón que había preparado con esmero y mucha verdura, me planté en el súper de al lado de mi casa con la intención de comprar, entre otras cosas, una bolsa grande de papatas fritas. En un amplio mostrador, encontré, en primer lugar, varias marcas diferentes, competidoras todas ellas en ofrecer un envoltorio sugerente que apenas dejaba ver el contenido. Es verdad que hay un par de marcas que, por contra, han recurrido a un plástico transparente para apreciar el aspecto de estas patatas chips.
Lo que realmente me descolocó fue que la mayoría de las marcas ofrecen una variopinta variedad de sabores: jamón, ketchup, ali oli, salsa casera, aceituna negra, boloñesa e, incluso, huevo frito, solo o con chorizo. Bestial y sorprendente mezcla de sabores en aceite de oliva o vegetal. Investigando por internet, después de tal bacalao de aromas y envoltorios, descubro sabores inyectados tan alucinantes como vino espumoso, cóctel de gambas, berberechos, tortilla de patata con cebolla o salsa Valentina y lima. Además de unas socorridas light tan blanquecinas como una sueca en el primer día de vacaciones en Marbella. Y que, en China, el sabor favorito es el de pepino; en Inglaterra, el de cerdo a la barbacoa, y en USA, el cappuccino.
Al final ese día en el súper cogí una bolsa transparente, con buen aspecto, que en letras poco visibles señalaba ‘sabor a ajo’. En fin, que el estofado mejor sin ‘enriquecer’, y las papas: fritas en sartén.

PD. A pesar de todo lo dicho, existen aún algunas patatas fritas de bolsa dignas de mención. La Mad… y El Cant…, de todos conocidas pero por eso de la publicidad, mejor así. Y aún no he probado, pero me las recomiendas, las nuevas hechas con esa joya de nuestra tierras que se planta y recoge en Valderredible.

Temas

Otro sitio más de Comunidad de Blogs de El Diario Montañés

Sobre el autor

Santander 1960. Universidad de Cantabria. Sección de Deportes, Cantabria en la Mesa y, a veces, algo de toros. En la redacción de EL DIARIO MONTAÑÉS desde 1984 pasando por casi todas las secciones.


agosto 2018
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Contenido Patrocinado