Blogs

Diego Ruiz

El Economato

Tiempo de bonito y sardinas

Y si es tiempo de bonito también lo es de sardina. Cantabria, en su costa, huele desde hace unas semanas a brasa, esa sobre la cual se cuecen las sardinas de nuestro mar, con sal, enteras, sin limpiar, vuelta y vuelta. Pescado también azul, de delicado sabor, ese que encandiló a Carlos V nada más desembarcar en España. Con 58 años, en Yuste, desdentado, el emperador alimentaba los últimos días de su vida con tortillas hechas con lomos de sardina.
Esta semana, en la Plaza de La Esperanza, la sardina se pagaba a 7,80 euros el kilo. Están caras y son pequeñas, de 38 o 40 granos –el número de peces por kilo–. De eso, al menos, se quejan los vendedores, acostumbrados a una media de entre 5 y 6 euros.
Aún así, siempre merece la pena darse un capricho, bien en casa o en cualquiera de los asadores de nuestros puertos costeros. Cantabria huele a brasa.

Temas

Otro sitio más de Comunidad de Blogs de El Diario Montañés

Sobre el autor

Santander 1960. Universidad de Cantabria. Sección de Deportes, Cantabria en la Mesa y, a veces, algo de toros. En la redacción de EL DIARIO MONTAÑÉS desde 1984 pasando por casi todas las secciones.

agosto 2014
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031