Blogs

Javier Menéndez Llamazares

Llamazares en su tinta

Mentiras

Desde que la primavera ya no comienza cuando nos habían enseñado en la escuela, uno no hace más qué preguntarse con cuántas falsedades tenemos que lidiar diariamente. Vamos, como un Iker Casillas cualquiera, poniendo en duda si el hombre llegó realmente a la luna o lo del gran paso de Neil Armstrong sería en realidad un truco más de Hollywood.

En el debate de años pasados sobre si la Tierra es plana o redonda debo reconocer no estar a la altura; las leyendas de la NBA lo verán mucho mejor desde allí arriba, y cualquiera se lo discute sin árbitros de por medio. Y sobre el asunto mucho más actual sobre la tesis del presidente, doctores tiene la iglesia… o la universidad privada. En fin, cada uno sabrá lo que firma, que ya somos mayorcitos.

Y pase lo de los reyes magos, lo de los premios literarios y hasta lo de «Hacienda somos todos, pero que nos bajen del pedestal hasta a Galileo Galilei es como para replantearse muchas cosas. Porque ahora resulta que ese héroe del conocimiento científico y la libertad de expresión, en realidad no fue tan heroico. Vamos, que de eso de que dijo «y sin embargo, se mueve», aunque fuera por lo bajini, nanay.

Resulta que en Inglaterra tienen una Real Sociedad que no se dedica a jugar al fútbol, sino a cosas de esas de ingleses, y revolviendo entre sus archivos un estudiante italiano ha dado con un papelito que echa al traste toda la leyenda de Galileo, que prefirió autocensurarse –o matizar sus opiniones– antes de que le corrigiera la Inquisición, con su fuego sagrado y sus mundanos instrumentos de tortura.

Por supuesto, nada que objetar a la decisión del sabio italiano, que ya bastante mal lo pasaría sólo con pensar que en cualquier momento le echarían el guante y le pondrían la bota española o le montarían en el potro. Cualquiera en su lugar se hubiera vuelta razonable; hasta el díscolo Quevedo prefirió renunciar a la autoría de muchas de sus sátiras, con tal de que le dejase en paz el Santo Oficio.

Pero lo curioso es lo que vino después, cómo se construyó una leyenda de valor e integridad, de cerrada defensa de la verdad científica frente al dogma. Un pasaje de la historia que habrá inspirado a tantos defensores de la libertad durante los últimos siglos. Y, sin embargo, está basado en una mentira. O en una interpretación muy libre de la verdad. Como esa ‘posverdad’ que se sacó de la manga el bloguero David Roberts para poner nombre a esa tomadura de pelo que todos vemos pero que nadie quiere destapar.

Mentiras con las que bregamos toda la vida: que somos iguales ante la ley, que tenemos derecho al trabajo y a la vivienda, que si te esfuerzas y eres bueno te labrarás un porvenir. Papel mojado que, sin embargo, nos debemos creer a pie juntillas. Como eso de que no se puede mantener el sistema de pensiones, por ejemplo.

Temas

política

Blog del escritor Javier Menéndez Llamazares en El Diario Montañés

Sobre el autor

Desde 2009 escribo en El Diario Montañés sobre literatura, música, cultura digital, el Racing y lo que me dejen... Además, he publicado novelas, libros de cuentos y artículos y un poemario, aparte de cientos de páginas en prensa y revistas. También me ocupé de Flic!, la Feria del Libro Independiente en Cantabria. www.jmll.es

Marcadores


septiembre 2018
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Contenido Patrocinado