Blogs

Guillermo Balbona

Fuera de campo

Centauro del desierto

Lucky
2017 88 min.EE UU. Dirección: John Carroll Lynch.
Guion: Logan Sparks, Drago Sumonja.
Música: Elvis Kuehn. Fotografía: Tim Suhrstedt.
Reparto: Harry Dean Stanton,  Ed Begley Jr.,  Beth Grant,  James Darren, Barry Shabaka Henley,  Yvonne Huff,  David Lynch,  Hugo Armstrong,  Bertila Damas, Ron Livingston,  Ana Mercedes,  Sarah Cook,  Amy Claire,  Ulysses Olmedo.
Género: Drama| Salas: Groucho

Es impagable ver a Harry Dean Stanton cantando la ranchera ‘Volver, volver’ de Vicente Fernández en un susurro de voz, como si se estuviera acabando el mundo. Al margen del homenaje obvio y de la posterior muerte de este icono del cine independiente, lo cierto es que ‘Lucky’ es un hermosa poema, breve, sencillo, sentido, hondo, en el que se entrecruzan y conviven silencios, frases lapidarias («la propiedad es una falacia») miradas al vacío, miradas de complicidad y una continua sombra de muerte. Es una película-oda, pero también una road movie detenida en un área de servicio donde sólo puede repostar el pasado y lo humano, demasiado humano. En ‘Lucky’ hay esa mezcla de western crepuscular y existencial  de vaquero sin montura, pero también un cruce de carreteras sin destino claro, como muchas de las películas que el actor protagonizó con Lynch o Wenders. Y hay, por supuesto, un diáfano territorio entre el desierto y el horizonte difuso que se asemeja a ‘París, Texas’.  Las geografías melancólicas, el tono ácrata y escéptico y el propio físico del inmenso actor –esa ablución ritual que abre el filme es definitoria y definitiva en el engarce entre devoción y evocación– construyen esta ópera prima de John Carroll Lynch, al cabo un actor dirigiendo a otro actor. Lo asombroso de ‘Lucky’ es que con extrema sencillez y un tempo emocional hermoso se mezclan rutinas cotidianas, fragmentos de vida, realidad y ficción, quizás en un relato melancólico que también recuerda al cine y la literatura de Sam Shepard. A modo de comedia nostálgica, de golpe dramático sobre la mesa de una cafetería o la barra de un bar es un canto libertario que se conjuga en el umbral de la muerte. ‘Lucky’ contiene conversaciones depuradas, secas, pero contundentes. Y todo envuelto en una atmósfera y una puesta en escena que domina los espacios y convierte este estudio-gabinete de personaje en un excelente paisaje sobre la soledad y el vértigo de morir. Observaciones, humor e intensidad dramática intercambian fascinación y ocaso.La presencia de David Lynch como actor ayuda a otorgar el aire surreal a un filme de ambiente fronterizo y singular estética espacial, muchas veces pictórica, que podría estudiarse en las facultades de arte y arquitectura. El cuerpo enjuto y la seducción de Harry Dean Stanton, el costumbrismo humano y la mirada abierta son los ejes de este hermoso filme que contiene una auténtica y luminosa declaración de escepticismo y distanciamiento. Un poso de verdad recorre las entrañas.

Guillermo Balbona comenta la actualidad cinematográfica y los estrenos de la semana

Sobre el autor

Bilbao (1962). Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense. Ser periodista no es una profesión, sino una condición. Y siempre un oficio sobre lo cotidiano. Cambia el formato pero la perspectiva es la misma: contar historias.


May 2018
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031