Blogs

Guillermo Balbona

Fuera de campo

Pegada y doble salto mortal

No respires

2016 88 min. Estados Unidos 

Director: Fede Álvarez.

Reparto: Jane Levy, Dylan Minnette, Stephen Lang, Daniel Zovatto, Sergej Onopko, Jane May Graves Género
Thriller.

Salas: Cinesa y Peñacastillo

Pánico, posesión y cojonudo son palabras adscritas a los epígrafes de sus filmes precedentes. Y lo cierto es que todas ellas pueden ajustarse al horror ciego, al viaje al fin de la noche y la ceguera con mucha vista que desprende su nueva película. El uruguayo Fede Alvarez es savia nueva que sabe a tradición bien entendida, a lección aprendida, a deuda asumida con sus mayores y a ejercicio pragmático. A la sombra de Sam Raimi, tras dedicarle más que un remake y homenaje en ‘Posesión infernal’, el cineasta firma ahora este contundente hachazo, juguetón y violento, retorcido e implacable, que juega al gato y al ratón, al perseguido y perseguidor en una danza que cambia los papales continuamente, entre giros, vueltas de tuerca y rizos. Lo peor es pensar en etiquetas y encasillar la película en el género de terror –que no lo es– o mirarla como un thriller caprichoso, que tampoco lo es. ‘No respires’ es un inteligente híbrido de robo, caza y venganza, de inmersión en la oscuridad más diáfana, esa que convierte al ser humano en un salvaje depredador. Sin anexos incómodos, exenta de subtextos parásitos para ornamentar, el cineasta de ‘Ataque de panico’ elude la sobreinformación, juega con los silencios, distribuye con acierto puntos ciegos y claroscuros e intercambia golpes de ingenio con la complicidad de los actores cuando la acción requiere detenerse a pensar en diferentes opciones. Peca quizás de cierta frialdad esta química de laboratorio y la visceralidad que se le presupone a esta historia de agresores y víctima (Stephen Lang como un gran capitán de las profundidades morales) que intercambian roles como quien caza pokémons a la puerta de un colegio. Con inventiva y  cierta elegancia formal, sin descuidos, la maquinaria precisa le permite al filme dar varias vueltas de campana y saltos mortales sin que nada se resienta. Sobra ese enésimo guiño final, tan de manual, para dejar abierta la posibilidad de una secuela, que ya se antoja gratuita, pero el resto es puro engranaje de tensión nacido del efecto jaula, el factor claustrofóbico y el caminito visual plagado de trampas. Irónica, ‘No respires’ da protagonismo a los jadeos del protagonista, a los sonidos fortuitos y azarosos y a los gritos inevitables y sólo deja ver los entresijos de un suspense aderezado por violentos golpes a ese modelo tan trillado del intruso o intrusos como sujeto de anormalidad.  Turbia pero sin excesos, concisa, simulando lo limitado de los recursos y con vocación de estilo, la obra de Alvarez es un juguete sádico donde el espacio o su falta asumen el máximo protagonismo de tal modo que el espectador llegue a sentirse como en casa, aunque sea el hogar de un infierno inesperado.

Temas

critica, no, respires, trailer

Guillermo Balbona comenta la actualidad cinematográfica y los estrenos de la semana

Sobre el autor

Bilbao (1962). Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense. Ser periodista no es una profesión, sino una condición. Y siempre un oficio sobre lo cotidiano. Cambia el formato pero la perspectiva es la misma: contar historias.

September 2016
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930