Blogs

Guillermo Balbona

Fuera de campo

Resacón perruno

Mascotas

2016 90 min. Estados Unidos

Directores: Chris Renaud, Yarrow Cheney

Guión: Ken Daurio, Cinco Paul.

Música: Alexandre Desplat.

Productora: Universal Pictures / Illumination Entertainment.

Género: Animación.

Salas: Cinesa y Peñacastillo

Su arranque es deslumbrante y su combinación de fácil sentimentalismo, acción desbordante y receta de caos imaginativo es tremendamente funcional. ‘Mascotas’ llega a la cartelera mientras un juez, desde la absurda intolerancia y el realismo sucio de una ley que nunca puede contradecir la libertad natural de nombrar, decidía que lobo es un nombre dañino para el hombre. Realidad y ficción siempre juguetonas con el tiempo han coincidido entre ese culebrón jocoso y el estreno de este resacón perruno en el que los animales domésticos  se montan un festival de interminables y ruidosas persecuciones mientras sus amos se ausentan. ‘Mascotas’ no inventa nada pero es contundentemente eficaz. Sus cabriolas, ejercicios visuales e idas y venidas forman parte del catálogo establecido, aquí respetado y revisado con rigor. No hay invención, sino un ladrido constante y reconocible que apela a las películas de cuadrilla y camadería, las de animación y las que no lo son, y juega con la fábula de animales pensantes más humanos que los propios humanos. Precisamente ese alabado punto de partida y las escenas que discurren en los apartamentos, a modo de escaparate de vínculos entre mascotas y dueños, revelan potencia narrativa, retazos de genialidad y momentos muy divertidos. El resto, ese trasunto de juguetes/animales dispuestos a la rebelión en ausencia de humanos, resulta una cara B de ‘Toy story’. ‘Mascotas’ precisamente se reblandece cuando asoman las figuras humanas, muy planas. Y pierde el norte por el exceso ternurista y, sobre todo, por el ruido de sus interminables persecuciones, algo caóticas y reiterativas, demasiado subrayadas por una banda sonora algo alocada. ‘Mascotas’ busca más lo entrañable y el guiño fácil que la sorpresa. Su zona de confort está asegurada en una mirada conservadora que elude los riesgos innecesarios. Los directores  Yarrow Cheney y Chris Renaud, apoyados en la parafernalia creativa de la saga de ‘Gru, mi villano favorito’, buscan la complicidad más directa con unos gags muchas veces telegrafiados pero eficaces. La tipología ayuda a la empatía. Cabe la pandilla basura, la criatura anárquica, la gata cínica, el compañero apocado pero fiel…en un interminable desfile olímpico presidido por perrunos que ladran simpatía. En ocasiones se nota incluso que los responsables de la ágil animación, sin especiales invenciones, se han inspirado en esos vídeos de YouTube que alientan las situaciones caseras. Con la referencia de ‘Los minions’, esta cuchipanda alegre y combativa no pretende originalidad sino un ladrido constante que mantiene la atención. Un artefacto eficaz para morder el verano con una mezcla de trazo y movimiento, que no agita pero entretiene. Y, por cierto, precedida de un cortometraje, de avanzadilla, de ‘minions’ trabajadores en un jardín que contiene más de una sorpresa para abrir boca… perruna.

Temas

critica, mascotas, trailer

Guillermo Balbona comenta la actualidad cinematográfica y los estrenos de la semana

Sobre el autor

Bilbao (1962). Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense. Ser periodista no es una profesión, sino una condición. Y siempre un oficio sobre lo cotidiano. Cambia el formato pero la perspectiva es la misma: contar historias.

August 2016
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031