Blogs

Guillermo Balbona

Fuera de campo

Pandilla detritus, película fundida

Escuadrón suicida

EE UU. 2016. 130 m. (12). Acción.

Director: David Ayer.

Intérpretes: Will Smith, Jared Leto, Margot Robbie, Jai Courtney, Joel Kinnaman, Viola Davis.

Cinesa y Peñacastillo

Sí Will Smith hace de malo, muy malo. Y Margot Robbie, rubia de moda, demuestra que puede ser una de las actrices de los próximos años, maleable y práctica. Pero ‘Escuadrón suicida’ es plana, ruidosa, afectada y pretenciosa. David Ayer ha vuelto a las calles. Tras ‘Corazones de acero’, una visión bélica con la lección muy aprendida pero también sobrevalorada, el cineasta regresa al combate urbano, callejero que frecuentó en ‘Sin tregua’, aquí con la coartada del thriller fantástico y el cómic de John Ostrander, en una especie de distopía política que mezcla villanos que podían trabajar en ‘Cuarto milenio’, con misiones ultrasecretas y gobiernos sin escrúpulos, o sea como casi todos. La materia prima no es nada desdeñable pero decepciona porque Ayer insustancial y ruidoso, desaprovecha cualquier camino tras un aceptable arranque al presentar la singularidad de cada personaje. Casi todo es postureo en este filme de poses, estereotipado, que combina la ultraviolencia con un tono fantástico festivalero, visualmente manido y con escasa consistencia. Dispersa y tendente al gesto fácil y directo, ‘Escuadrón suicida’ precisamente carece de aliento cuando el trasfondo anárquico de la historia pedía a gritos un soplo fresco de contundencia y personalidad narrativas. Casi todo parece impostado en esta reunión de antihéroes dispuestos a salvar el mundo haciendo un paréntesis en sus estancias carcelarias. Superficial, catalogando los tópicos, usando y manipulando temas musicales como pequeños clips que juegan con la obviedad emocional y la superposición de flashbacks, invita al desencanto, por no citar los diálogos inanes, mal encajados y absurdos de muchas de las situaciones. Aquí todo pretende ser superlativo, desde la maldad a la bofetada, desde el maquillaje y la capa de vulgaridad revestida de profundo mensaje, a la acción y la violencia que pretende tapar con efecto explosivo la falta de coherencia de un argumento más concebido con guiños y complicidades, desde Batman a Gotham City, que a dotar de cordura las idas y venidas de sus personajes. Hay mucha confusión en este batiburrillo feísta y reiterativo. Un baile de máscaras de superhéroes cansinos, muy de diseño y prefabricados, que danzan sin ton ni son. David Ayer se muestra pasivo y rutinario, como si hubiese topado con un álbum de clichés arrugados a lo que hace desfilar. Por si fuera poco tampoco asoma el recurso del humor como un flotador necesario. El toque de redención que atraviesa al personaje de Smith solo es una prueba más de la impotencia de un filme que deambula con su fauna como equipaje en un arca fantástica en busca de un mar de transgresión que aquí es pura olita. Ni subversiva ni anormal.El poder, el del sistema y el de los blockbuster reinventados, dispuestos a convertirse en nuevas franquicias, sigue intacto.

Temas

critica, escuadron, suicida, trailer

Guillermo Balbona comenta la actualidad cinematográfica y los estrenos de la semana

Sobre el autor

Bilbao (1962). Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense. Ser periodista no es una profesión, sino una condición. Y siempre un oficio sobre lo cotidiano. Cambia el formato pero la perspectiva es la misma: contar historias.

August 2016
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031