Blogs

Diego Ruiz

El Economato

Una de arroz con bogavante

Resulta que el arroz con bogavante me empieza a empalagar tanto o más que la aburrida y cansina cebolla caramelizada o el inevitable pulpo a la brasa con espuma de patata, o lo que fuera que acompañe a esa pata tentaculada que no falta en ningún restaurante de nuestra geografía. Allá donde voy me encuentro el arroz con bogavante –caldoso o meloso– como plato estrella de la casa. Y en cada una de ellas, además, presumen de tener un cocinero con una mano sabia para preparar ese plato que, al parecer, sigue enamorando a indios y vaqueros.
El arroz con bogavante, no nos engañemos, tiene el mismo misterio que el juego de la selección española de fútbol. Es decir, ninguno. Tiqui-taca o unos buenos productos –desde un fumé consistente hasta un arroz de calidad– cocinados con técnica, respetando los tiempos de cocción, las cantidades de sal y ese reposo necesario antes de servir. Vamos, que cualquiera de nuestras madres bordaría un arroz con bogavante, sin necesidad de ponerse la chaquetilla blanca y el gorro de chef. Con el delantal de toda la vida –el mono de trabajo de las amas de casa– y la cuchara de madera se bastarían para sorprender a cherokees chiricahuas y casacas azules.
Lo que no entiendo es por qué sigue siendo el arroz con bogavante algo tan demandado, si realmente lo es, para que esté en un destacado lugar en las cartas de una amplia mayoría de los restaurantes de nuestra región. Y me pregunto además: ¿hay tanto bogavante en el mundo para abastecer las cámaras de las cocinas cántabras?
Me pasa lo mismo con la pata de pulpo a la brasa. Se puso de moda hace unos pocos años, como un posible ‘sustituto’ al ‘a feira’ gallego, y ahí se mantiene en los primeros puestos del hit parade gastronómico. Impertérrito, desafiante y recomendado por camareros y maitres nada más sentarte en la mesa. Me consta, además, que la mayoría del pulpo que nos sirven se adquiere ya cocido y envasado, listo para arrojar sobre ascuas candentes. Me cuentan que el de Don Bocarte es de los mejores.

Temas

Otro sitio más de Comunidad de Blogs de El Diario Montañés

Sobre el autor

Santander 1960. Universidad de Cantabria. Sección de Deportes, Cantabria en la Mesa y, a veces, algo de toros. En la redacción de EL DIARIO MONTAÑÉS desde 1984 pasando por casi todas las secciones.

julio 2018
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031