Blogs

Jesús Serrera

A Capella

El PRC mete presión en los Presupuestos

Puede que el dinero no dé la felicidad, pero, cuanto menos hay, más problemas surgen. Ahí están cada vez más cerca los Presupuestos de Cantabria para 2017, necesariamente exiguos por la falta de ingresos, pero llenos de conflictos. El Gobierno regional PRC/PSOE tiene por lo menos tres frentes abiertos: el primero contra el ‘malvado’ Montoro que desde el Gobierno en funciones aprieta las tuercas sin misericordia, el segundo derivado de la minoría parlamentaria que le obliga a depender de una alianza externa que este año Podemos ha vuelto más complicada. El tercero alude a la creciente competencia entre los socios del Ejecutivo por el liderazgo político y también por las prioridades y la distribución de los recursos presupuestarios.
En esta última pugna, el PRC se ha lanzado con brío a exhibir su capacidad como motor de desarrollo regional con proyectos relevantes como el eje logístico Santander-Torrelavega a partir de la expansión del Puerto, el Plan Industrial, el Año Santo Lebaniego y algún otro todavía por concretar. El despliegue busca también amortiguar las dudas extendidas sobre la capacidad de iniciativa del Gobierno Revilla, largo tiempo refugiado en el lamento por el olvido y la enemistad de Madrid.
En un horizonte amplio, el PRC se propone irradiar la potencia de unas siglas que trasciendan al sello personal de su fundador y líder histórico, Miguel Ángel Revilla. En el PRC todos creen o quieren creer que a Revilla, diga lo que diga, le queda recorrido más allá de 2019, siempre que la salud le respete y la economía regional mejore lo suficiente para reducir la cifra de parados hasta una cifra razonable, por debajo de 30.000.
Pero se trata también de aguantar el tirón cuando llegue el día después de Revilla. Todo un desafío. La teoría regionalista es elemental: ya que el líder es irrepetible, habrá que hacer más grande al partido. Con 100.000 votos consolidados en tres elecciones consecutivas y 12 diputados en la Cámara, a muy corta distancia del PP, una gran implantación rural con 40 alcaldías y otras 20 de gobierno compartido con el PSOE, la asignatura pendiente son las grandes áreas urbanas.
La cúpula del PRC prepara para el mes que viene una ‘cumbre’ en Santander con más de 500 dirigentes para lucir los proyectos en cartera, y sobre todo, para hacer una demostración de fuerza y proyección hacia el futuro. También frente a su socio en el Gobierno, el PSOE, que justamente atraviesa momentos difíciles, por la crisis del partido en toda España y por el acoso al que le somete Podemos en Cantabria a cuenta del ‘caso Sodercán’.
Con independencia de las estrategias a largo plazo, la efervescencia regionalista tiene también un objetivo más inmediato, el de meter presión al PSOE en el tenso tira y afloja que mantienen sobre los Presupuesto de 2017 que, en principio, el Gobierno ha de presentar en el Parlamento antes de que termine octubre. Luego habrá tiempo hasta diciembre para negociar el voto que le falta al Ejecutivo en la Cámara para aprobar las cuentas.
Preservar la ‘trinidad sagrada’ –sanidad, educación, atención a la dependencia–, que corre a cargo de los socialistas, fue la prioridad indiscutida en los primeros Presupuestos de la legislatura. Pero ya no lo es tanto para el PRC, que reclama un margen mayor para su área de gestión en este segundo ejercicio. Más aún, los regionalistas afirman que sin inversión ni proyectos que estimulen el empleo, en definitiva, sin crecimiento económico, ni siquiera será posible mantener los servicios básicos mucho tiempo.
O sea, que los regionalistas, como socios mayoritarios de la coalición que sostiene al Gobierno, exigen más cuota. El PSOE admite que si bien administran un 80% de los recursos, casi todo se les va en pagar salarios y servicios, y el PRC responde que si hay dinero para Sodercán, para Medio Ambiente y hasta para encargar un mapa de los murciélagos en Cantabria, tiene que haberlo también para obras públicas, industria o turismo.
El PSOE acusa recibo de la ofensiva regionalista, pero no se deja impresionar demasiado. A los proyectos que el socio ‘vende’ en exclusiva replica con una irónica bienvenida a su propio programa electoral, como en el caso del futuro centro logístico. Y a la demanda de más recursos, con la resignada sinceridad de que no hay más cera de la que arde.
‘Si quieren más dinero, que se lo pidan a Montoro’, sugiere el PSOE, que predica con el ejemplo. La vicepresidenta y líder socialista, Eva Díaz Tezanos, y su consejero Juan José Sota dirigen estos días al ministro de Hacienda el mismo discurso que Revilla ha transitado tantas veces. A ver si tienen más éxito.

Temas

Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, sin acompañamiento instrumental

Sobre el autor

Bilbao. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. En El Diario Montañés desde 1982. Subdirector. Sobre este blog: Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, pero sin acompañamiento instrumental. Se agradecen las sugerencias para mejorar el repertorio.

October 2016
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31