Blogs

Guillermo Balbona

Fuera de campo

El libro de la selva

Lo más y lo menos

 Año 2016 Estados Unidos Director: Jon Favreau. En el original voces de Neel Sethi, Bill Murray, Ben Kingsley, Idris Elba, Lupita Nyong’o, Scarlett Johansson. Género: Aventuras. Fantástico. Animación. Salas: Peñacastillo y Cinesa 

Acude al Disney clásico y sacude la imperecedera aventura. Y se ampara en la complicidad de la infancia recuperada con cierta mirada adulta. Visual, técnicamente es un prodigio, lo más. Pero hay cierta pereza y acomodo en el discurso, con escasos riesgos y exceso de metraje. Es ‘El libro de la selva’ trasplantado de la que fuera última obra del mito del cine, Walt, en el fin de su primera época dorada.

Jon Favreau, cineasta de ‘Chef ‘ y de las entregas de ‘Iron Man’, es una reinterpretación digital atractiva de las historias de Rudyard Kipling y de los documentales naturalistas y fábulas de la vida natural que se sucedieron en los años 50, sobre todo, aunque aferrada a una ligereza coreográfica donde prima el despliegue de medios y se subordina la narración, el tono de la aventura. El director de ‘Cowboys & Aliens’ mantiene las canciones y, como corresponde a la época, apuesta por la acción en detrimento de ese perfil entre dulzón y emocional que estaba en el ADN Disney. Tampoco contribuye a aumentar la fascinacion el escaso carisma del niño Mowgli, hasta el punto paradójico de transmitir la sensación de que es la criatura con menos vida de la película frente a los animales parlantes de esta jungla de diseño perfeccionista.

Favreau gira y gira con sus criaturas para dibujar una geografía que discurre en los límites entre las imágenes reales y las generadas por ordenador en un lugar intermedio entre Pixar y lo que supuso ‘Avatar’.  Con tanta fascinación digital la trama, algo fría y mecánica, queda solapada por el empeño tecnológico. Están, por supuesto, Ka, el rey Loui y el oso Baloo, con voces de estrellas de Hollywood aunque el futuro aún no ha llegado y el doblaje manda.

Naturaleza, mensaje sobre la integración y lo diferente, humor e hiperanimación sofisticada. En realidad todo tiene bastante de trampantojo. Una cinta eficaz, que nunca profana el original y que como reserva de fauna parlante funciona sin fisuras. Desde la nostalgia se dirá que aquí se canta poco y, desde luego, falta encanto. Un tratado hiperrealista, deslumbrante muchas veces por su sofisticada destreza hipertecnológica, pero carente de esa desgarradura mágica de su referente. Movimientos, miradas, encuadres y el juego de espacios son las constantes vitales de esta apelación permanente a quedar asombrado ante la naturaleza.

Lo que en otros tiempos fue el cartón piedra, aquí y ahora es la demostración pirotécnica de un lujoso artefacto que mira de frente a la aventura. Hay estereotipos y reflejos humanos simbólicos en cada criatura, pero también unas ganas enormes de perseguir lo esencial, de buscar ‘lo más vital’.

Temas

Guillermo Balbona comenta la actualidad cinematográfica y los estrenos de la semana

Sobre el autor

Bilbao (1962). Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense. Ser periodista no es una profesión, sino una condición. Y siempre un oficio sobre lo cotidiano. Cambia el formato pero la perspectiva es la misma: contar historias.

April 2016
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930