Blogs

Guillermo Balbona

Fuera de campo

Melancolía en Cineccità

Qué extraño llamarse Federico
2013 Italia Director: Ettore Scola.Reparto:Federico Fellini, Vittorio Viviani,Sergio Rubini, Antonella Attili, Tommaso Lazotti. Documental. Sala Bonifaz. Filomoteca de Cantabria.Desde el miércoles. Toda la semana

A medio camino entre la nostalgia, la devoción y la reivindicación de una mirada sobre el cine que es, al cabo, una mirada sobre la vida, el gran Ettore Scola se refleja en el universo Fellini. En realidad, este documental devocionario, cómplice y habitado por querencias es un pequeño trayecto hacia el hombre a través de territorios hoy olvidados: la conversación, el valor de la amistad, los mundos compartidos sin competencia y  las pasiones, en una mezcla de homenaje y retrato de cercanía.

Al cumplirse el veinte aniversario de la muerte del autor de ‘Amarcord’, Scola decide bucear en recuerdos y traza un trayecto mágico de archivo, documento y testimonios, siempre con Cineccità al fondo. No es un simple perfil entregado al otro, sino una indagación deliciosa, que descubre detalles, siluetea nuevas aristas del cineasta y revela matices del hombre, su pensamiento y su lugar en el mundo. Hay, por supuesto, cierto deje de hermano entregado pero sin llegar a la hagiografía porque tampoco está interesado el director de la maravillosa ‘El baile’ en lo meramente biográfico. Hay algo sensorial que busca la entraña del cine y es en ese punto donde ‘Qué extraño llamarse Federico’ se eleva y supera el encuadre de cualquier documental.

Scola persigue a Fellini porque en ese gesto aflora el propio cine, su identidad y su sentido. Frente a los tópicos que rodean la mitología de lo felliniano, el cineasta de ‘Macarrones’ agita generosidad y afecto para generar otro estado cinematográfico que permite el reencuentro y la revelación. Los primeros pasos de ambos cineastas en una revista satírica sirven de catalizador. Y a partir de ahí, entre recuerdos, imágenes rescatadas y otras recreadas surge el cine de verdad que se sublima si uno era ya un consumado drogadicto de lo felliniano. Rodajes como el de ‘La dolce vita’, los entresijos del casting para Casanova, las reflexiones del maestro se suceden en un filme fluido, diferente, en el que tan pronto aparecen los nietos del homenajeado como una estética devocionaria y una permanente nostalgia con atmósfera de ‘Roma’.

Frente a la complejidad del mundo de Fellini, asoma la caricatura, el hallazgo de una imagen documental, las raíces satíricas, las aportaciones dramatizadas, el genio y el ingenio. Caricatura y nostalgia. Probablemente todo no muy diferente de si el maestro hubiese estado vivo. Y como no podía ser menos un guiño onírico, de plano secuencia y danza, en el que se recorre Cinecittà de igual modo que se reconstruye el paisaje de un paraíso perdido. Y en esa pérdida también está el propio cine italiano y una manera de mirar a la vida.

Temas

Guillermo Balbona comenta la actualidad cinematográfica y los estrenos de la semana

Sobre el autor

Bilbao (1962). Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense. Ser periodista no es una profesión, sino una condición. Y siempre un oficio sobre lo cotidiano. Cambia el formato pero la perspectiva es la misma: contar historias.

July 2015
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031