Blogs

Guillermo Balbona

Fuera de campo

Épica de la diferencia

X-Men: Días del futuro pasado 

Estados Unidos. 2014. 130 m.  Director: Bryan Singer. Intérpretes: Hugh Jackman, James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Ian McKellen, Patrick Stewart, Ellen Page.  Salas: Peñacastillo y Cinesa

Mutatis mutandi los mutantes encuentran otra vida en pantalla a través de una arriesgada pirueta entre el viaje en el tiempo, la  coherencia con el resto de la saga y la sofisticación. Lo cierto es que ‘X-Men: Días del futuro pasado’ roza la excelencia al combinar una narración sólida, un rizo que supera los temores de las forzadas prótesis de las franquicias y una elegancia visual extrema. Además cada personaje, dentro de esa orquestación coral de los personajes de la Marvel, tiene su protagonismo y su deslumbrante sello de identidad.

Cómic, emociones, ironía de fábula política con Vietnam, Nixon y JFK como fondo argumental y un sentido del fantástico que concede mayor personalidad a la apuesta, independizándola de la propia saga. Una secuela con sentido de la grandeza sin caer en ampulosos manierismos, jugando con el tiempo con verdadera elegancia.

Bryan Singer es un mago que lo mismo imprime sentido sinfónico a este reencuentro con atmósfera setentera que se permite jocosas vueltas de tuerca con Lobezno como personaje casi preferente. Aunque el espectador primerizo de la saga se sentirá un poco huérfano, la película utiliza con inteligencia el pasado, presente y futuro de sus criaturas y hace uso de la acción con un tono que mezcla a la perfección lo operístico con lo intimista. Precisamente uno de sus factores más atractivos y arriesgados es su equilibrio a la hora de empapar la acción con lo reflexivo, lo trascendente con lo frívolo, el entretenimiento con una hondura emocional y existencial.

Entre superpoderes y exaltaciones visuales, esta entrega coquetea con sus precedentes y da un paso más en la definición de los personajes. El profesor Singer enseña el camino a sus poderosos discípulos y todo adquiere una mezcla de iniciación y lucidez  muy humanas. El reparo compite en estrellas pero no se deslumbran unas a otras porque el cineasta controla y dosifica la apariciones. Hay un malo con mucha miga, la digital y la otra, y eso garantiza que la función gane peso. El blockbuster tiene piel y sangre y hueso. No es un artefacto. Aquí el filme reinventa la franquicia sin traiciones. Acerca de una manera más revolucionaria el guión y el dibujo originales y se permite un corte de manga a  cualquier ‘decisión final’. La coincidencia en cartelera con ‘Al filo del mañana’ no deja de ser un guiño curioso que siembra y opone el fértil campo minado de los juegos temporales. Déjense llevar: este magnífico laberinto está abierto como un viaje al pasado con mucho futuro.

Temas

Guillermo Balbona comenta la actualidad cinematográfica y los estrenos de la semana

Sobre el autor

Bilbao (1962). Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense. Ser periodista no es una profesión, sino una condición. Y siempre un oficio sobre lo cotidiano. Cambia el formato pero la perspectiva es la misma: contar historias.

June 2014
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30