Blogs

Álvaro Machín

El Paseante

Saber de lo que pisas

Tal vez sea una utopía pedir que la cabeza se levante algo menos de un palmo. Que deje la pantalla y el ‘like’ y que mire. Que descubra que pasear puede ser hasta terapéutico. Que andar y ver a la vez espanta fantasmas –a mí, a veces, me ha servido hasta para pensar–. Y, así, fijándose en los lugares por los que uno pasa cada día sin fijarse tal vez hasta vea. No sé, la placa en latín que hay en un edificio de Calvo Sotelo (‘Prima ex igne renata’). O la que hay ante la puerta de un cementerio entre casas en Cazoña (‘Cementerio protestante inglés. Año 1964’). Quizás, incluso, viendo se pregunte por qué. Qué significan esas palabras en latín, qué narices hacen esas tumbas entre edificios y tendales… O por qué el gesto de dolor de la escultura de una mujer en el monumento que hay frente a las terrazas de Calderón de la Barca.

 

Estos días, que me ha tocado escribir mucho sobre todo esto, hice el experimento cercano de preguntar. A críos próximos. Qué sabían de algo llamado Machichaco. Les sonaba de oídas, pero poca cosa. Y, desde luego, nada del monumento. Y yo pensé, sin repartir culpas, que a menudo los que ya no somos críos viajamos por el mundo y nos ponemos estupendos leyendo guías y rebuscando blogs de asuntos y lugares, sin duda, maravillosos. Que contamos a la vuelta la anécdota histórica y pintoresca de una taberna de Londres. Que damos la tabarra a los amigos con el vídeo del baile tribal de un grupo de tipos disfrazados de nativos que vimos al bajarnos del bus cerca del hotel de cinco estrellas. Que nos aprendimos de memoria en Samarcanda las conquistas de Tamerlán. Pero que jamás le hemos dicho a un chaval que levante la cabeza del Instagram al pasar cerca de la Estación Marítima para contarle una historia apasionante. Una tragedia que cambió por completo la ciudad en la que vive. Para hacerle partícipe de su trozo de mundo con un relato que le dejaría con la boca abierta. Y que, tal vez, hasta le guste.

 

*Texto publicado en el suplemento cultural Sotileza dedicado a la tragedia del ‘Cabo Machichaco’ y escrito tras publicar varios reportajes en la edición en papel del periódico con motivo del 125 aniversario del suceso. Algunos de esos reportajes pueden verse en la edición digital pinchando aquí  

Artículos de opinión sobre la vida cotidiana

Sobre el autor

Santander (19 de noviembre de 1976). Licenciado en Periodismo. Ha compaginado durante años su labor en la prensa con trabajos en radio y televisión. Autor del blog 'El paseante'.


November 2018
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930