Blogs

Jesús Serrera

A Capella

El 24-M se decide en los municipios

A ocho días del 20 de abril, el límite que fija la ley, los dos principales partidos de Cantabria, PP y PRC, no han decidido todavía las candidaturas con las que competirán en las elecciones autonómicas del 24 de mayo y ponderan minuciosamente el aporte político de cada nombre y, sobre todo, los dolorosos descartes. Unos y otros invocan la inspiración de comités electorales y ejecutivas regionales para solventar este trámite, pero nadie se llama a engaño: serán los que Ignacio Diego y Miguel Ángel Revilla señalen.
En la política municipal, con 102 ayuntamientos y más de un millar de ediles por elegir, titulares, suplentes y pedáneos, los partidos no pueden andarse con tantos miramientos a la hora de hacer las listas. Populares y regionalistas tiran de lo que tienen, del valor probado en las urnas –casi 60 alcaldes los primeros, la mitad los segundos– mientras que el PSOE acomete una renovación a gran escala para salir del declive.
El 24-M resolverá una incógnita del nuevo tiempo político: si el poderío de los tres grandes partidos, con listas cerradas en prácticamente los 102 ayuntamientos de Cantabria, es suficiente para mantener a raya a formaciones como Podemos o Ciudadanos, que han asomado con fuerza en las encuestas –y también en las elecciones andaluzas–, a pesar de que sus organizaciones municipales son muy limitadas y de que tampoco cuentan con líderes locales conocidos para arrastrar el voto autonómico a su favor.
En estas elecciones, el PP se aferra como nunca a su gran potencia municipal y eso que en los alcaldes se detecta la tendencia a tomar distancia con unas siglas que han sufrido un evidente desgaste y a confiar más en su impronta personal y en su gestión. En cualquier caso, casi todos los regidores populares estarán en liza, para ganar en sus plazas y empujar el voto regional hacia su partido. Los dos perdidos en las mociones de censura de Torrelavega y Mazcuerras se compensan con la incorporación de los hasta ahora independientes de Valdáliga y Las Rozas.
La única duda alude al alcalde de Noja, Jesús Díaz, pero el hecho de haber evitado esta semana la ‘foto’ de su llegada a los Juzgados para declarar como imputado mejora sus opciones de repetir. El ‘caso Noja’ ha merecido un amplio debate en el PP:  a Díaz le avalan sus resultados, alcalde desde 1988, pero la última victoria en 2011, con el ‘tsunami’ soplando a favor del PP, fue bastante ajustada, así que ahora no le será fácil conservar el bastón de mando.
El PP no escatima la munición en la batalla municipal: nada menos que tres de los cuatro diputados en el Congreso serán números uno: María Jesús Susinos (Entrambasaguas), José María Alonso (Colindres) y Javier Puente (Ribamontán al Mar).
Al igual que el PP, el PRC también tiene prácticamente cerradas sus listas en los 102 municipios y a su treintena de alcaldes movilizados. Con algunas excepciones: Adolfo Izaguirre (Guriezo), enfrentado con su partido, será candidato de Compromiso por Cantabria, y le sucede Ángel Llano en el PRC. José Luis Cobo (Selaya) rompió con Revilla al principio de la legislatura y será sustituido por Alejandro Rivas. Antonio Fernández Diego (San Roque de Riomiera) anduvo jugando a dos barajas hasta que, después de que los regionalistas optaran por elegir otro candidato (Jorge Vian), aquél se decidió a encabezar la lista del PP.
El ‘mercado de fichajes’ no ha estado muy movido esta vez. El PRC presenta en Argoños a Lydia Fernández, que llega del PP y es hija del que fuera alcalde conservador de ese municipio muchos años, Joaquín Fernández San Emeterio. El PSOE se enteró tarde de que su nuevo número uno en Las Rozas José Carlos Lantarón, era un exconcejal expulsado del PP tras ser condenado por pirómano.
Los regionalistas renuevan candidatos en Torrelavega, con Javier López Estrada, y Castro Urdiales, con Jesús Gutiérrez Castro, y en otros municipios importantes como Piélagos, Bezana y Miengo.
Pero es el PSOE, con unas 95 listas ya ultimadas, el partido que ha acometido una mayor renovación municipal para frenar el declive, de los 26 alcaldes de 2003 a los 9 de 2011 (11 ahora, mediante dos mociones de censura). Además del estreno de Pedro Casares en Santander y de José Manuel Cruz Viadero en Torrelavega, el PSOE ha tenido que buscar sustitutos a dos de sus regidores más potentes, José Ángel Hierro (Colindres) y Miguel Ángel González Vega (Val de San Vicente) y nuevos candidatos en ayuntamientos importantes como Camargo, Piélagos, Santoña, Bezana, Los Corrales de Buelna, Medio Cudeyo, San Vicente de la Barquera o Cartes.
Fuera de los tres grandes partidos, la cobertura de las elecciones municipales es muy limitada, y en lo que concierne a la izquierda, tan conflictiva como de costumbre. IU, antes de que se rompiera su coalición con Equo y algunos grupos independientes, manejaba 32 candidaturas. Podemos, en su guerra interna sin cuartel, no se presenta a los comicios municipales, pero se proponía alentar plataformas electorales en Santander, en Torrelavega y en la comarca del Asón. Ciudadanos había seleccionado Santander, Torrelavega, Bezana y Piélagos mientras que UPYD se presentará en las dos grandes ciudades, en Piélagos y en El Astillero.

Temas

Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, sin acompañamiento instrumental

Sobre el autor

Bilbao. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. En El Diario Montañés desde 1982. Subdirector. Sobre este blog: Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, pero sin acompañamiento instrumental. Se agradecen las sugerencias para mejorar el repertorio.

April 2015
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930