Blogs

Jesús Serrera

A Capella

Un aviso a navegantes

“Veremos si todos los que están proclamando el cambio están a favor del cambio o están a favor del poder. Los socialistas en otras ocasiones fuimos generosos y apostamos por el cambio. Esta vez la oportunidad de ser generosos les corresponde a otros, esta vez el cambio lo vamos a liderar nosotros”.
La frase, cuidadosamente preparada por Eva Díaz Tezanos, logró el clamor que buscaba en la comida de Año Nuevo del PSOE de Cantabria, con 766 personas llenando la sala y lista de espera por la anunciada presencia de Pedro Sánchez, que finalmente no asistió por haber viajado a la gran manifestación de París. Después de muchos desencuentros internos y otros tantos reveses electorales, se percibió entre los socialistas un cierto optimismo y un notable grado de cohesión. También el día anterior en el Comité Regional, que aprobó con una rara unanimidad el informe político de la ejecutiva y los candidatos locales que ya han sido designados para las elecciones de mayo.
Lo de la líder socialista fue todo un aviso a navegantes con vistas a las elecciones de mayo para reclamar al PRC de Revilla la devolución del inusitado favor que Rodríguez Zapatero le hizo en el año 2003, cuando degradó al PSOE para convertir en presidente de Cantabria al líder del partido menos votado de los tres que llegaron al Parlamento (PP 18, PSOE 13 PRC 8).
Eva Díaz Tezanos ha tratado de marcar distancias con el regionalismo desde que accedió a la Secretaría General de su partido en la primavera de 2012, apenas unos meses después de que la coalición PRC/PSOE fuese desalojada del Gobierno, y ella misma de la Consejería de Educación, por la histórica mayoría absoluta del PP en las urnas.
Pero nunca de forma tan contundente como ahora. El nuevo discurso se propone desmentir ese planteamiento displicente con el PSOE que a menudo publicita el PP: «Solo hay dos alternativas: o Ignacio Diego o Miguel Ángel Revilla». Pero también opera en el mensaje de Díaz Tezanos la clave interna: quiere cerrar las heridas en la medida de lo posible y asume tácitamente el reproche principal mantenido por el sector crítico, sobre todo en la etapa comandada por Dolores Gorostiaga: los ocho años de coalición con el PRC, al margen de la gestión gubernamental, han supuesto una dolorosa sangría para el PSOE en las sucesivas elecciones: de 13 diputados a 7, de 26 alcaldes a 9. «Antes podíamos decir que no sabíamos cómo sería gobernar con Revilla, ahora ya no podemos decirlo», admiten en el PSOE.
El recado de Díaz Tezanos al PRC no deja de ser, de momento, una declaración de intenciones en tiempo preelectoral. Para empezar, no es nada probable que PRC y PSOE sumen los 18 diputados que precisa la mayoría en la Cámara de 35 diputados. Mucho menos con la presumible pujanza de Podemos para entrar al Parlamento en condiciones de decidir sobre la gobernabilidad, ya que la mayoría absoluta también aparece muy lejana para el PP.
Revilla no se deja impresionar por el momento y ni se da por aludido en el mensaje de Díaz Tezanos. «El PRC se propone ganar las elecciones de mayo. Luego los pactos dependen de los programas y de los votos que cada uno saque, esto no es una ONG». «Nosotros siempre hemos estado dispuestos a hacer coaliciones políticas razonables», deja caer Revilla.
El PRC cree que ya ha demostrado con el PSOE la generosidad que reclama. Por ejemplo, en 2007, cuando la correlación de fuerzas cambio a su favor (PRC 12 diputados PSOE 10) y mantuvo el peso de los socialistas en el Gobierno, incluso en contra de la opinión de un sector de la cúpula regionalista que demandaba ampliar su cuota en el Ejecutivo de coalición.
Los planes y mensajes actuales deberán hacer frente a la realidad de las urnas en la noche del 24 de mayo, cuando unos y otros empiecen a hacer cábalas con la idea dominante de mantenerse en el poder o de volver a tomarlo. Hace mucho frío a la intemperie.
El PSOE exige a Revilla que esta vez le dé la Presidencia del Gobierno si salen las cuentas. No será fácil una renuncia de esa naturaleza para el gran líder del PRC en su última comparecencia electoral. Tampoco resultaría sencillo que PP y PRC reeditasen el pacto que les unió de 1995 a 2003, pero desde luego no es un imposible. En ese caso irían sobrados y en el PSOE lo saben y lo temen. Por el momento, y a cinco meses de las urnas, Díaz Tezanos marca una nueva etapa en las relaciones con el viejo socio regionalista: Revilla no será otra vez presidente de Cantabria con los votos socialistas.

Temas

Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, sin acompañamiento instrumental

Sobre el autor

Bilbao. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. En El Diario Montañés desde 1982. Subdirector. Sobre este blog: Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, pero sin acompañamiento instrumental. Se agradecen las sugerencias para mejorar el repertorio.

January 2015
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031