Blogs

Jesús Serrera

A Capella

De la Sierra guía la transición del PRC

 

 

Rafael de la Sierra tiene mucho peso político, autoridad moral y muy pocos enemigos en el PRC. Por eso, cuando el comité ejecutivo, expectante ante los cambios orgánicos que traería el congreso de diciembre, conoció la semana pasada la idea de Miguel Ángel Revilla de transferir a su número dos plenos poderes de control y organización del partido, la propuesta tuvo el respaldo unánime de todos los dirigentes regionalistas. Y hasta la adhesión expresa del otro vicesecretario general, Francisco Javier López Marcano, que siempre ha sido señalado como el sucesor natural de Revilla. A sus 66 años, Rafael de la Sierra tiene muy claro que no será él, porque tampoco aspira a ello, quien tome el relevo del carismático fundador del PRC, dispuesto a afrontar en mayo sus últimas elecciones. El plan de De la Sierra es conducir la transición y la renovación del PRC –mejor si es en el Gobierno, pero también en la oposición– hacia la nueva etapa histórica, bien sea con López Marcano al frente o con otro dirigente de una generación más joven que sea capaz de consolidar su liderazgo. Marcano, a punto de cumplir 60 años, aparece ahora fortalecido tras superar, al menos en parte, los problemas legales que le hacían más vulnerable frente a los adversarios del PP, pero también, ¡ay!, para algún que otro ‘compañero’ del partido en las vísperas del congreso.
De la Sierra ya desarrollaba muy amplias funciones en el PRC, desde la dirección y portavocía del grupo parlamentario a la coordinación de las campañas electorales y hasta para ‘apagar los fuegos’ que en estos últimos cuatro años han ardido en el seno del partido, en Santander, Laredo, Guriezo o Castro Urdiales. Ahora, su mando, autonomía y capacidad de decisión serán aún más visibles. También asumirá la coordinación municipal que en esta legislatura había estado a cargo de una suerte de bicefalia con Guillermo Blanco y Fernando Fernández que no ha resultado muy operativa. En los próximos días, De la Sierra presentará a la cúpula del partido su modelo de organización orgánica diseñado en tres áreas geográficas.
Torrelavega es un punto de riesgo para el PRC. La agrupación regionalista, la más numerosa de Cantabria, un millar largo de afiliados bajo el indiscutible liderazgo de López Marcano, debe elegir candidato para los comicios y el asunto puede resultar peliagudo pues se maneja más de un aspirante: el concejal Javier López Estrada, hijo de Marcano, y el portavoz, primer teniente de alcalde y candidato en 2011, Pedro García Carmona, distanciado con la cúpula local del partido. En medio de esa tensa pugna, puede abrirse camino una ‘tercera vía’ favorable al también concejal Pedro Pérez Noriega. La dirección regional del PRC confía, en todo caso, que el candidato elegido tenga un amplio respaldo y no haya excesivas fricciones. López Marcano será decisivo en este trámite.
En Santander, el PRC ratificará en la asamblea del 25 de enero el liderazgo de José María Fuentes-Pila como secretario general, y también será de nuevo el candidato a la Alcaldía con el desafío de mejorar sustancialmente la actual representación de cuatro concejales, entre ellos el recién llegado Bernardo Colsa, un pilar principal del grupo mayoritario del regionalismo en Santander. Los críticos, minoritarios, no presentarán batalla esta vez.
El PRC cuenta con que la mayor parte de los 31 alcaldes regionalistas volverán a estar en la foto electoral, incluidos los más veteranos y/o influyentes: José Antonio González Linares (San Felices de Buelna), Francisco de Asón (Ribamontán al Mar), José Miguel Barrio (Reinosa), María Teresa Noceda (Comillas), Ángel Sainz (Villacarriedo), Gumersindo Ranero (Bárcena de Cicero), Rafael Lombilla (Puente Viesgo) o José de la Hoz (Bareyo). Una excepción será el regidor de Selaya, José Luis Cobo, enfrentado tiempo atrás con Revilla y actualmente cercano al PP, aunque en principio no estará en ninguna lista. En el arco de la bahía está previsto que repitan los candidatos de 2011 en Camargo y El Astillero, pero no, desde luego, en Bezana, donde hace cuatro años ficharon al que fuera alcalde popular durante 24 años, Jerónimo Antonio Velasco, un fiasco que se saldó con un cisma interno y solo dos concejales electos. En Piélagos también podría haber cambios y en Potes el PRC busca candidato para, al menos, tener alguna representación en la capital de una comarca en la que ya gobiernan Camaleño y Vega de Liébana.
En Castro-Urdiales, el candidato probable es Jesús Gutiérrez, que hizo mucho ruido al ‘tomar’ el partido con más de 400 nuevos afiliados. En Laredo el objetivo es superar la ruptura interna de hace siete meses cuando sólo uno de los tres concejales, el portavoz municipal, Pedro Diego, acató la ruptura con el PP ordenada por el comité local del PRC.
Un caso especial es el del veterano alcalde de Guriezo, Adolfo Izaguirre, quien cesó en septiembre a sus cinco concejales, en contra del criterio de la dirección del PRC. Ahora será el comité local el que tome la decisión de mantener o cambiar al candidato.

Temas

Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, sin acompañamiento instrumental

Sobre el autor

Bilbao. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. En El Diario Montañés desde 1982. Subdirector. Sobre este blog: Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, pero sin acompañamiento instrumental. Se agradecen las sugerencias para mejorar el repertorio.

January 2015
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031