Blogs

Jesús Serrera

A Capella

El duro paisaje del día después

 

 

 

El día después de la batalla de las primarias de Torrelavega dibuja un paisaje duro, sombrío, lleno de confusión e incertidumbre en el PSOE, a solo siete meses de las elecciones. La victoria contundente de José Manuel Cruz Viadero y su designación como candidato en 2015 frente al aparato del partido supone que la moción de censura para desalojar a Ildefonso Calderón y al PP del gobierno local, que ya era muy discutida entre los ciudadanos, tampoco tenía el apoyo de la mayoría de los afiliados socialistas, y que la gestión de Lidia Ruiz Salmón en la Alcaldía durante los últimos nueve meses no les ha cambiado esa percepción inicial.
Perder la elección interna  con el bastón de alcaldesa en una mano y el mando del partido en la otra deja a Ruiz Salmón en una situación muy desairada, peor aún que la del ‘pato cojo’, como llaman en Estados Unidos y en México a los presidentes que pierden su autoridad cuando ya no pueden ser reelegidos. La alcaldesa queda sin peso político ante su partido, ante sus socios regionalistas en el Ayuntamiento y ante la ciudadanía.
Apenas unos minutos después de ver consumada su derrota en el escrutinio de las primarias, Ruiz Salmón declaraba estar dispuesta a mantenerse como regidora y secretaria general del PSOE de Torrelavega, como si ya tuviera analizado con el partido el peor de los escenarios. Tampoco hay mucho margen para la revolución en vísperas de las elecciones y en el PSOE temen que los remedios drásticos resulten ahora peor que la enfermedad, que una nueva crisis interna contamine todavía más al partido en tan difícil trance.
Para empezar, el vencedor de las primarias, Cruz Viadero, no puede ser alcalde, porque no está ya en la Corporación, ni tampoco en la dirección del PSOE en Torrelavega. Una extraña situación que puede suponer al candidato algún déficit de visibilidad de cara a las elecciones, no tanto en el partido que ya le ha otorgado el liderazgo, sino en el cuerpo electoral. Y Cruz es muy consciente de que el PSOE debe poner los medios suficientes para paliar esta carencia.
La responsabilidad por la derrota de Ruiz Salmón se extiende a la ejecutiva del PSOE de Cantabria y a su líder, Eva Díaz Tezanos, pues al avalar la moción de censura propiciaron la fractura interna saldada con la expulsión del partido de Blanca Rosa Gómez Morante y la renuncia como concejal de Cruz Viadero, que se oponían a la maniobra.
Después de que la dirección regional del PSOE se haya volcado, con tanta intensidad como poco éxito, en la misión de que la alcaldesa ganase las primarias, no faltan quienes opinan que el ‘papelón’ de Torrelavega merecería un congreso extraordinario que depurase responsabilidades. Pero también ven el riesgo de encender esa mecha tan cerca de la cita electoral, con Eva Díaz Tezanos ya proclamada candidata a la presidencia del Gobierno de Cantabria.

Temas

Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, sin acompañamiento instrumental

Sobre el autor

Bilbao. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. En El Diario Montañés desde 1982. Subdirector. Sobre este blog: Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, pero sin acompañamiento instrumental. Se agradecen las sugerencias para mejorar el repertorio.

October 2014
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031