Blogs

Jesús Serrera

A Capella

Alcaldes en las trincheras

 

La reforma electoral en los municipios, que Mariano Rajoy pregona los lunes y frena los martes; las negociaciones entre los ayuntamientos y el Gobierno para la redefinición de los servicios y sus costes, el recorte de los fondos municipales en los Presupuestos regionales, la libertad de horarios comerciales en Santander y su entorno… La batalla política que aguarda hasta las elecciones de mayo de 2015 tiene abiertos varios frentes importantes en el ámbito local. Hace ya tiempo que la fractura producida en la Federación de Municipios de Cantabria (FMC) hizo saltar por los aires la unidad de acción, subordinada a los intereses de los aparatos de los dos partidos principales, PP y PRC, y desde luego no es previsible que se recomponga antes de la cita con las urnas.
La FMC celebrará el 17 de octubre la última asamblea de la legislatura. Antes, hacia finales de este mes, su presidente y alcalde de San Vicente de la Barquera, Julián Vélez (PP) y los miembros de su ejecutiva quieren comenzar a negociar con el Gobierno, a través de la consejera de Presidencia, Leticia Díaz, la aplicación de la reforma local, un asunto trascendente y delicado que ha generado en los últimos meses duras controversias, porque se trata de dibujar el nuevo mapa de los servicios en los municipios grandes y pequeños, las competencias y los costes que deben asumir una u otra administración.
La Federación de Municipios llega al proceso negociador herida por la escisión que se inició hace un año con el abandono escalonado de numerosos –pero no todos– alcaldes del PRC y algún independiente. La FMC está dominada por los 56 alcaldes del PP. Figuran también algunos regidores no adscritos a las grandes siglas y los once del PSOE, que decidió entonces, y no ha cambiado de idea, dar la batalla municipal desde adentro.
El grupo alternativo, la Federación de Ayuntamientos Cántabros, una veintena ya inscritos o en trámites, y presidido por Julián Fuentecilla, alcalde de Soba, prepara también en estos días la vuelta a las trincheras. Los criterios del Gobierno regional para el reparto de los fondos municipales es el origen de su fundación y su principal caballo de batalla, compartido por el PRC en el Parlamento. A su juicio, la fórmula de distribución del Ejecutivo resulta discriminatoria para los ayuntamientos pequeños, que han visto reducidos sus ingresos por esta vía hasta en un 50%.
En la FMC, Vélez y sus colaboradores  insistirán en ofrecer la mano tendida al grupo escindido para recomponer la cohesión, un factor vital a la hora de negociar los contenidos y el dinero de la reforma local, que a su juicio son «diez veces más importantes que los fondos municipales».
El PSOE ha señalado la reforma electoral en los municipios planteada por el PP como uno de sus ejes de oposición, que serán concretados en la reunión que la secretaria general, Eva Díaz Tezanos, tendrá con los dirigentes locales del partido sobre el 18 de septiembre. Los socialistas han presentado una proposición no de ley en el Parlamento e iniciativas similares en los ayuntamientos. En Santoña se ha aprobado una moción contraria al cambio electoral, en la que el PP se quedó solo en la votación, incluso sin sus socios del PRC y el Movimiento Falangista.
El PP defiende la reforma en los plenos locales, aun cuando no está claro si Rajoy se animará a materializarla para favorecer el gobierno de la lista más votada sin contar con el consenso del primer partido de la oposición. El PSOE ya ha dicho que no en esta legislatura y que ya se vería después con una fórmula a doble vuelta.
El PRC también se ha pronunciado en contra de la eventual reforma electoral, pero desde un perfil bajo. Y es entendible que los regionalistas se ‘tapen’ un poco en este asunto. El PSOE les invitó a un ‘pacto de progreso’ municipal para paliar la derrota en las elecciones de 2011 y la respuesta fue facilitar el gobierno del PP en una docena de ayuntamientos importantes.
El ‘delantero centro’
El conflicto sobre la libertad de horarios se centra en Santander, aunque afecta al comercio de su entorno urbano, incluso en Torrelavega. El PP le ha ido otorgando un peso notable al problema, tanto que el presidente Ignacio Diego ha desautorizado el calendario que el alcalde de Santander había acordado con el Gobierno. Íñigo de la Serna ha sugerido la falta de correspondencia en la lealtad institucional que antes le obligó a él a comerse otros ‘marrones’, como el cierre de La Pereda o el recorte de fondos municipales.
O sea, un desaire considerable cuando el alcalde todavía no ha comunicado si estará o no disponible en mayo de 2015. Como si en las altas instancias del PP ya hubiesen quemado las naves de la confianza en la continuidad: ‘Si se va De la Serna, por lo menos que no se lleve por delante los votos del comercio’.
Pero desde la distancia con el aparato no faltan quienes ponderan al alcalde y su alta cotización electoral, y sobre todo lamentan tanto desencuentro autodestructivo: ‘Cuanto tienes la suerte de contar con un delantero centro goleador, no puedes dejar que se te marche’, dicen entre el temor y la esperanza.

Temas

Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, sin acompañamiento instrumental

Sobre el autor

Bilbao. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. En El Diario Montañés desde 1982. Subdirector. Sobre este blog: Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, pero sin acompañamiento instrumental. Se agradecen las sugerencias para mejorar el repertorio.

September 2014
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930