Blogs

Jesús Serrera

A Capella

El curso político más tenso e incierto

La semana próxima, el miércoles 17 de septiembre, 79 largos y relajados días después de la última sesión plenaria, el Parlamento de Cantabria iniciará el nuevo curso político, el más trascendente de la legislatura pues a ocho meses vista aguardan las elecciones autonómicas y municipales, más inciertas que nunca. En mayo de 2015, los votos consagrarán una Cámara legislativa de 35 diputados –cuatro menos que la actual– que puede terminar con el monopolio ejercido por los tres grandes partidos, PP, PRC y PSOE, durante 16 años y abrirse a otras formaciones minoritarias, pero acaso con peso suficiente para decidir el Gobierno. Más allá del intenso debate entre adversarios, los partidos grandes y los pequeños están obligados a resolver importantes incertidumbres internas antes de presentarse a la cita con las urnas.
El Parlamento se dispone a entrar en ‘campaña’ en torno a temas ya recurrentes, desde las discutidas tendencias del empleo y la economía, hasta las políticas sanitarias e industriales y algún otro más reciente como la liberalización horaria del comercio o la reforma electoral en los municipios que maneja el PP. El Gobierno se propone, en todo caso, mantener la iniciativa legislativa y el grupo parlamentario del PP que dirige Eduardo Van den Eynde prepara la tramitación de las leyes del Paisaje, del Agua y el Transporte, a las que pueden seguir otros proyectos legislativos, antes de que lleguen a la Cámara los Presupuestos de Cantabria para 2015. El año electoral, cuando al Gobierno le toca poner más ‘alegría’ en la inversión y atenuar los ajustes y la presión fiscal. El debate presupuestario, a finales de diciembre, será la última gran confrontación parlamentaria de los partidos y sus líderes –Ignacio Diego (PP), Miguel Ángel Revilla PRC), Eva Díaz Tezanos (PSOE)– antes de la campaña electoral
El PP afronta el inicio del curso político con el razonable optimismo que le autorizan siete meses consecutivos de descenso del paro, hasta cerrar agosto con sólo 764 parados más de los 45.195 ‘heredados’ en mayo de 2011, el listón que se ha propuesto mejorar el Ejecutivo popular. Con algunos indicios de recuperación –la firma de hipotecas de vivienda, la venta de coches, la mejora del PIB–, con el avance del nuevo Valdecilla y de los proyectos que sufraga el Estado, como la autovía Solares-Torrelavega y la conexión ferroviaria con Madrid; los teleféricos de Cabárceno y Vega de Pas, o el impacto positivo del Centro Botín, el nuevo Gamazo y su entorno de ocio y cultura en Santander.
La oposición lo ve de otra forma, naturalmente. Para empezar, el paro y la parálisis económica. Su pronóstico es que en septiembre o a más tardar en octubre –si el buen tiempo y el Mundial de Vela logran prolongar la temporada alta– los datos demostrarán que el descenso del desempleo en estos meses tiene un carácter estacional.
Tanto el PRC como el PSOE llevarán al Parlamento el debate sobre la pérdida de población activa, la inestabilidad y la pobre calidad del empleo que se crea, el éxodo juvenil, la insostenible situación de muchas familias que no cuentan ya con ninguna prestación, y la falta de respuesta del Gobierno.
Los socialistas, avanza su secretaria general y portavoz, Eva Díaz Tezanos, pondrán el acento opositor en la crisis industrial, especialmente en la comarca del Besaya, en la deriva privatizadora de la sanidad y, en general, en la progresiva desigualdad en todos los ámbitos sociales que achacan a la gestión del PP.
Los regionalistas quieren subrayar en la Cámara, como ha anticipado su portavoz y vicesecretario general, Rafael de la Sierra, la opacidad y el escaso alcance turístico que observan en el proyecto del teleférico de Cabárceno y aumentarán la presión en uno de sus principales frentes de batalla: el recorte del Gobierno del PP a los fondos municipales. En esta ofensiva estará también el grupo escindido de la Federación de Municipios de Cantabria (FMC), integrado mayoritariamente por alcaldes del PRC.
Fotos para el cartel
Los partidos se preparan para un curso político cargado de tensión por la cercanía de los comicios y eso que en diversos casos relevantes ni siquiera tienen todavía las fotos para el cartel electoral. Las especulaciones y rumores sobre el futuro de Íñigo de la Serna, si será candidato en Santander por tercera vez o dará un paso hacia el costado, ya han saturado al PP, cuyos dirigentes han resuelto resignadamente sentarse a esperar. «Pronto llegará el momento», acaba de decir el alcalde como en la promoción ‘in crescendo’ de una serie de intriga.
El PP admite que esta incertidumbre no le hace ningún bien ni tampoco la controvertida polémica de la libertad de horarios. A diferencia, por ejemplo, de la expropiación en la S-20, en la que hay poco que rascar entre quienes protestan, los comerciantes minoristas sí forman parte de su electorado tradicional y no dejan de tener influencia en el voto ciudadano. De ahí que el Gobierno, varios alcaldes como los de Bezana y Camargo y también el grupo parlamentario del PP mueven los hilos con el sector para reconducir la situación.
Más de 60 alcaldes y números uno del PP se han comprometido ya a liderar las listas municipales en mayo. Ahora se trata de sacudir el ‘mucho gobierno, poco partido’ que afecta siempre al que está en el poder y engrasar la maquinaria electoral, donde dominan y donde no, como en las cuencas del Alto Besaya, Asón y Pas-Pisueña. En las europeas, los esfuerzos de movilización del aparato del PP no cumplieron las expectativas y la alta abstención contribuyó al castigo recibido.
También Ignacio Diego está pendiente de que Mariano Rajoy confirme a los candidatos autonómicos, mientras aumentan en el PP las voces –también la del propio Diego– en apoyo de que la reforma electoral planteada en los municipios alcance a las regiones y sea presidente el más votado. De momento, a Rajoy no se le ve predispuesto a llegar tan lejos.
El PP ve muy lejana la mayoría absoluta en los próximos comicios autonómicos; de hecho en 2011 la consiguió por vez primera en una Cámara de 39 diputados, con todo el viento a favor y por escasa ventaja. Sin embargo, cree factible gobernar en minoría en un Parlamento de 35 escaños más abierto que el actual, con Podemos, Izquierda Unida o UPyD.  Claro que esas mismas cuentas también las hacen en el binomio PRC/PSOE si suman más que el PP sin llegar a los 18 que marcan la mayoría absoluta.
Después de Revilla
El PRC celebrará, probablemente en los primeros días de diciembre, su congreso previo a las elecciones, con Revilla autoproclamado candidato desde finales de 2011, sin debate ni oposición porque su liderazgo es indiscutido. Pero tanto si Revilla logra volver al Gobierno como si no, la dirección del PRC quiere hacer de este congreso el comienzo del cambio generacional que debe culminar en los cuatro años siguientes. El difícil ‘después de Revilla’, quien en estos días se ha sumergido en una larga gira por la geografía festiva de Cantabria.
En los meses previos a las elecciones, los regionalistas, que cuentan con 31 alcaldes, se proponen consolidar su crecimiento en Castro Urdiales, recomponer la fractura interna en Laredo y fortalecerse en el arco de la bahía. En Santander se da por seguro que José María Fuentes-Pila repetirá como candidato, pero en Torrelavega no está claro. Pedro García Carmona, cabeza de lista en 2011, es el primer teniente de alcalde, pero también cuenta para el futuro el concejal Javier López Estrada, hijo de Francisco Javier López Marcano, el líder del PRC en Torrelavega y su comarca.
Lo que sí se detecta entre los regionalistas es una cierta decepción por el balance provisional de su pacto de gobierno con los socialistas para aupar a Lidia Ruiz Salmón a la Alcaldía. A medida que se acercan las elecciones, la obligación de establecer programas y estrategias diferenciadas no ayudará a la cohesión entre los socios en la difícil gestión de la ciudad del Besaya, especialmente castigada por el paro y la crisis industrial con Sniace como referente. Los damnificados de la moción de censura, el PP de Ildefonso Calderón y Blanca Rosa Gómez Morante con su nuevo partido esperan cobrarse la afrenta en mayo.
Movilización socialista
La secretaria general del PSOE, Eva Díaz Tezanos, se reunirá en los próximos días con su grupo parlamentario y también con los dirigentes del medio centenar de agrupaciones locales para diseñar la estrategia política de los próximos meses y para agilizar el cierre de candidaturas en el que ha trabajado durante el verano. El PSOE tiene actualmente once alcaldías y se propone renovar candidatos en los municipios de más débil trayectoria electoral.
A nivel interno, la integración entre el oficialismo y el sector crítico ha progresado en cierta medida y será puesto a prueba en el proceso de primarias municipales fijado para octubre. En Santander, la portavoz municipal, Judith Pérez Ezquerra, aspira al liderazgo en el partido y seguramente a ser elegida candidata a la Alcaldía. La ejecutiva regional prefiere al también concejal Pedro Casares, quien sin embargo tiene como prioridad su futuro docente en la Universidad. La dirección del PSOE cree que, en todo caso, hay ‘banquillo’, en el que la mejor colocada a día de hoy es la diputada regional Ana Isabel (Chabela) Méndez.
Las primarias del PSOE afectan también a otros cuatro municipios de más de 20.000 habitantes: Torrelavega –pero sólo si la alcaldesa y su ejecutiva las convocan o las reclama un 40% de los afiliados– Castro Urdiales, Camargo y Piélagos.
El listón del 5%
La pujante irrupción de Podemos en las elecciones europeas, y los buenos resultados de IU y UPyD en esta y anteriores citas, alimentan la posibilidad de que el Parlamento de Cantabria acoja después de mayo más que a los tres partidos que lo copan desde 1999. pero el desafío no es fácil cuando para alcanzar representación parlamentaria necesitan alcanzar el 5% de los votos. En los tres casos, la implantación geográfica en Cantabria es todavía muy modesta y los liderazgos regionales o locales poco visibles.
IU y Podemos prosiguen por separado su expansión regional, a la espera de acontecimientos a nivel nacional. El veterano Julio Anguita es de los que alienta la fusión, pero Podemos no definirá hasta octubre su estrategia electoral para las autonómicas y municipales. Aparentemente, un pacto en Cantabria les haría más accesible el listón del 5%.
La integración de UPyD con Ciudadanos, la propuesta del eurodiputado Sosa Wagner que ha agitado al partido de Rosa Díez, tendría en Cantabria una dificultad añadida: el núcleo fundacional del partido de Albert Rivera procede en buena medida de una ruidosa escisión de UPyD.

Temas

Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, sin acompañamiento instrumental

Sobre el autor

Bilbao. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. En El Diario Montañés desde 1982. Subdirector. Sobre este blog: Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, pero sin acompañamiento instrumental. Se agradecen las sugerencias para mejorar el repertorio.

September 2014
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930