Blogs

Jesús Serrera

A Capella

PSOE, integración por vía de urgencia

 

La política y los negocios convierten a los enemigos de ayer en los amigos de hoy y también al contrario. Es lo que sucede en el PSOE de Cantabria en esta etapa trascendental que se ha iniciado con la elección de Pedro Sánchez como nuevo secretario general, y por vez primera con el voto abierto a los casi 200.000 militantes españoles. En las siempre difíciles relaciones entre ‘familias’ del socialismo cántabro hay significativos cambios de posiciones e intentos de integración como una vía de urgencia ante el grave deterioro del partido que ya todos los sectores reconocen sin reservas, aunque no falten las turbulencias. Las primarias para elegir el candidato/a a la Alcaldía de Santander medirán la cohesión, las diferencias y el ánimo de movilización con que el PSOE de Cantabria enfrentará las elecciones de mayo de 2015.
Precisamente es en Santander, la plaza principal que reúne a un 25/30% de la militancia cántabra, donde más movimiento interno se constata. La capital está ahora en manos de una gestora, después de que, poco antes de las elecciones europeas, su secretario general, Juan Guimerans, renunciase al cargo por sus crecientes diferencias con la ejecutiva regional. Los criterios distantes sobre el procedimiento para reunificar en una sola agrupación los cuatro distritos existentes hizo estallar las hostilidades que posteriormente se hicieron aún más visibles.
En la elección de delegados al congreso federal extraordinario de julio, se produjeron hitos sorprendentes. Los dos sectores tradicionalmente enfrentados lograron acordar una lista única de 16 representantes, en la que figuraban sus referentes principales, desde la secretaria general, Eva Díaz Tezanos, Javier Incera o Lidia Ruiz Salmón por el oficialismo, hasta Francisco Fernández Mañanes y Rosa Inés García por la tendencia crítica. La integración no fue completa porque el grupo de Guimerans finalmente prefirió autoexcluirse después de las fallidas negociaciones con las dos tendencias mayoritarias e incluso de valorar la opción de presentar una lista alternativa.
Este es el clima previo a los procesos de primarias y de reunificación, cuyos calendarios deberán aprobar en septiembre los órganos federales del partido y que seguramente culminarán en octubre.
La actual portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Judith Pérez Ezquerra, ya ha dejado claro que aspira a ser la nueva secretaria general de Santander y es muy probable también que se presente a las primarias para ser elegida candidata a la Alcaldía. Tiene el apoyo explícito de Guimerans y su grupo, con cierta fuerza en la capital, y está convencida de contar además con el de una mayoría de los militantes. Sin embargo, Pérez Ezquerra sabe que no cuenta con el respaldo de sus compañeros en la ejecutiva regional del PSOE, donde creen tener verificado que su perfil no es el más adecuado, no ya entre los afiliados, sino en el conjunto de electores de Santander.
¿Y quién tiene el perfil adecuado, según la ejecutiva? La primera mirada se dirige a Pedro Casares, también concejal y miembro de la dirección regional, secretario general de la agrupación más numerosa del partido y hombre de confianza de Pedro Sánchez en su campaña hacia el liderazgo del partido. Sin embargo, nadie en el PSOE ve a Casares muy animado a concurrir a las primarias municipales, le ven más bien en la política regional. Salvo que la secretaria general, Díaz Tezanos, le pida/exija que presente batalla en Santander.
Lo cierto es que no hay muchas alternativas. En estos días, los dirigentes de todas las tendencias repasan las nóminas de la ejecutiva regional y de los grupos socialistas en la Corporación y en el Parlamento, van descartando nombres por una u otra razón y al final coinciden en rescatar uno solo: el de la diputada regional Ana Isabel (Chabela) Méndez, que ya fue concejala en 2007, aunque renunció para ser directora general de la Mujer en el Gobierno PRC/PSOE.
Pérez Ezquerra, Casares, Méndez… tres opciones por definir y negociar, por ejemplo con el sector crítico que tradicionalmente ha representado un 40% del partido. Siempre quedan las soluciones imaginativas, pero en octubre apenas quedará un semestre para la batalla en las urnas, muy poco tiempo para promocionar un nombre nuevo, como no sea un independiente con tirón electoral, una posibilidad que también se valora. La histórica primacía del PP en Santander y la larga crisis propia no autorizan grandes expectativas, pero se trata al menos de lograr un resultado digno, con o (mejor) sin Íñigo de la Serna enfrente.
Las primarias están previstas para los municipios con más de 20.000 habitantes. Además de Santander, Castro Urdiales, Camargo, Piélagos y Torrelavega, aunque la capital del Besaya tiene un estatus especial. Como ya gobierna una socialista, Lidia Ruiz Salmón, deberá solicitarlas la ejecutiva local o un 40% de la militancia. Ruiz Salmón se dijo partidaria de convocarlas; será difícil que tenga competencia. En realidad, su rival es Blanca Rosa Gómez Morante, que ya tiene otro partido. Impulsar Torrelavega. Y precisamente en septiembre se propone calentar motores para la carrera electoral.

Temas

Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, sin acompañamiento instrumental

Sobre el autor

Bilbao. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. En El Diario Montañés desde 1982. Subdirector. Sobre este blog: Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, pero sin acompañamiento instrumental. Se agradecen las sugerencias para mejorar el repertorio.

August 2014
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031