Blogs

Jesús Serrera

A Capella

Torrelavega, bajo el foco electoral

 

Blanca Rosa Gómez Morante no ha dejado enfriar mucho el plato de su venganza política. En la primera ocasión que ha tenido, las elecciones europeas, ha entrado a cuchillo contra el PSOE. Quien ha sido alcaldesa de Torrelavega durante 13 años, senadora y hasta presidenta de los socialistas cántabros ya había emitido aviso para navegantes de que su expulsión, por negarse a apoyar la moción de censura contra Ildefonso Calderón, no le iba a salir gratis al PSOE. Así que Blanca Rosa eligió el viernes para la presentación de su nuevo  grupo, ‘Impulsar Torrelavega’. Dejó pudorosamente a sus fieles el discurso y ella solo se acercó para saludar y hacerse unas fotos. Y todo esto, apenas unas horas antes del mitin convocado en la ciudad del Besaya con Patxi López y la cúpula del PSOE de Cantabria. Como prólogo a un acto principal de campaña de unas elecciones importantes para el PSOE, para su recién designada candidata autonómica, la secretaria general Eva Díaz Tezanos y también para la nueva alcaldesa, Lidia Ruiz Salmón, la exregidora conectó a todo volumen el altavoz mediático de la división interna, uno de los factores que más suelen castigar las urnas. Es su primer ataque, pero no será el último ni el más peligroso.
El PP, que perdió en enero la Alcaldía de Torrelavega ganada con el histórico triunfo de Calderón, se frota las manos con la ofensiva de Gómez Morante, que no le ha cogido por sorpresa precisamente. Los dirigentes del PSOE intentan restarle trascendencia. Por el momento mantienen el ‘apagón’ informativo sobre su antigua compañera aunque admiten –en privado– su preocupación por la escisión que se proyecta. Y su socio en el gobierno local, el PRC, instigador de la moción de censura allá por el mes de octubre, especula con todas sus variables de futuro desde el segundo plano en el que ha preferido instalarse.
El regocijo del PP es bien comprensible pues de la nueva etapa política de Blanca Rosa Gómez Morante espera obtener un triple beneficio. El más inminente, en los comicios europeos del domingo próximo. Los pronósticos conceden ya a los populares una holgada victoria, que puede ser mayor si la crisis del socialismo en Torrelavega cala en el electorado.
Pero la expectativa más importante se aplaza un año, hasta las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2015. Gómez Morante ya ha dicho que su partido concurrirá a los comicios locales y no es imposible que las urnas le otorguen la ‘llave’ del gobierno municipal. Cada cual hace su quiniela al respecto. El PP le asigna entre dos y cuatro escaños en la Corporación, y siempre a costa del PSOE, naturalmente, aunque la popularidad de la exalcaldesa trasciende más allá del coto socialista. Por lo que pueda pasar, el PP ha dado a la antigua líder del PSOE un trato exquisito durante y después del largo trance de la moción de censura que desembocó en la expulsión del partido. O sea, una inversión a plazo fijo para que Ildefonso Calderón recupere el bastón de mando con el apoyo de su antecesora. Por lo demás, ambos han mantenido siempre, en el gobierno o en la oposición, una relación respetuosa y cordial.
Y, claro, en las urnas también estará en juego el Gobierno de Cantabria. Con los cálculos del PP, y a razón de unos 1.100 votos por concejal –que es a cómo se ‘cotizaron’ en Torrelavega en 2011– el partido de Gómez Morante puede hacerse con una importante ‘bolsa’ de sufragios. Los populares cuentan con que la mayor parte de los partidarios de la exalcaldesa no van apoyar las candidaturas autonómicas de PSOE y PRC, de modo que si el recuento electoral discurre tan ajustado como el de hace cuatro años, este factor puede ser decisivo para la continuidad del PP en el poder regional.
En el PSOE se hacen otras cuentas. Para empezar, el supuesto desgaste por la división interna no afectaría solo a su partido, sino también a Gómez Morante. Y subrayan también la fuerza histórica de las siglas PSOE en Torrelavega, con independencia de quien sea su líder. El resumen: «Ni Torrelavega es Camargo ni Blanca Rosa es Ángel Duque», en alusión a la peripecia del veterano alcalde camargués, quien rompió con el PSOE, creó su propia formación, fue el más votado en 2007 y retornó triunfal al partido.
Plaza principal
El convulso paisaje de inestabilidad e incertidumbre política, de crisis industrial y paro, cinco puntos superior a la media regional, con el difícil futuro de Sniace como principal referente económico y social, ha puesto a Torrelavega bajo el foco electoral en Cantabria en esta campaña de las europeas. Un núcleo estratégico para los dos grandes partidos que han traído a la ciudad a Arias Cañete, González Pons o Patxi López y han organizado muchos actos en todos los barrios. La atención a Torrelavega se ve reforzada por la candidata del PP, María Luisa Peón, concejala y presidenta del PP local, que opone su oficio y conocimiento de la política regional a la experiencia de cinco años en el Parlamento Europeo del socialista Ricardo Cortés. Torrelavega es una plaza principal en la cita del domingo 25, pero puede ser todavía más trascendental en los comicios municipales y autonómicos, doce meses después.

Temas

Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, sin acompañamiento instrumental

Sobre el autor

Bilbao. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. En El Diario Montañés desde 1982. Subdirector. Sobre este blog: Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, pero sin acompañamiento instrumental. Se agradecen las sugerencias para mejorar el repertorio.

May 2014
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031