Blogs

Jesús Serrera

A Capella

Siempre la política

La política ha estado siempre presente en la historia moderna del Racing, sobre todo, en los momentos críticos. Cuando en los años ochenta el club arruinado cedió la propiedad de los Campos de Sport en favor del Ayuntamiento de Santander o cuando en los noventa hubo que tirar de nuevo de las arcas públicas en el proceso de conversión de la entidad en sociedad anónima deportiva, las decisiones políticas siempre fueron decisivas para el devenir de un club hoy centenario que sigue siendo uno de los más poderosos referentes sociales de Cantabria.
La política fue también el factor decisivo en 2011, cuando el anterior Gobierno PRC/PSOE presidido por Miguel Ángel Revilla eludió el trance de una posible desaparición del Racing, a pocas semanas de las elecciones, mediante una extravagante y oscura operación, con dinero público por medio, que otorgó la propiedad del club al magnate indio Alí Syed, al que la Interpol investigaba en cuatro continentes, pero que fue recibido en Cantabria como un gran mecenas.
Una larga cruzada de tres años por la regeneración del Racing ha acompañado al declive deportivo, económico y social del club, hasta que hace unas pocas semanas cuajó la operación gestada en Holanda que propició el desalojo de los actuales gestores, el fin de ciclo de Ángel Lavín y Francisco Pernía y el inicio de una nueva etapa que el racinguismo recibió con ilusión y esperanza.
Pero la política sigue presente en los avatares del Racing. El PP, dedicado a investigar las irregularidades del anterior Gobierno PRC/PSOE en la opaca compraventa del Racing a Alí en Zurich, se quedó algo rezagado en los movimientos previos al fulminante relevo del consejo y ahora no le ha gustado cómo quedaban ‘pinados’ los bolos. El Gobierno ha desconfiado desde el primer momento del poder de decisión en esta nueva etapa de José Gabriel Sáinz de la Maza e Ignacio Arroyo, a quienes sitúa en la órbita del PRC, máxime cuando el primero es hermano de Víctor Sáinz de la Maza, obsesivo ‘martillo de herejes’ contra el PP e Ignacio Diego, desde que este era alcalde de El Astillero y aquél concejal del PRC en el municipio y presidente del Club de Remo. La cercanía y el apoyo del presidente de las peñas, Bernardo Colsa, también regionalista, y del propio alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, a esta nueva etapa del Racing, no han contribuido precisamente a tranquilizar al Gobierno regional. La presión sobre Sáinz de la Maza desembocó finalmente en su renuncia al frente de la Fundación Racing, que ha precipitado la crisis en un consejo que su grupo ya no controlaba.
El balance provisional del conflicto, larvado desde el mismo día en que la Junta de Accionistas consagró el cambio de ciclo, es la ‘voladura’ del nuevo consejo sólo 25 días después, con la dimisión del grupo afín a Sáinz de la Maza y Arroyo, y todo el poder para los exjugadores, con Tuto Sañudo de presidente, pero con Manolo Higuera y Quique Setién en papeles estelares. La ruptura favorecida por la pugna política amenaza el clima de unidad social del racinguismo que se necesita para avanzar hacia su ya de por sí complicada recuperación. Lo peor de todo es que Harry y su gente estarán celebrando a carcajadas este último esperpento.

Temas

Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, sin acompañamiento instrumental

Sobre el autor

Bilbao. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. En El Diario Montañés desde 1982. Subdirector. Sobre este blog: Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, pero sin acompañamiento instrumental. Se agradecen las sugerencias para mejorar el repertorio.

February 2014
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728