Blogs

Jesús Serrera

A Capella

Revilla relanza su campaña particular

 

 

Miguel Ángel Revilla lleva negando desde la  última primavera que vaya a concurrir a las elecciones europeas, pero durante muchos meses en el PP y en el PSOE se han seguido oyendo voces que lo dudaban. No estaba muy claro si era la cautela ante un hipotético adversario en las urnas o el secreto deseo de que los votos del 25 de mayo próximo transportasen al líder regionalista hasta el lejano Parlamento Europeo. El argumento que sostenía la especulación era que estos comicios de circunscripción única favorecían las posibilidades de Revilla, máxime con su creciente popularidad en toda España merced a su primer libro y a su frecuente presencia en los platós de televisión.
Pero no. Después del ‘annus horribilis’ de 2011, con la pérdida del Gobierno regional y el fracaso en las elecciones generales, Revilla no está para gastar más pólvora en salvas en una batalla menor. Él está en campaña, pero en la suya propia, personal e intransferible, ajena incluso a su propio partido. La campaña que ahora retoma fuerza con el nuevo libro –‘La jungla de los listos’- que acaba de estrenar en Santander, y que le llevará esta semana a Madrid y Barcelona, con una muy respetable edición de 50.000 ejemplares. El libro, la portada con el montaje de Revilla tirándole de la oreja a la canciller Angela Merkel, ha suscitado incluso el interés de una editorial alemana que se ha dirigido a Espasa para abordar la posible publicación de la obra en alemán (’Der dschungel der schlauel’, es el título traducido del original en español que manejan).
En fin, el libro y la televisión –ahora negocia una serie en Tele 5 para enseñar bellezas y costumbres de España al estilo de Labordeta y su mochila– para trasladar ese discurso antisistema de baja intensidad, ahora tan de moda, y de paso hacer algo de caja, que lo cortés no quita lo valiente.
Tras la nueva explosión mediática, ya en el otoño, Revilla se centrará en preparar su gran desafío: volver a la Presidencia del Gobierno regional en 2015, con 72 años cumplidos, o dar por terminada su larga carrera política.
Así que las elecciones europeas no serán en Cantabria un test fiable paras las autonómicas de 2015. Populares y socialistas medirán fuerzas –un 11% de ventaja para el PP en estos mismos comicios hace cuatro años– pero faltará el dato regionalista que despeje la incógnita esencial: si la evidente popularidad de Revilla en el conjunto del país se traduce en más votos en Cantabria. La dirección del PRC ha recibido contactos de partidos minoritarios de diversas regiones con la idea de formar una candidatura con Revilla a la cabeza, pero ni siquiera los ha tomado en consideración. En 2009 el PRC tampoco se presentó y ya para entonces, con la crisis innegable, Revilla se guardó de pedir el voto para el PSOE, su socio en el Gobierno regional, al que sí había apoyado formalmente en las generales de 2008. Mucho menos lo hará ahora que ha elevado el tono de su crítica hacia los dos grandes partidos.
Tibia expectación
El PP de Cantabria vislumbra las elecciones europeas con una expectación moderada. La cita reflejará un momento y una tendencia, pero no aportará un pronóstico cabal para 2015, con un año por delante, que deberá aclarar la incertidumbre sobre la economía y el empleo, y la evolución de grandes proyectos como el nuevo Valdecilla o el Centro Botín.
La efervescencia preelectoral no se desatará al menos hasta que se conozca el cabeza de lista a la Eurocámara y si Cantabria aporta algún nombre con opciones, porque en 2009 el mejor colocado fue Juan Corro, en un remoto puesto 31. El PP de Cantabria ya ha constituido su comité de campaña con los vicesecretarios generales José Manuel Igual y Santiago Recio al frente, con la misión de coordinar las aportaciones al programa electoral del PP para un debate que quisieran mantener en estricta clave europea.
El PSOE se tomará más en serio estas elecciones en las que pretende mostrar alguna recuperación y de paso comprobar el desgaste popular por su política de ajustes y la precariedad de la economía y el empleo. Prueba del interés es que las primarias, que muchas voces en el partido reclamaban con urgentes, serán aplazadas al menos hasta el otoño. El PSOE de Cantabria puede tener un aliciente añadido: el castreño Ricardo Cortés Lastra logró escaño en el Parlamento Europeo en 2009 y ahora quiere repetir. Cortés fue incorporado hace varios meses a la ejecutiva regional, incondicional del líder del partido, el cántabro Alfredo Pérez Rubalcaba.
Los partidos minoritarios, como IU y UPyD, confían en que las elecciones europeas confirmen el crecimiento que sistemáticamente les conceden los sondeos. De hecho, analistas de diversas adscripciones ideológicas coinciden en la teoría de que estas formaciones pueden, en efecto, experimentar en la cita europea un fuerte impulso, una eclosión que remitiría en las autonómicas y municipales de 2015, a favor del voto convencional a los tres partidos –PP, PRC y PSOE– que tienen representación en el Parlamento de Cantabria. Pero eso es solo una teoría.

Temas

Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, sin acompañamiento instrumental

Sobre el autor

Bilbao. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. En El Diario Montañés desde 1982. Subdirector. Sobre este blog: Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, pero sin acompañamiento instrumental. Se agradecen las sugerencias para mejorar el repertorio.

January 2014
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031