Blogs

Jesús Serrera

A Capella

Moción de censura, apuesta de riesgo

 

 

A la chispa de la moción de censura en Torrelavega, encendida por el comité local del PRC que controla Francisco Javier López Marcano, se le echaron encima tantos ‘bomberos’ que ni siquiera prendió la llama con fuerza. Primero fue el PSOE, cómplice necesario, el que tomó  distancia, aunque hay en su seno opiniones divididas al respecto. Luego Revilla se resistió tanto ante los periodistas que su apoyo a la idea resultó más bien frío y ambiguo. Y a renglón seguido, el portavoz municipal del PRC en la capital del Besaya, Pedro García Carmona, terminó por decir que nunca habían aludido a la moción de censura, lo cual refleja de paso la poca sintonía interna en el PRC. Socialistas y regionalistas evalúan las consecuencias de una moción de censura en Torrelavega, una apuesta de riesgo. Por si acaso, el principal interesado, el alcalde Ildefonso Calderón, sacó toda la artillería dialéctica para disparar en defensa propia, incluso contra el Gobierno de su partido.
Las turbulencias sobre la gobernabilidad de Torrelavega se han sucedido durante toda la legislatura. Cuando en su discurso de la última Navidad, Miguel Ángel Revilla animó a ‘mover la silla’ de los alcaldes-diputados del PP que gobernaban sus municipios gracias al PRC, pero que apoyaban en el Parlamento los recortes del Gobierno a las ayudas municipales, los regionalistas de Cabezón de la Sal y Los Corrales miraron para otro lado, pero en Torrelavega ponderaron la idea. Las piezas de la moción de censura con el PSOE no encajaban, pero el PRC resolvió endurecer su oposición a Ildefonso Calderón. La progresiva crispación por la crisis industrial y el paro en la comarca ha alcanzado de lleno a la política municipal –con el tumultuoso Pleno suspendido la semana pasada como máxima expresión– y ha animado al PRC a explorar nuevamente la opción de desalojar al alcalde del PP, a quien sus adversarios intentan presentar ––en un exceso evidente– como principal responsable de la recesión en Torrelavega
Al PSOE, principal partido de la oposición en Torrelavega con 8 concejales le tienta, naturalmente, la alcaldía de la segunda ciudad de Cantabria que el PRC le podría dar con sus 6 ediles (el PP tiene 10 y ACPT 1), pero de momento obra con gran cautela. La ejecutiva regional que lidera Eva Díaz Tezanos debatió el miércoles la vía de la moción de censura. Opiniones diversas, pros y contras,  ninguna decisión firme. También en Torrelavega hay un sector proclive al desalojo inmediato de Calderón y otro más remiso. Hay tiempo por delante.
Malos recuerdos en el PSOE
A los dirigentes del PSOE de Cantabria no se les ha olvidado todavía cuando, tras la derrota electoral de mayo de 2011, en plena sesión del Comité Regional que preparaba un ‘pacto de progreso’ PRC/PSOE frente al PP en el ámbito municipal, recibieron como un jarro de agua fría una llamada: los regionalistas dejarían gobernar en Torrelavega a la lista más votada que encabezaba Calderón. En efecto, la libertad que el PRC dio a sus comités locales tras los comicios propició el gobierno del PP en 13 municipios importantes, un tercio de la población regional.
El PRC, por boca de su portavoz municipal, García Carmona, se acaba de arrepentir de aquella dejación en Torrelavega, pero al PSOE quizá no le parezca suficiente el propósito de enmienda. Al analizar la moción de censura, los socialistas constatan que hay mayor contestación social a Calderón y que es necesario un cambio, pero al tiempo dudan que sea posible construir una alternativa PRC/PSOE que dé respuesta efectiva a los problemas de Torrelavega y de sus ciudadanos frente a la crisis. Además, ¿con un Gobierno del PP en Puertochico y otro en La Moncloa como interlocutores?
Por lo demás, el PSOE mantiene en la capital del Besaya su tradicional bicefalia, con la exalcaldesa Blanca Rosa Gómez Morante como portavoz, aunque ya  anunció su intención de dejar la vida municipal, y Lidia Ruiz Salmón, secretaria general y eventual candidata en 2015. Ruiz Salmón ya se ha reunido con Javier López Marcano para valorar la delicada coyuntura política local.
PRC y PSOE acarician la opción de desalojar a Calderón y al PP en Torrelavega, pero advierten los riesgos, sobre todo uno: las mociones de censura que no se traducen en beneficios para la ciudadanía, reciben luego el castigo de las urnas.
Quizá por eso al PP le preocupa lo justo la amenaza de la moción de censura. Incluso si triunfase, porque está seguro de que no le saldría gratis a sus promotores en mayo de 2015. Otra cosa es la irritación por las declaraciones de Ildefonso Calderón, con el victimismo frente a la ‘Pozona’ santanderina –que siempre ha tenido su público en Torrelavega– los elogios desmedidos al PSOE y hasta el ataque a la autonomía que ahora gobierna Ignacio Diego.
Un lavado de imagen urgente del alcalde ante quienes le reprochan su apoyo como diputado a los recortes del Gobierno que afectaron a la capital del Besaya. Ahora el PSOE lleva a la Cámara una propuesta para que los Presupuestos de 2014 atiendan preferentemente a Torrelavega para que tenga que ‘retratarse’ de nuevo con su voto en el Parlamento. Pero Calderón confía y el Gobierno del PP está dispuesto a defenderle el escaño con el esfuerzo presupuestario que exige como alcalde.
No será porque la dirección del PP no le aconsejara a Ildefonso Calderón que abandonase su escaño de diputado al inicio de la legislatura, como hizo el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna. Más temprano que tarde, le advirtieron, tendría que hacer frente a las peliagudas contradicciones de la doble función y asumir el desgaste correspondiente.

Temas

Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, sin acompañamiento instrumental

Sobre el autor

Bilbao. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. En El Diario Montañés desde 1982. Subdirector. Sobre este blog: Crónica, opinión y análisis de la actualidad. Con todas las voces, pero sin acompañamiento instrumental. Se agradecen las sugerencias para mejorar el repertorio.

October 2013
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031