img
Capítulo #08: Porque Es De Bien Nacido Ser Agradecido
img
Ignacio Cuartas Villalobos | 16-05-2014 | 15:45

El Centro de “Atención y Promoción Social de Hombres Nuevos” en Montero (Capital de la provincia de Obispo Santistevan y situado a 50 Km de Santa Cruz de la Sierra) para los hijos de los Zafreros (aquellos que cortan la caña de azúcar), nació ante la necesidad y la preocupación de la “Federación de los Trabajadores de la Zafra” por el trabajo infantil que se da en la Zafra y las condiciones de vida en las que los niños y niñas que allí trabajan (muchos de los cuales comienzan a trabajar a la temprana edad de 5 años) se encuentran. Es así, que en esa búsqueda contactaron con “Hombres Nuevos”, que les abrió las puertas desde el primer momento.

Niño trabajando en la Zafra
Niño trabajando en la Zafra
 
Otro crio trabajando en la Zafra
Otro crio trabajando en la Zafra
 

Desde ese instante, “Hombres Nuevos” comienza la elaboración del Proyecto para su posterior presentación, mismo que fue aprobado por el Gobierno Autónomo de la Comunidad de Valencia. Ese fue el trabajo previo para llegar a la construcción de dicho Centro en 2013, ubicado en la ciudad de Montero como corazón de las áreas de territorios de plantaciones de caña de azúcar.

El propósito de este Centro es luchar contra la explotación infantil y la promoción de los derechos de la infancia en el Departamento de Santa Cruz. Actualmente, el Centro cuenta con unos 12 niños y niñas dónde se les proporciona una vivienda digna, alimentación, escolarización y apoyo escolar.

Algunos de los niños y niñas del Centro de Montero
Algunos de los niños y niñas del Centro de Montero en la habitación
 

Quiero aprovechar el Capítulo de hoy para agradecer profundamente tanto a mis padres como a un grupo de amigos suyos la donación realizada de 400 euros (3.720 bolivianos) para poder comprar todo el material escolar de este año a todos los niños y niñas de este Centro.

Doy las gracias también a Mónica Tolavi (miembro muy destacada de la “Fundación”), quién me acompaño a realizar la compra de todo el material y fue la persona encargada de repartirlo posteriormente. Desgraciadamente yo no pude ir a Montero a entregarlo debido a otro compromiso, pero Mónica me aseguró que todos los beneficiarios se pusieron muy contentos. La verdad que no deja de sorprenderme una y otra vez con lo poco que es feliz la gente aquí.

Mónica en un momento de la compra de material en la
Mónica en un momento de la compra del material en la “Feria Barrio Lindo”
 
En la
En la “Feria Barrio Lindo” con parte del material que compramos
 
Mónica a la llegada a
Mónica a la llegada a “Palacio” con el material comprado
 
Mónica instantes antes de repartir el material escolar en el Centro de Montero
Mónica instantes antes de repartir el material escolar en el Centro de Montero
 
Momento del reparto del material escolar
Momento del reparto del material escolar
 
Los niños y niñas del Centro posando felices con su nuevo material escolar
Los niños y niñas del Centro posando felices con su nuevo material escolar
 

Por otro lado, hace unos días tuve la oportunidad de acudir al Concierto de Piano que nos ofreció en el “Centro Cultural Santa Cruz” nuestro querido Francisco Paz Rocha Soriocó (23 años), popularmente conocido como “Pancho”. Gracias por deleitarnos con un repertorio tan variado y maravilloso y por supuesto por la invitación al Concierto.

Cabe destacar que “Pancho” comenzó estudiando el Órgano Barroco en su ciudad natal, Santa Ana de Velasco. Todavía recuerda cuando aquel 13 de Marzo de 2003 fue convocado por un afamado Profesor para aprender a tocar dicho instrumento.

Estuvo ensayando durante una semana. Luego estuvo casi un año sin instrucción profesional, ejercitándose en solitario. De manera autodidacta desarrolló su devoción por el sonido del Órgano, hasta que terminó secundaria y emigró a Santa Cruz de la Sierra.

Él quería estudiar música pero solo lo podía hacer en una Universidad Privada, y lamentablemente, no estaba dentro de sus posibilidades económicas. Sin embargo, “Pancho”, quién tiene una determinación tremenda, fue a buscar ayuda a la “Asociación Pro Arte y Cultura” y allí le facilitaron el estudio del Piano. En palabras suyas:

“Como no había Órgano Barroco en Santa Cruz de la Sierra tenía que aprender a dominar algo parecido para poder seguir formándome y conseguir cumplir mi sueño de ser un gran músico”

A día de hoy lleva varios años estudiando Piano en el “Centro Cultural Santa Cruz” y su dominio del mismo es de un nivel muy elevado. Cabe mencionar que “Pancho” es también Licenciado en Turismo por la Universidad Autónoma “Gabriel René Moreno” de Santa Cruz de la Sierra y que es uno de los únicos ocho Organistas que hay en todo Bolivia (el único de la Chiquitania).

“Pancho” junto al Órgano Barroco de su ciudad natal Santa Ana de Velasco. Es la única persona de toda la Chiquitania que sabe tocarlo
 

Con tan temprana edad ya ha tenido varios conciertos de una importante relevancia cuales son:

  • Concierto en el Lanzamiento Mundial de las Misiones de la Chiquitania el 26 de Marzo de 2006.
  • Concierto en el Lanzamiento Turístico de Santa Ana de Velasco el 27 de Agosto de 2007.
  • Concierto para D. Mario Vargas Llosa (Premio Nobel de Literatura 2010) el 25 de Enero de 2014 en Santa Ana de Velasco.
“Pancho” y yo instantes antes de su Concierto de Piano en el “Centro Cultural Santa Cruz”
 
Varios miembros tanto de
Varios miembros tanto de “Palacio” como de “Los Alegres” que acudieron al Concierto
 
“Pancho” en un momento de su actuación
 
El Padre Nicolás y
El Padre Nicolás y “Pancho” tras la actuación de éste último
 
“Pancho” posando con algunas de sus seguidoras
 

Aprovechando que os he mencionado la Chiquitania, os diré que tuve la oportunidad de viajar a aquellos lares con Ana, Jesús y el Hermano Milton (Perteneciente a la “Orden de la Santísima Trinidad y de los Cautivos” y que estuvo conviviendo con nosotros en “Palacio” durante dos semanas para conocer los Proyectos de la “Fundación”).

La Chiquitania toma su nombre debido a un error que dimos los Españoles a una de las etnias que habitaba esta región. A inicios del siglo XVI los conquistadores Españoles encontraron varias aldeas de chozas abandonadas y les llamó la atención que estas chozas poseyeran puertas de solo poco más de medio metro de altura. Esto hizo que los Europeos creyeran pigmeos o “chiquitos” a sus habitantes.

Lo cierto es que los aborígenes “chiquitanos” eran de elevada estatura (más que la inmensa mayoría de los Europeos de esa época) y que la existencia de puertas tan pequeñas obedecía a dos motivos: era una forma de mantener la temperatura interna de las chozas moderada respecto al clima de la intemperie y dificultaba el posible ingreso de yaguares o pumas.

Las poblaciones de San Javier, Concepción, San Ignacio, San Miguel, San Rafael, Santa Ana, San José y Santiago de Chiquitos fueron escenario de una experiencia social, cultural y religiosa que no ha vuelto a repetirse en la historia: las Misiones Jesuíticas.

Hacia 1652 llegaron los primeros Jesuitas a Santa Cruz de la Sierra con la intención de comenzar el proceso evangelizador. Esta orden religiosa fundó y desarrolló bajo su directa tutela poblaciones de aborígenes durante más de un siglo, preservando a sus habitantes del tremendo impacto de transformación vital que impuso la Conquista.

Antes de 1768 los Jesuitas ya habían fundando siete ciudades misionales (reducciones) en tierras “chiquitanas”. Con la experiencia obtenida en otras latitudes de América estos religiosos organizaron, una especie de república de misiones dentro del Imperio español y sujeta a la Corona.

Por su aislamiento, los pueblos misionales “chiquitanos” permanecieron hasta hace poco en el olvido de Bolivia, Sudamérica y el mundo entero. Sólo algunos turistas, aventureros, párrocos y estudiosos llegaban hasta ellos por diversos motivos. Para los demás, estas eran regiones de leyenda, remotas tierras con un pasado histórico mal conocido y poco difundido.

La declaración de la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad al conjunto arquitectónico y artístico del legado Jesuítico, abrió nuevas perspectivas de revalorización y protección para ese tesoro que nos recuerda un pasado irrepetible e insuperable en la Historia, y que hoy se ofrece a las nuevas generaciones, abierto en toda su fascinante belleza, al análisis integrador de todos los elementos que contribuyeron al esplendor “chiquitano” del siglo XVIII.

La verdad que pasamos dos días increíbles en los que pudimos conocer algunas de estas poblaciones cuya arquitectura y paisajes naturales son de una extrema belleza. Sin lugar a dudas es un viaje mágico en el tiempo en el que el viajero tiene como telón de fondo una de las grandes maravillas culturales de Bolivia.

Iglesia de San José de Chiquitos
Iglesia de San José de Chiquitos
 
Interior de la Iglesia de San José de Chiquitos
Interior de la Iglesia de San José de Chiquitos
 
Comedor típico de la Chiquitanía en el que desayunamos
Comedor típico de la Chiquitania en el que desayunamos
 
Jesús, Ana y el Hermano Milton desayunando
Jesús, Ana y el Hermano Milton desayunando
 
Con el Hermano Milton en una de las calles de San José de Chiquitos
Con el Hermano Milton en una de las calles de San José de Chiquitos
 
Otra de las calles de San José de Chiquitos
Otra de las calles de San José de Chiquitos
 
Con Jesús con la Iglesia de San José de Chiquitos de fondo
Con Jesús con la Iglesia de San José de Chiquitos de fondo
 
Las Aguas Termales del pueblo de Aguas Calientes (situado en la provincia de la Chiquitanía)
Las Aguas Termales del pueblo de Aguas Calientes (situado en el sureste de la provincia de la Chiquitania)
 
Jesús posa de pie, mientras Ana y el Hermano Milton son engullidos por las arenas movedizas que hay en estas aguas termales
Jesús posa de pie, mientras Ana y el Hermano Milton son engullidos por las arenas movedizas que hay en estas Aguas Termales
 
 
Como podéis ver el paisaje es espectacular
Como podéis ver el paisaje es espectacular
 
 
Ana y Jesús siguen tan enamorados como el primer día
Después de más de 4 años de relación Ana y Jesús siguen tan enamorados como el primer día
 
 
Jesús, el Hermano Milton y yo
Jesús, el Hermano Milton y yo
 
 
Iglesia de Santiago de Chiquitos
Iglesia de Santiago de Chiquitos
 
 
Jesús, el Hermano Milton y Ana en la Iglesia de Santiago de Chiquitos
Jesús, el Hermano Milton y Ana en la Iglesia de Santiago de Chiquitos
 
 
El Hermano Milton hablando con el Padre Eusebio (Párroco de la Iglesia de Santiago de Chiquitos)
El Hermano Milton hablando con el Padre Eusebio (Párroco de la Iglesia de Santiago de Chiquitos)
 
Iglesia de Roboré (perteneciente a la provincia de la Chiquitania)
Iglesia de Roboré (perteneciente al sureste de la provincia de la Chiquitania)
 
El Hermano Milton, Ana y yo en el
El Hermano Milton, Ana y yo en el “Santuario Mariano de la Torre – Virgen de la Asunta” en Chochís (perteneciente al sureste de la provincia de la Chiquitania). De fondo se puede ver el monolito de roca rojo llamado popularmente “La Muela del Demonio”
 
Vistas desde el Santuario
Vistas desde el Santuario
 
El Hermano Milton en el interior del Santuario
El Hermano Milton en el interior del Santuario
 
Bien cerquita de la
Con la “Muela del Demonio” de fondo
 
Iglesia del Santuario
Iglesia del Santuario
 
Otras vistas desde el Santuario
Otras vistas desde el Santuario
 
Puerta de la Iglesia del Santuario
Puerta de la Iglesia del Santuario
 
El Hermano Milton en la cima del Santuario
El Hermano Milton en la cima del Santuario
 

El método de transporte utilizado para la ocasión fue el “trufi” (especie de taxi cuya particularidad es que lo compartes con gente desconocida). A lo largo de las 4 horas de duración que supuso el viaje de ida tuvimos la oportunidad de coincidir y conocer a Iciar Díaz Camacho, una joven artista Cruceña que casualmente vivió en Cantabria una larga temporada durante su juventud.

Al llegar a nuestro destino su madre estaba esperándola, y debido a la buena amistad que todos hicimos con ella a lo largo del trayecto, terminamos compartiendo mesa y mantel con las dos en San José de Chiquitos. Fue una noche muy agradable en la que entendimos lo duro que resulta ser artista. A continuación os dejo el primer videoclip que grabó Iciar en 2013.

Iciar, yo, Jesús y el Hermano Milton en San José de Chiquitos
Iciar, yo, Jesús y el Hermano Milton en San José de Chiquitos
 
La cena que tuvimos con Iciar y su madre Lilian
La cena que tuvimos con Iciar y su madre Lilian
 

No quiero olvidarme de la llamada que recibí de mi antigua tutora y profesora de Derecho Mercantil de la Universidad San Pablo CEU, Ana Campuzano (actual Decana de la Facultad de Derecho), en la que me invitaba a participar en un programa que emite Radio Exterior de España que se llama “Made in Spain” y que presentan Marta Fajardo y Lola Funchal.

El programa fue grabado en la Facultad de Derecho del CEU y fue un éxito rotundo según tengo entendido. Mi intervención finalmente fue grabada debido al desfase horario existente entre España y Bolivia. Fue una lástima que recortaran parte de las respuestas debido a que el tiempo del que los invitados disponíamos para hablar era muy breve.

No obstante fue una muy grata experiencia. Agradezco a Ana Campuzano el haberse acordado de mí e invitarme a participar en el programa. En el siguiente enlace podréis escuchar mi intervención (va del minuto 29 al 32 aproximadamente).

Por último no podría pasar por alto aunque quisiera la celebración de mi 30 cumpleaños. Sin lugar a dudas una fecha muy significativa. Fue una semana llena de festejos y homenajes en la que sentí muy de cerca todo el afecto de la gente de la “Fundación”, por lo que también aprovecho estas líneas para agradecer a todos el tremendo cariño recibido.

Sin lugar a dudas nunca olvidaré las 00.00 horas del 15 de abril del 2014, día de mi 30 aniversario. Andaba ya por el quinto sueño cuando comencé a escuchar música muy alta. Cuál sería mi sorpresa al abrir la puerta de la habitación y encontrarme a la gran Familia que habita la “Casa de los Alegres” disfrazada de Mexicanos y cantando el clásico “Las Mañanitas” (tradición aquí en Bolivia el día de tu cumpleaños).

Durante los preparativos de la sorpresa. Mientras tanto, un servidor, dormía placidamente cual angelito
Durante los preparativos de la sorpresa. Mientras tanto, un servidor, dormía placidamente cual angelito
 
Esta es la cara que se me quedó al salir de mi cuarto. De fondo Celia rie sin parar
Esta es la cara que se me quedó al salir de mi cuarto. De fondo Celia rie sin parar
 

Mi nombre es Ignacio Cuartas Villalobos, tengo 32 años, y soy natural de Santander. Soy licenciado en Derecho y en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad San Pablo CEU de Madrid. Tras finalizar mis estudios universitarios trabajé en Londres en Banca de Inversión durante unos años y del 6 de Febrero de 2014 al 2 de Julio de 2014 realicé un programa de Voluntariado con la Fundación "Hombres Nuevos" en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia). Tras esta gran experiencia cursé el Full - Time MBA en la Escuela de Negocios IESE de Barcelona. Actualmente estoy en un programa rotacional de directivos en una empresa del sector de la distribución. Si queréis poneros en contacto conmigo podéis escribirme a: ignaciocuartasvillalobos@gmail.com