img
Capítulo #03: ¡Mamá Ya Tengo Trabajo!
img
Ignacio Cuartas Villalobos | 23-02-2014 | 19:31

 

Tras dialogar a lo largo del fin de semana pasado y principios de esta con los responsables de “Hombres Nuevos”, hemos acordado cuáles serán mis funciones a lo largo de los próximos meses en la “Fundación”.

Principalmente, mi tarea será reunirme con empresas que estén instaladas en Santa Cruz de la Sierra, tales como “British Gas”, “Petrobras”,” Repsol” o “Price Waterhouse Coopers”, y buscar financiación para la “Fundación”, ya que a diferencia de lo que la gran mayoría de la gente considera, la “Fundación” no tiene dinero y necesita de subvenciones y donaciones para su supervivencia a día de hoy.

Desde sus inicios “Hombres Nuevos” ha contado con este tipo de ayudas para su desarrollo. Claros ejemplos los tenemos en el gran mecenas de “Hombres Nuevos”, el doctor español Carlos Laborde Pulido, que en su día financió 14 escuelas por un total de 4 millones de dólares o en todas las Comunidades Autónomas, Diputaciones, Ayuntamientos y Empresas Españolas que han venido colaborando desde los orígenes.

El grave problema al que se enfrenta “Hombres Nuevos” a día de hoy, es que debido a la complicada situación que vive España, la gran mayoría de este tipo de ayudas se han visto recortadas severamente.

Es por tanto prioridad absoluta conseguir financiación Boliviana, ya que salvo por contados ejemplos de determinadas empresas de aquí y particulares bolivianos que ayudan en forma de entrega en especies, el resto no lo hace o sencillamente no se ha podido llegar a ellos.

Hay que tener en cuenta que de la infinidad de proyectos que “Hombres Nuevos” tiene, solo hay dos que logran autofinanciarse por si mismos que son “Las Piscinas” y “La Casa de Espiritualidad Beato Juan XXIII”.

El objetivo que persigue la “Fundación” es conseguir autofinanciarse por sí misma a través de sus proyectos, pero es un objetivo complejo, ya que la gran mayoría de proyectos son deficitarios y se antoja peliagudo obtener ingresos por los mismos. No obstante recordemos que esto no es una Empresa, es una “Fundación”, y el fin último no es el dinero ni mucho menos, sino seguir ayudando a los pobres, continuar el desarrollo cultural y sanitario, y por supuesto proseguir la defensa de los Derechos Humanos de todos los Bolivianos. Pero para poder prolongar todas estas realidades hacen falta recursos y para ello hay que persistir buscando ayudas de todo tipo.

“Las Piscinas” son una solución a las necesidades de los pobres en que hacer en su tiempo libre, de esta forma se refrescan y aprenden a nadar. Los precios son sociales. En los meses de verano como en los que estamos ahora puede llegar a haber entre las tres piscinas unas 2.400 personas en días de mucho calor.

Disfrutando un poco de la piscina. Os aseguro que las piscinas en un buen día se llenan hasta arriba.
Disfrutando un poco de la piscina (Os aseguro que las piscinas en un buen día se llenan hasta arriba)
 
Con mis amigos de la piscina
Con mis amigos de la piscina
 

“La Casa de Espiritualidad Beato Juan XXIII” es un espacio que cuenta con salones de conferencias, comedor, habitaciones o capilla entre otros. Se utiliza para distintos encuentros como por ejemplo reuniones episcopales del “CELAM” (Consejo Episcopal Latinoamericano), de “Caritas” o el “Capítulo General de Dominicas Misioneras de la Sagrada Familia”.

Guillén en los jardines de la
Guillén en los jardines de la “Casa de Espiritualidad”
 
IMG_2210
Interior de la Capilla de la “Casa de Espiritualidad”
 
Exterior de la Capilla de la
Exterior de la Capilla de la “Casa de Espiritualidad”
 
Patio de la zona de habitaciones de la
Patio de la zona de habitaciones de la “Casa de Espiritualidad”
 
Grupo de jóvenes comiendo en uno de los comedores de la
Grupo de jóvenes comiendo en uno de los comedores de la “Casa de Espiritualidad”
 

Por todo ello mi principal acometido será empezar prácticamente de cero una labor de búsqueda de recursos tanto financieros como en especies de las principales Empresas tanto nacionales como internacionales que tengan sede en Santa Cruz de la Sierra. Me han dado total libertad para organizarme como mejor considere y aunque la tarea se antoja harto complicado, no os podéis hacer una idea de lo motivado que puedo estar y la ilusión tan grande que tengo por dejar este proyecto lo mas encaminado posible a mi marcha. Como dice Paulo Coelho:

Solo hay una cosa que hace que un sueño sea imposible de hacer y es el miedo al fracaso”.

No tengáis nunca miedo a fracasar porque solo fracasa el que lo intenta. El fracaso solo sirve para hacernos mejores y aprender a levantarnos, en definitiva, nos hace más fuertes. Bajo mi punto de vista no hay peor cosa en la vida que quedarse con espinitas clavadas en el corazón. Transcurrido un tiempo, arrepentirse de no haber intentado algo, sea esto lo que sea, va creando cicatrices muy difíciles de curar y va minando nuestro autoestima y moral. Si quieres algo, ve a por ello, inténtalo, aunque creas que es imposible, os sorprenderéis de la de cosas que podréis conseguir.

Oficinas centrales de
Oficinas centrales de “Hombres Nuevos” desde las cuáles trabajaré
 

Por otro lado colaboraré con el “Vivero de Microempresas”. Como os comenté en el capítulo de la semana anterior, el “Vivero” pretende la estimulación del espíritu emprendedor a través de la creación y consolidación de pequeñas Empresas. El “Vivero” es un edificio situado en la Ciudad de la Alegría que cuenta entre otros con unas extensas instalaciones para albergar más de 20 microempresas, área de producción, servicios de oficina o aula de cursos. En este momento hay 18 microempresas que están siendo respaldadas por “Hombre Nuevos”.

Guillén en el
Guillén en el “Vivero de Microempresas”
 

Entre estos microempresarios encontramos gente que se dedica al diseño de ropa, a la elaboración de papas fritas o a la imprenta.

Sobremanera me llamó la atención la historia de Ramiro y Esther. Ellos se dedican a la elaboración de postres de gelatina. “Gelinda” (gelatina linda) es su marca. Ramiro no tiene ningún estudio pero es autodidacta, una persona con unas inquietudes asombrosas que a base de mucha lectura y estudio consiguió entender el funcionamiento y manejo de los “micro chips” para después lograr elaborar su propia maquina de envasado a base de materiales reciclados que sella térmicamente los envases de sus gelatinas.

Ver la maquina en funcionamiento os aseguro que es todo una experiencia, y sobre todo, ver el brillo de sus ojos cuando, con orgullo pero toda la modestia del mundo, enciende la maquina y explica su historia. Ahora incluso está haciendo una nueva versión completamente mejorada. Ramiro sin lugar a dudas es un auténtico genio. ¿Qué hubiese sido capaz de hacer este hombre con estudios y recursos? Imaginaros.

Como os digo siempre, actitud actitud y más actitud. Ahí está la clave. Si eso lo mezclas con un poquito de optimismo, pasión y amor para después agitarlo, ¿que obtenemos? ¿Éxito? No. El ser feliz.

Desde mi primer verano en Irlanda con 8 años me hice fan de los postres de gelatina (país que tiene un gran consumo) y os aseguro que en España las he comprado de todos los tipos y colores. El otro día, tras hablar un par de horas con Ramiro y Esther, me invitaron a probar una de sus gelatinas. Os garantizo que es una de las gelatinas más ricas que he probado en mi vida, e insisto, he tomado unas cuantas. Me quedé alucinado, y por supuesto, me he convertido desde ese instante en cliente suyo. En el siguiente video podréis ver entre otras Empresas del “Vivero” la de Ramiro y Esther.

Como veréis, mis nuevas tareas están basadas en mis conocimientos y por supuesto en las necesidades del proyecto, ya que lo que “Hombres Nuevos” busca siempre es poder aprovechar las aptitudes de cada voluntario al máximo. Lo que en economía llamaríamos “Optimización de Recursos”.

Una de las tradiciones más longevas de “Hombres Nuevos” es la celebración de cumpleaños y despedidas entre los miembros de su “Comunidad”. Es un momento especial, ya que nos juntamos en “Palacio” para cenar y poder relajarnos en un clima de fraternidad y amistad.

“Palacio” es la otra casa de voluntarios en la que vive D. Nicolás Castellanos. Está situada a unos 20 minutos de “La casa de la Alegría” yendo en micro. En 1991 D. Nicolás habla con el entonces Arzobispo y hoy Cardenal de Santa Cruz de la Sierra, D. Julio Terrazas, para preguntarle donde podía “Hombres Nuevos” instalarse. El Arzobispo le dice que se pueden instalar en la casa donde antes habitaban los “Franciscanos”. “Palacio” se llama de esta forma ya que en la década de los 80 los “Franciscanos” empiezan a construir con ladrillo partes de la casa. Los habitantes de la zona, que por esa época construían con palos y adobe, de forma cariñosa e irónica, bautizan la casa de esta manera.

La puertecita de madera de la derecha es la entrada a
La puertecita de madera de la derecha es la entrada a “Palacio”
 
Vistas interiores de
Vistas interiores de “Palacio”
 
IMG_2260
Comida en “Palacio”. De izquierda a derecha. Fabiola, Irma, yo, el Padre Nicolás, Lorena, Ana, el Padre Germán, Asunción y Juanjo
 

Estas celebraciones son un motivo de alegría, y es una forma para que tanto los empleados de la “Fundación” como los voluntarios se junten fuera del ámbito laboral y refuercen sus lazos de unión. Una vez finalizada la cena se canta el cumpleaños feliz o lo que surja en caso de ser una despedida. Tras ello, los asistentes toman la palabra y elaboran un pequeño discurso improvisado en el que hacen balance de lo que ha sido su convivencia con la persona homenajeada y lo que esa persona ha supuesto para ellos a lo largo del tiempo que ha permanecido aquí.

Esta semana tuvimos el cumpleaños y a la vez despedida de Javier, y la despedida de una familia de voluntarios Ecuatorianos que viven en Paraguay. La verdad que lo pasamos en grande en los dos eventos. Del cumpleaños – despedida de Javier me quedaría con lo emocionado que estuvo Javier a lo largo de la noche y el precioso discurso final que nos brindó, y de la despedida de los Ecuatorianos destacaría sin lugar a dudas el magnífico concierto de violín acompañado por órgano, violonchelo, guitarra y pandereta con el que tanto el matrimonio como sus hijos nos deleitaron.

Atentos al video del concierto. De verdad que merece la pena. El chico al violín sencillamente es impresionante. Lamento la calidad de la imagen.

Cena de cumpleaños-despédida de Javier que preside la mesa
Cena de cumpleaños-despédida de Javier que preside la mesa
 
Irma, el Padre Nicolás y Lorena con la Familia Ecuatoriana tras el concierto
Irma, el Padre Nicolás y Lorena con la Familia Ecuatoriana tras el concierto
 

Aprovecho estas líneas finales para dar las gracias a todos los que estáis siguiendo esta aventura y a aquellos que también vais comentando los posts. Por supuesto, no me quiero olvidar de todos los correos privados que he recibido dándome ánimos y ayudándome para que este blog cada día sea mejor. Por último, deciros que la próxima semana no publicaré ya que a finales de la misma me voy de viaje por las fiestas de Carnaval, por lo que hasta dentro de dos no lo haré.

¿Dónde me voy? ¡Sorpresa! ¡En el próximo post lo sabréis! Aunque si os digo la verdad casi ni yo mismo lo sé. Hasta entonces que seáis felices.

Mi nombre es Ignacio Cuartas Villalobos, tengo 32 años, y soy natural de Santander. Soy licenciado en Derecho y en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad San Pablo CEU de Madrid. Tras finalizar mis estudios universitarios trabajé en Londres en Banca de Inversión durante unos años y del 6 de Febrero de 2014 al 2 de Julio de 2014 realicé un programa de Voluntariado con la Fundación "Hombres Nuevos" en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia). Tras esta gran experiencia cursé el Full - Time MBA en la Escuela de Negocios IESE de Barcelona. Actualmente estoy en un programa rotacional de directivos en una empresa del sector de la distribución. Si queréis poneros en contacto conmigo podéis escribirme a: ignaciocuartasvillalobos@gmail.com