Blogs

Guillermo Balbona

Fuera de campo

El gag como alimento espiritual

Las vacaciones del señor Hulot
1953 114 min.Francia Director: Jacques Tati Reparto: Jacques Tati, Nathalie Pascaud, Michèle Rolla, Valentine Camax, Louis Perrault, André Dubois, Valentine Cama.Comedia Salas: Bonifaz. Filmoteca de Cantabria. Hasta el domingo

Una escena cualquiera (pongamos la de la habitación y los cuadros torcidos), revela su coreografía silente, su mimo mimado, su gesto elocuente. Jacques Tati, un Keaton sereno, pausado, no menos subliminal, narrador seductor y muy dado a la crónica con empatía, es un rotundo retratista social y costumbrista. Sus acciones duales, actor/director, las de un creador visionario y con una capacidad crítica intensa, se va de vacaciones en un filme que compite con otros del propio Tati en su grado de ingenio.

El personaje, el señor Hulot, aflora en un hotel balneario costero con esa gesticulación inconfundible, humor poético y una extraña sensación de naturalidad frente al fácil artificio. Su dominio de la ternura es quizás el rasgo más acusado en la creatividad del francés al que se ha recuperado este verano desde un proyecto de edición a la exhibición en salas. La Filmoteca se ha sumado a esta reivindicación con la versión restaurada de ‘Las vacaciones del señor Hulot’, un juguete que de pronto se agita y suena a vida, a excitación, a secundarios, a historias pequeñas y reveladoras, a un paseo de hotel y playa donde los gags constituyen el menú infinito de platos de una cocina casera y, como tal, universal, de sabores reconocibles que siempre pide repetir.

Una comedia moderna, de fogonazos, desnuda, no muy lejos de la cual anduvo a veces Jerry Lewis, alimentada por un lúcido sentido del gag, entre la tensión y el deslumbramiento, entre la diversión y la caligrafía estilizada. Tati nunca pierde de vista el entorno, dibuja viñetas costumbristas y explica lo humano con una mezcla de disparate, espontaneidad, melancolía y asombro, es decir, de poesía. El cineasta de ‘Día de fiesta’ dialoga con los objetos, utiliza el espacio, posee un vocabulario, un lenguaje corporal y una expresión visual única.

El director de ‘Mi tío y ‘Traffic’ retrata un mundo marcado por la decadencia con mirada compasiva y a la vez ácida, como un voyeur nunca pasivo que mece lo vertebrado e invertebrado a ritmo termal. Mímica y perfección formal sustentan este lúdico mosaico vivo sobre criaturas que deambulan encorsetadas en su propia comodidad. Una sátira encantadora que provoca siempre un disturbio donde la normalidad creía reinar.

Temas

Guillermo Balbona comenta la actualidad cinematográfica y los estrenos de la semana

Sobre el autor

Bilbao (1962). Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense. Ser periodista no es una profesión, sino una condición. Y siempre un oficio sobre lo cotidiano. Cambia el formato pero la perspectiva es la misma: contar historias.

September 2015
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930