img
Categoría: Sin categoría
Los Nikis tenían razón, somos de nuevo un Imperio

Estos días me viene a la memoria un canción de Los Nikis, mítico grupo madrileño de los 80: `El Imperio contraataca’.  Sonido contundente de guitarras y una letra divertida. 'Los Ramones de Algete', como fueron bautizados,  esbozaban el resurgimiento de España a tráves de una paliza de la selección de baloncesto a Yugoslavia, el triunfo de la tortilla española frente a los Mc Donalds, la fuga de los cubanos a Canarias en vez de a Florida o el dominio del cintillo a costa del Black Jack en los casinos de Las Vegas. El estribillo, toda una declaración de intenciones, resultó premonitorio: “Lololololololo, seremos de nuevo un Imperio”. Repetido hasta en tres ocasiones. Visionarios. Lo primero, por adelantarse a poner letra al himno. El “Lololo” acompaña desde la grada a los nuestros en cada evento en los últimos años. Tres décadas después, Los Nikis tenían razón. El tiempo acabó dictando sentencia.Nos puso donde nos merecemos. Con permiso de la Merkel: El Imperio contraataca. Deportivamente hablando. El sol no se pone en nuestro Imperio. Como en 1582. Y la que se avecina. El éxito de nuestro deporte, y en concreto, el del fútbol, el mejor antídoto contra la crisis. Somos la envidia de Occidente, Oriente, América, África, Oceanía y puestos hasta en Marte. Todos nos temen, nos respetan, nos envidian. Quieren ser como nosotros. Por Rafa Nadal, Fernando Alonso, Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo, Marc Márquez y demás pilotos. Por Indurain, Perico Delgado, Contador, Óscar Freire y compañía que han reinado en el ciclismo en la última década. En deporte de equipos somos la bomba. Está nuestro equipazo de baloncesto, el de balomnano, de Fútbol Sala, los waterpolistas. Todos han contribuido a que el rojo sea el color de moda. El martes pasado en Jerusalem se volvió a dar una escena que ya viene siendo costumbre. Una imagen que por repetitiva no nos cansa, nos enorgullece y trae una felicidad pasajera en una etapa convulsa en los días que nos están tocando vivir. Futbolistas españoles alzando un trofeo. La Rojita lo volvió a hacer. Repitió título como en Dinamarca (2009). Es el cuarto que logra. El verano promete. Los mayores buscan en Brasil resolver el problema de la cuadratura del círculo con la conquista de la Copa Confederaciones. Pero esto no acaba aquí. Hoy en Turquía se ha iniciado el Mundial Sub 20. Deulofeu, Jesé y Oliver Torres lideran esta hornada. Y en julio llegará el Mundial sub 19 en Lituania con los Vadillo, Fede Vico o José Rodríguez. Los Nikis se quedaron cortos en ‘El Imperio contraataca’: “Con los Austria y Borbones, perdimos nuestras posesiones/ esto tiene que cambiar/ nuestros nietos se merecen/ que la historia se repita varias veces”. Algunos nos hemos hecho mayores, pero no ha hecho falta ser abuelos para ver nuestro poderío y dominio deportivo. Y en especial, en lo futbolístico. Ahí están el Mundial y las dos Eurocopas de La Roja, los cuatro Europeos de la sub 21, el Mundial de los sub 20, los siete Europeos de la sub 19, los dos de la sub 17, los seis de la sub 16 o el oro olímpico de la sub 23 en Barcelona 92. La cosa promete con no detenerse. Las vitrinas de la Ciudad del Fútbol tienen aún fondo para guardar más trofeos y cajas por un tubo de algodón Aladdin para sacarles brillo. Tenemos razones para ser optimistas. Los De Gea, Íñigo Martínez, Illarramendi, Thiago, Isco aprietan con fuerza. El presumible relevo generacional tras Brasil 2014 no parece que vaya a resultar traumático. Por detrás hay otra generación con talento. El futuro pinta rojo. Los Nikis tenían razón: seremos de nuevo un imperio. Algunos calvos, otros con canas lo estamos viendo y disfrutando… con nuestros hijos. Otros más afortunados lo están pudiendo hacer con sus padres y abuelos. Todos a cantar ‘El Imperio contraataca’, pero con un cambio en su estribillo:.“Lololololololo, somos de nuevo un Imperio”.

Ver Post >
Anquelotti y Ancelotti, unidos por una pizarra

El padre del Alcorconazo ya tiene curro cinco meses después de su despido en Granada. Llega libre al Numancia. Contratación a coste cero. En Soria se frotan las manos. Llega un técnico mediático. Es Anquelotti. No Ancelotti. A este le esperan en el Bernabéu tras previo paso por caja. El PSG puso precio a la libertad del italiano. Se habla de 7,5 millones. El club blanco pondrá cuatro y el resto correrá por cuenta del técnico. A la tercera será la vencida. Florentino intentó sin suerte su fichaje en 2005 y 2009.

Ver Post >
¿Se imaginan al Niño poniéndose otra vez el pijama de rayas?

7 de junio. Suena a utopía, pero puestos a soñar como un niño… El Atlético busca un 9 y Fernando Torres no tiene asegurada su taquilla en Stamford Bridge, según los mourinhologos  y los tabloides ingleses. Está claro que la empresa es complicada, pero tiene tintes románticos. La operación Falcao ha dejado finalmente 20 millones de euros limpios de polvo y paja en la tesorería colchonera. Este es el presupuesto que  hay en la ribera del Manzanares para acometer la contratación de su nueva referencia en el ataque. Los primeros intentos han pinchado en hueso. El Liverpool ha pedido 40 millones de euros por Luis Suárez, el primero de la lista. El Aston Villa se ha desorbitado en el traspaso de Benteke y se ha descolgado con 47 kilos. El Sevilla remite a los 25 de la cláusula de Negredo. Las opciones de Osvaldo (Roma) y Villa se ajustan al presupuesto, pero no son nombres que enganchen a la parroquia: 20 por el argentino y 16 por el asturiano. El del Niño ni lo cuento. Volvamos al principio. El Niño ya roza la treintena. Con 29 años lo ha ganado todo: Un Mundial, dos  Eurocopas, una Champions, una Europa League. Tiene una asignatura pendiente: conquistar un título con el Atlético  y celebrarlo con Neptuno. Cuiosamente, la entidad del Manzanares colecciona títulos en sus vitrinas desde que El Niño dejó de vestir la rojiblanca: dos Europas League, dos Supercopas de Europa y una Copa del Rey. El Niño y el Atlético se deben una. Un traspaso a la baja... o cesión El delantero no descarta  un regreso a sus raíces. Así lo ha manifestado en más de una ocasión. Pero está claro que ahora no depende de él. Habría que esperar hasta 2016 cuando acabe su contrato con el Chelsea. Pero la remodelación de Mou con los blus puede acelerar los acontecimientos. En Inglaterra aseguran que Roman Abramovich estaría dispuesto a traspasar a Torres por 35 millones. Atrás enero de 2011 cuando el ruso pagó 59 millones por su contratación. Rafa Benítez ya se ha movido y piensa en reclutarle para el Nápoles como sustituto de Cavani, al que le han tirado los tejos varios pretendientes.  Estamos a principios de junio, pero  ¿qué pasará si avanza el verano y nadie viene con la pasta por Torres? Al Chelsea no le interesara tener de morros a Mou. La posibilidad de un traspaso a la baja o una cesión quedaría abierta. Sólo habría que correr con los gastos de los de 9,6 millones de su ficha... o echar el resto para ver de nuevo al Niño poniéndose el pijama de rayas. Habrá que esperar a  futuros movimientos en el mercado futbolístico. Esto no ha hecho más que empezar. Ya lo escribí en mi primer blog en Grada 360. Verano de nueves,  año de bienes. Todos los grandes del fútbol europeo buscan un delantero que facturen un buen número de goles. Falcao iba a ser la espoleta del mercado. Cerrado su traspaso  toca mover ficha al resto.

Ver Post >
El Atlético se queda sin su jefe del vestuario

No se asusten abonados, seguidores o simpatizantes colchoneros. El Cholo no ha abandonado el banquillo. Tampoco Gabi ha dejado el brazalete. Sí, el Atlético se ha quedado sin su jefe del vestuario. Llevaba 25 años en el cargo. Se llama Alberto y apellida Unsain.  Lo decía bien claro su nómina: jefe del vestuario del Atlético. Hoy, tras 33 años en la casa rojiblanca se jubila. Se lo ha ganado.

Ver Post >
Los técnicos pasean la marca España por el mundo

A La Roja, Fernando Alonso, la ÑBA, Rafa Nadal, Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo, Marc Márquez y resto de jóvenes pilotos talentosos de motos les han salido unos duros competidores en expandir la marca España por el mundo. Son varios técnicos que han tenido que hacer la maleta y buscarse la vida dejando la piel de toro por unos meses y algunos por años. Les están yendo bien las cosas. Han saboreado éxitos. Se han ganado el título de embajadores de la marca España.

Ver Post >
Messi y Cristiano no tienen quien les escriba

La Liga, ¿la ganó el Barça o la regaló el Madrid? El eterno debate de los entornos.  Los azulgranas ya no enamoran, pero se mostraron más regulares que los madridistas que sacaron muy pronto la bandera blanca. En la sexta jornada la distancia entre el puente aéreo ya se cifró en ocho puntos. Una barrera insalvable. En los triunfos que coleccionó sin brillo y en las postrimerías de los partidos en este curso hubo quien resaltó el espíritu, afán de superación y  fe de los azulgranas.  Había que buscar una coartada. Ver para creer. En las anteriores, estas cualidades no estaban contempladas en el libro de estilo culé que ensalzaban el fútbol de toque y juego asociativo. Pese a mostrarse más endeble y  dar más facilidades atrás en comparación al mostrado bajo el magisterio de Guardiola, el liderato culé no se vio nunca amenazado en el parto de la presente Liga. El Barça cumplió con el calendario, mientras que el Madrid fue una moneda al aire. De ello se aprovechó un Atlético que salió del armario. Primera vuelta colosal la suya. Lástima el eterno complejo del Manzanares. No sé qué hay  de malo en decir que se puede luchar por la Liga. El discurso fue ir partido a partido. Funcionó la cantinela hasta mediada la segunda parte del campeonato cuando se descubrió que la plantilla no podía dar más de sí y que era corta. El Madrid sacó su fútbol directo en cuentagotas y le bastó para cerrar el círculo de la bipolaridad. Sin pelea por la supremacía, otro año más, Messi  y Cristiano protagonizaron un duelo canibal por el Pichichi y en el resto  de competiciones. 60  y 50 dianas, respectivamente, llevan la firma de cada uno  en este ejercicio. El argentino, que ya ha dicho adiós a la temporada por una lesión,  y el portugués se retaron cada encuentro con dobletes y hat tricks. Ellos solos se bastaron para inclinar la balanza hacia el lado azulgrana y merengue. Incluso se vieron obligados a salir desde el banquillo para arreglar el desaguisado  de turno. JUGANDO MERMADOS, DANDO ASISTENCIAS Y DECIDIENDO Dos plantillas con futbolistas de renombre, pero de boquilla. Messi  y Cristiano no tuvieron lugartenientes, un socio, una mano derecha que les permitiera tomarse un respiro. En momentos puntuales, además de goles, tuvieron que reinventarse como asistentes.  No hubo nadie a su vera que les quitase una mínima cuota de liderazgo y efectividad. .Nadie quiso un minuto de gloria a costa de los dos. Se vio en las semifinales de la Champions. El argentino  jugó mermado en Múnich. Como el portugués en la vuelta ante el Borussia  Dortmund. Y es que Messi  y Cristiano cuando no están no tienen quien les escriba. Iniesta, Cesc, Villa, Alexis, Özil, Higuaín, Benzema o Modric prefirieron vivir a la sombra del 10 y el 7. De la  Pulga y el Bicho. Los blancos aún pueden redimirse y escribirle al luso. Tienen la final de Copa. El próximo curso será  diferente. Barça y Madrid buscan un compañero, un socio mediático a sus estrellas. Neymar es el elegido. El Barça, como viene siendo habitual últimamente, tiene ganado este partido. El Madrid deberá pasar un casting para dar  con el suyo.

Ver Post >