img
Categoría: Fütbol
Los 100 millones o más por Bale chirrían, patinan y molestan

¿Realmente, necesita el Real Madrid a Bale? En mi modesta opinión, no. Ante todo, no dudo de su calidad y de su compatibilidad con los integrantes del vestuario merengue, pero lo siento. Los 80, 90, 100 o más millones de euros por la subasta de su fichaje chirrían,  patinan y molestan. Lo veo prepotente. La sensibilidad es necesaria en estos tiempos que  nos están tocando vivir. Con ello van a conseguir que el fútbol deje de ser una válvula de escape. El único sentido que vería a la llegada del galés a Chamartín es porque la renovación de CR7 se truncase, y de esta manera, la cúpula del club merengue quisiera asegurarse la llegada anticipada de su nuevo icono. Y luego, el año próximo ver que es lo que haría con el portugués, esperar la llamada del millonario o jeque de turno e intentar recuperar algo por la talegada que pagaron por él en su momento. Pero las noticias que llegan desde EE.UU., es que el acuerdo para la continuidad del luso está cercano. Mi argumento se va al garete. Está claro que la llegada de Bale es un capricho presidencial. A FP se le deben seguir retorciendo las tripas al ver a Neymar vestido de azulgrana y el mejor antídoto es contraatacar para tener también su dupla de oro. Otros dos gallos en un mismo corral. Como en el caso del Barça me sobra uno. Allí, es el brasileño. Ya expuse mis dudas sobre él. Su físico me hace desconfiar. Sí, estamos en pretemporada, ha sufrido una anemia, ha perdido siete kilos. Tiene calidad, pero insisto. Le veo frágil y vulnerable para la Liga. Ha llegado demasiado pronto. Es el primer brasileño que aterriza en el Barça sin tener horas de vuelo en el fútbol europeo. Pero volvamos a Bale. ¿Realmente, vale 100 o más millones de euros? Que se sepa, el jugador del Tottenham no ha estado nominado últimamente en ningún premio individual.  Tampoco han puesto su nombre de manera sibilina e interesada en las quinielas. Eso cambiará en cuanto vista de blanco. Tiempo al tiempo. Los amantes, charlatanes y demagogos que tanto les gusta polemizar sobre estos galardones tendrán pronto carnaza. Yo deniego de ellos (de los premios). Por Eric Cantona. El francés, un genio, colgó las botas sin que le pusieran la corona. Siempre la tendrá para los que admiramos y disfrutamos con su fútbol. Sí, ya sé lo que dirán sus detractores,: le perdieron las formas. Es su misma época hubo un búlgaro, impresionante en el campo e igual de racial que el ’7’ del United, que ganó un Balón de Oro y no era un angelito precisamente. Si Bale vale 100 o más millones, ¿cuánto costaría Ribéry? El francés no tiene nada que envidiarle. Su última temporada, increíble. Desborda, regatea, asiste, marca. Seguro que su fichaje sería algo más asequible. FP debería guardarse ese dineral en el banco y esperar a una inversión o varias de futuro. De momento estaba llevando una acertada política de contrataciones en este verano. La apuesta por el producto nacional (Isco, Carvajal e Ilarramendi) y por la cantera (Morata y Jesé) ilusionaba más al madridismo, que a estas alturas, no necesita el caramelo de la llegada del galés. Insisto. Su alto precio patina, chirria, echa atrás. Molesta.  ¿Hasta qué extremos se va a llegar? Viendo a Di María, ¿realmente es necesario su fichaje? ‘El Fideo’ es un futbolista igual de rápido y desequilibrante que el futbolista del Tottenham. Florentino salió a la palestra hace un par de días. “100 millones me parecen mucho”, aseguró. Me resisto a pensar que el dirigente se eche atrás en su empresa de fichar al galés. Ahora es cuando debe sacar sus dotes negociadoras y no de pagador. Lo lógico es que se retirase y esperase al siguiente mercado. Seguro que hará una última intentona para tratar de rebajar el precio y que no rebase la centena de millones. Si es así, seguiría siendo un fichaje desorbitado. Una barbaridad, una burrada por un buen futbolista. Además, hay que poner límites. No me vale esa coletilla que “el fútbol español saldría ganando con  el aterrizaje de Bale en la Liga”. Pamplinas. Serviría, única y exclusivamente, para que la distancia entre Real Madrid y Barcelona fuese mucho más sideral con el resto de equipos.  Miren al Sevilla y Valencia. Han tenido que reinventarse tras vender a sus figuras. O el caso del Barça. Lleva un año y medio buscando un central, pero mira el euro con lupa y evita hacer locuras para poder ficharlo. Tiene su tope y punto. La economía de guerra se ha instaurado en la Liga. Y eso es que lo que ahora vale.

Ver Post >
Florentino no es tan despilfarrador viendo lo que se gasta e ingresa el Barça

Florentino Pérez ha tenido que soportar año tras año con el fichaje del galáctico de turno que lo suyo no tenía mérito. Todo se resumía a soltar la pasta, la tela, la lana por el cromo. Este verano se ha propuesto el fichaje de Gareth Bale.  Ya lo tiene avalado por la banca napolitana. El club del sur de Italia ha dejado 59 millones en la cuenta blanca por los traspasos de Callejón, Raúl Albiol e Higuaín. Florentino debe hacer algo. Ya es tarde para cambiar el rival del Santiago Bernabéu, pues el Al-Sadd de Raúl será el invitado de turno el 22 de agosto. A nadie le extrañe que el equipo entrenado por Rafa Benítez visite el coliseo blanco el próximo verano. Se merece un recibimiento como el de los americanos en ‘Bienvenido Míster Marshall’. El madrileño, se ha reforzado a costa del Madrid, pero ha contribuido a la causa blanca al dejar una buena pila de millones en las arcas que irán destinadas al fichaje de Bale. Todo un detalle de pureza. Que tomen nota de su nombre para la próxima vacante en el banquillo.

Ver Post >
'El Guaje' se merece que le canten 'Illa, Illa, Illa, Villa Maravilla' en el Calderón

En La Romareda y Mestalla se hizo clásico un cántico coreado desde la grada: ¡Illa, Illa, Illa, Villa Maravilla! Sinónimo de que el asturiano, que lucía el 7 en su espalda, había visto puerta. Una versión del ritual y homenaje que se tributa a Juanito en el minuto 7 de cada partido que el Real Madrid disputa en el Santiago Bernabéu Ahora, con ‘El Guaje’ vestido de rojiblanco me surge una pregunta. Sí, es un poco morbosa. ¿El ‘Illa, Illa, Illa Villa Maravilla! Se oirá en el Manzanares?

Me temo que no. No veo a la parroquia colchonera entonando este grito de guerra a su nuevo referente. No es cuestión de tener problemas con el copyright del vecino. En la grada hay talento e imaginación. Torres, Kun, Forlán y Falcao tuvieron su cántico personalizado. Villa lo tendrá ahora. Habrá que esperar al 24 o 25 de agosto ante el Rayo Vallecano. Veremos por dónde nos sorprenden los entusiastas hinchas del fondo sur. . En los dos años que estuvo en el Camp Nou se acortó: “¡Villa, Villa, Maravilla!” se le dedicó al asturiano. En su primera sesión en Segovia un puñado de seguidores colchoneros le recibieron con la versión culé. Seguro que se decantaron por ella tras escuchar a Los Berrones, grupo asturiano que compusieron ‘Villa Maravilla’ una canción en honor de su paisano.

Una década después, ‘El Guaje’ vuelve a sus colores, a sus orígenes. Tras enfundarse dos camisetas blancas (Zaragoza y Valencia) y una azulgrana (Barcelona) se pone nuevamente la rojiblanca. La del Sporting fue la de su estreno. Del Molinón se marchó a La Romareda por tres millones y la cesión de Bilic. Diez después, dejó el Barça por el Atlético por 2,1 kilos (luego 2,1 y 1 más). Para nada se ha devaluado. Es cuestión del prisma con que se quiera ver si es un buen o mal negocio. Todos han salido beneficiados. El Barça se ahorra su millonaria ficha, pese a que pudo haber sacado más tajada por su venta, el Atlético logra un ‘9’ a precio de saldo y el futbolista recala en un destino donde se le quiere. Ya lo ha palpado.

Un David Villa que siempre ha tenido tirón. Ya lo notó en su presentación con el Atlético. Pero la cosa viene de antes. El asturiano transmite buenas sensaciones ante sus seguidores. Cuando debutó con el Sporting B fue casi toda la población de su Tuilla natal a verle. Luego, en Zaragoza, Valencia y Barcelona fue muy querido por sus aficiones. Un tipo que escupe más de la cuenta al césped, con el rostro siempre serio, tenso y que pone caritas si no le pasan el balón. El gen del goleador.

El asturiano es muy admirado. Quizás no sean sólo por sus goles, profesionalidad y compromiso que pone defendiendo la camiseta que lleve en ese momento. Villa es una persona que  ha sabido ganarse a la gente fuera de los terrenos de juego con gestos. Es una persona concienciada con la sociedad. Ahí está su granito de arena en la campaña ‘Apadrina un Niño’ de la ONG Intervida, su colaboración  con UNICEF en la lucha contra la desnutrición infantil,  su padrinazgo en una edición de ‘Los Relatos Solidarios’, cuyos ingresos se destinan a varias causas benéficas y Ongs , su dueto con Ana Torroja interpretando ‘Insurrección’ del ‘Último de la Fila’ para recaudar fondos para la construcción de escuelas en Mali dentro del proyecto solidario ‘X1Fin: Juntis por Mali’ o sus partidos navideños benéficos de fútbol sala que enfrenta a sus amigos contra los de Mejuto González y cuyos ingresos van destinados a La Cruz Roja.

Lo dicho, un tipo que se ha ganado el respeto y la admiración. Una maravilla de persona. No lo digo por la manida rima de su apellido con el adjetivo de marras. Lo ha demostrado con sus otros goles fuera de los terrenos de juego. Goles que también hace felices a niños y mayores. Sólo por su forma de comportarse fuera de los terrenos de juego se merece que le canten “¡Illa, Ila, Illa Villa Maravilla!” en el Manzanares. Aunque sea sólo por un día. Morboso que es uno.

 

Ver Post >
La Premier League es El Dorado del siglo XXI para nuestros futbolistas

“Tenemos la mejor Liga del mundo porque contamos con el Real Madrid y Barcelona y con Messi y Cristiano Ronaldo, los dos mejores clubes y futbolistas del mundo”. Ese eslogan queda bien de cara a la galería. Tampoco me vale el aterrizaje de Neymar con los azulgranas y  que los blancos se hayan fijado a Bale como próximo objetivo. Cada año que pasa nuestro campeonato se devalúa. Deportiva, económica y socialmente. Cada temporada, la Premier League se distancia y la Bundesliga nos recorta terreno. Debemos quitarnos la venda de los ojos, hacer una autocrítica profunda, y los que tienen voz y voto, poner las medidas necesarias para que esto no suceda.

Ver Post >
Zidane ya marca goles para el Real Madrid desde los despachos

Cambio de tendencias en la bicefalia del fútbol español. A Sandro Rosell se le llenaba la boca hace unos meses de presumir de modelo. “Nosotros apostamos por la cantera y no por la chequera”, pregonaba de filosofía a los cuatro vientos, y de paso enviaba un ‘palito’ por el puente aéreo. El Barça vive desde hace años días de vino y rosas por la irrupción de una talentosa hornada, como en su día en el Real Madrid con ‘La Quinta del Buitre’. Luego hay que ser pacientes con las nuevas generaciones. Estaba cantado que esa frase del presidente azulgrana se la llevaría el tiempo. Pocos meses después, Rosell ha preferido dar un giro a su modelo. Por eso ha fichado a Neymar. Tirando de talonario. Ahora busca un central tras las fallidas intentonas por Thiago Silva y David Luiz. Marquinhos, de la Roma, es el elegido. Habrá que rascarse el bolsillo. También se pretende un delantero. Otra vez, el presidente azulgrana deberá sacar la cartera. Mientras, el producto nacional se devalúa. Muniesa se ha marchado al Stoke City; Thiago Alcántara apunta al United y el futuro de Deulofeu podría ser también la Premier. El extremo es el gran damnificado por la llegada de Neymar, por lo que tendrá que tener minutos fuera. Por eso, será cedido. El canterano se debate entre el Tottenham y el Everton. En el Real Madrid, Florentino Pérez sigue poniendo ceros en los fichajes, pero también ha girado la cabeza a la cantera. Muerto el’ mourihismo’,  bienvenu  el ‘zidanismo’.  El francés se ha convertido en el ‘Pepito Grillo’ del presidente madridista al que viene aconsejando en el último mes, y gracias a él, en Concha Espina ya no hay un ofuscamiento de que vengan jugones a su vestuario. El ojo clínico de ‘Special one’, especialista sobrado en dejar escapar jugadores que marcaban las diferencias, se marchó lejos, muy lejos. Isco lo puede contar. Está en el Madrid por ZZ. El galo convenció a FP de que no podían ponerle al futbolista malagueño la alfombra roja a Manchester, y en concreto, al City. Lo mismo ha hecho con Jesé Rodríguez. Zidane ha vuelto a hablar con su jefe. El canario, que iba ser carne de cesión, repitiendo la operación piloto como la de Carvajal, irse un año para luego retornar,  puede tener un hueco en el nuevo proyecto de Ancelotti y así se lo ha hecho saber al presidente blanco. El francés ve al joven futbolista ya preparado a sus 20 años para tomar la alternativa en el primer equipo. Con Mourinho hizo las dos últimas pretemporadas,, pero no hubo  feeling. Su brillante actuación en el actual Mundial sub 20 en Turquía y sus números en el pasado curso: 22 goles y 12 asistencias en 38 partidos son una buena carta de presentación. Como lo es su fútbol descarado, su verticalidad, su voracidad goleadora. Un futbolista que ilusiona al madridismo y que Zidane no quiere que se le escape al Madrid. Ahora deben convencerle. Acaba contrato en 2014, y Florentino Pérez, aconsejado por su conciencia (que es el genio de nacionalidad francesa), le va a ofrecer un contrato por cuatro temporadas. El asunto está en convencer a un chaval que confía plenamente en sus posibilidades. No quiere que le cuenten milongas. Quiere hechos. Sí, el Barça se llevó finalmente a Neymar, que por cierto, ha ganado seis kilos de peso. Le van hacer falta para jugar en la Liga. Nadie duda de su calidad, pero a mí personalmente, su físico sí que me ha despertado alguna que otra incógnita sobre su futuro con nosotros. Volviendo a Jesé, el Madrid tiene en él a su Neymar. Como el brasileño, luce un flequillo a la última moda, tiene mucho fútbol en sus botas, es desequilibrante y atrevido en el verde. En Barcelona se frotan las manos con el tándem que hará con Messi. El madridismo también se ilusiona con el que pueden formar el canario con CR7.  Jesé es una fotocopia del portugués. Por su forma de moverse en el campo, su instinto goleador, su velocidad, su inconformismo, el cuidado de su imagen y hablar sin tapujos. El posible ascenso del canario al primer equipo, el regreso de Carvajal y la posibilidad de que Morata tenga más protagonismo han hecho revivir al madridismo. Otra vez, Zidane clave. Nueva charla con FP al que convenció de que el delantero tiene sitio en el Madrid, donde se mira más a la cantera. Ya no tanto en el Barça. Aparte, Florentino Pérez sigue con su política de reforzarse con estrellas. Ha sido y es consecuente. Rosell imita ahora a su colega. No tiene nada de malo. Son las tendencias en el fútbol. Unos años se tira de lo que hay más abajo. Vale la cantera y no abrir la cartera. Ahora, al presidente azulgrana no le vale la fórmula y sacará la estilográfica, pluma o boli Bic para firmar futbolistas. Mientras que da con ellos,  Bale es la apuesta de FP en este verano. Veremos si el galés acaba vistiendo de blanco. Pero antes, en Chamartín se ha logrado evitar la fuga de otro futbolista con talento a la Premier y subsanar errores de bulto del pasado. Isco ha dado un aire fresco al nuevo Madrid que tiene un nuevo objetivo. ‘La Operación Illarra’ se ha puesto en marcha. Zidane activó el plan para fichar al donostiarra en detrimento de su compatriota Kondogbia. La Real Sociedad no está por la labor de negociar, pero ya es cuestión de las dotes negociadoras de Florentino… o de su cartera. Por suerte, ya no está Mourinho. Ahora está Zidane. Que ya marca goles para el Real Madrid desde los despachos.

Ver Post >