img
Categoría: Peter Sagan
Clásicas, esas grandes olvidadas

Si de algo adolece el aficionado -no muy entendido- en el ciclismo en España es de ponderar las grandes vueltas y acordarse de las grandes clásicas sólo el fin de semana que se disputan. Este es el único motivo que expliqué por qué Óscar Freire no sea un ídolo de masas. Vayamos con el resumen de las más destacadas esta temporada: MILÁN-SAN.REMO La primera de todas, conocida como ‘la clásica de primavera’. Con un recorrido apto para los sprinters que pasan con cierta facilidad las pequeñas subidas y el kilometraje más largo de todas (300 kilómetros entre neutralizada y real), el sprint final no tiene nada que ver con cualquier otra. A esto hay que sumarle el mal tiempo de este año (con la consecuente infinidad de abandonos). El vencedor final fue Ciolek, que apuntaba grandes cosas y que muchos años después este ha sido su mejor resultado. Se impuso al gran favorito Peter Sagan, que cometió un gran error (arrancó desde su casa) y a casi un mito de este deporte como es Cancellara. TOUR DE FLANDES Prueba para especialistas. Pavés sumado a repechos con porcentajes infernales en algunos casos, por lo que la lista de favoritos es muy corta. Este año se preveía un duelo entre Sagan y Cancellara. Y así fue, un cara a cara espectacular y a pecho descubierto entre dos grandes estrellas del ciclismo actual. En mi opinión Sagan fue demasiado valiente teniendo en cuenta que en un hipotético sprint él era el más rápido. No renunció a ningún relevo con Cancellara y este le devolvió el favor con una autentica exhibición, afrontando en solitario los últimos kilómetros de la prueba. PARIS-ROUBAIX El infierno del Norte. Con tramos de pavés clasificados por estrellas (cuanto más complicado, largo o mal asfaltado más estrellas hay). La tipología de corredor es alto y habitualmente con más peso que los favoritos a las rondas de tres semanas. Este año fue una prueba de eliminación en los kilómetros finales: caída de Vandenbergh al chocar con un aficionado, Stybar se enganchó con otro espectador perdiendo en un tramo de pavés todas sus opciones... Se resolvió en un mano a mano entre el belga Vanmarcke y Cancellara. La llegada fue espectacular, llevando al suizo con su victoria a la categoría de eterno. AMSTEL GOLD RACE Primera de las tres clásicas de las Ardenas. Con un recorrido tan especial (continuos subes y bajas), que es muy difícil ganar en las primeras participaciones. Es esencial conocer el recorrido, porque hay múltiples caídas por enganchones. Por ello, es fundamental saber en qué momento hay que estar muy bien colocado en la cabeza de pelotón por si llega un estrechamiento o una subida. Es una carrera complicadísima de correr tácticamente y muy difícil de controlar por un equipo. Kreuziger  fue quien terminó levantando los brazos, al atacar en los últimos kilómetros y llegar en solitario a la meta. En el podium, dos grandes de este tipo de eventos como son Valverde y Gerrans. FLECHA VALONA La más corta en kilometraje de estas Ardenas (200), con una característica especial sobre el resto. La meta esta situada en el muro de Huy, con porcentajes del 22%. Los grandes favoritos para la siguiente gran clásica suelen tomar esta prueba como test para ver su estado de forma real. De este modo, aparecen en escena los secundarios (¡pero vaya secundarios!). En esta edición, después del penúltimo paso por Huy, hubo un movimiento peligroso de Ten Dam y Geschke, pero el pelotón esta vez no dejó sorpresas, afrontando los últimos 1.000 metros en grupo. Dani Moreno nos demostró a todos que es algo más que un gregario, alzándose con una victoria espectacular. LIEJA-BASTOÑA-LIEJA La Decana. Así denominan esta competición los grandes aficionados (mi debilidad), con  un itinerario que incluye muros míticos (Stock of, La Redoute o San Nicolás). El abanico de favoritos suele ser más amplio, entrando en este grupo algunos de los protagonistas de las grandes vueltas. Cuando todos cantábamos la victoria de ‘Purito’ Rodríguez (fue segundo en 2009) merced a su ataque a 1.200 metros para acabar, lo que le otorgó unos segundos preciosos, apareció de la nada Martin para arrancarnos esa sonrisa y llevarse el premio a Irlanda (Grandísima también la actuación de Garmin). GIRO DE LOMBARDIA Llamada la clásica de la hojas muertas, que se disputa justo después del Mundial. Esto hace que los candidatos para el Mundial aparezcan en esta gran prueba para enmendar errores o reafirmar aciertos. Este año tocó un poco de lo primero: triunfo para Joaquim Rodríguez, resarciéndose un poco del campeonato del mundo. Fue una victoria doble para él, porque le valió casi matemáticamente acabar el año como número 1 del mundo. PARIS-TOURS Es la última de las grandes clásicas. Una prueba específica donde las haya. Los máximos aspirantes son los sprinters, con un trayecto totalmente plano donde lo más determinante suele ser el viento. Si pega de cola se vuela literalmente sobre el asfalto, pero si por otro lado, de costado, todo se complica un poco más (cobran protagonismo la búsqueda del mejor posicionamiento y los nervios). No hubo sorpresas tras la victoria de Degenkolb, el lanzandor de Kittel en Argos-Shimano.

Ver Post >
Domingo arcoiris

El domingo se disputa en Italia el Mundial de ciclismo en ruta, una prueba en la que el vencedor portará el maillot arcoiris durante un año. Una temporada en la que será distinguido en el pelotón por su vestimenta. Dispute la prueba que dispute, todo el mundo fijará su mirada en él. Ninguna otra victoria de un día aporta más, tanto al corredor como a la selección que pertenezca, como al equipo en el que se encuentre. Por no decir que el corredor entra en la historia del ciclismo.

Ver Post >