img
El otro Nacho que se negó a jugar con España
img
redaccion | 04-09-2013 | 14:28| 8

Prensa y opinión pública se han extrañado estos días por la llamada de Del Bosque a Nacho, poco habitual en la primera plantilla del Real Madrid. No es la primera vez que este nombre (que no hombre) ‘alarma’ a los aficionados y cuarto poder de nuestro país.

Ver Post >
El día que ‘Purito’ saltó a la fama sin querer
img
redaccion | 27-08-2013 | 16:07| 2

Todo estaba listo. Los corredores salían de Cangas de Onís en dirección a Santander, la tierra que había visto crecer a Isidro Nozal, y la capital cántabra se preparaba para coronar a su hijo pródigo. Era la ronda de 2003 y la Vuelta a España esperaba vestir de amarillo al corredor que todos querían.

Ver Post >
El helicóptero que decidió el Giro de 1984
img
redaccion | 20-08-2013 | 18:00| 3

En estos días previos a una nueva edición a la Vuelta  un helicóptero fue protagonista durante la Vuelta a Burgos. Estaba tan cerca de los ciclistas que les tiró a la cuneta. Se quejó Purito de modo amargo, pero con su habitual simpatía, por las redes sociales.

Ver Post >
El profeta fue Vanderlei de Lima
img
redaccion | 14-08-2013 | 06:25| 3

Nunca nadie se tomó con tanta deportividad un acontecimiento tan injusto. Tanto, que al COI no le quedó más remedio que entregar su medalla Pierre de Coubertain a Vanderlei de Lima, un brasileño al que le separaban diez kilómetros de la gloria en el maratón y que acabó convertido en un símbolo de valores olímpicos y saber poner buena cara ante una canallada atroz.

La prueba de resistencia de los JJOO de 2004 contaba con De Lima ligeramente escapado en el último tramo cuando ocurrió lo impensable. Un supuesto profeta y ex sacerdote irlandés, de nombre Cornelius Horan, decidió que era un momento perfecto para boicotear años de entrenamiento de un deportista arrojándolo contra el público y haciéndole perder veinte de los treinta y ocho segundos que tenía de margen y todo el ritmo en unas condiciones en las que el cuerpo llega al límite. El espontáneo, habitual saboteador de grandes eventos deportivos, truncó la carrera de Vanderlei, que marchaba escapado con unos valiosos metros de ventaja sobre sus rivales, condenándolo a quedarse sin los laureles habituales de los campeones.

Nunca se sabrá si De Lima habría llegado a ganar la prueba (finalizó en tercera posición con la medalla de bronce) pero sí obtuvo para siempre el cariño y respeto de un público que lo recibió de pie y aclamándolo tanto en su entrada al estadio como en la ceremonia de premios.

El tiempo ha acabado poniendo a cada uno de los protagonistas en su sitio. Cornelius, que trataba de alertar al mundo acerca de que el fin del mundo estaba cerca, tiene como principal logro vital haber participado en la edición británica del programa ‘tú sí que vales’, mientras que Vanderlei de Lima será siempre recordado por su reacción deportiva, la de un caballero digno de aplauso. Dos protagonistas, uno nefasto y otro heroico, para una de las escenas que entraron con rotundidad en la historia del atletismo y los Juegos Olímpicos.

Autor: Miguel Sesé (@miguelsese)

Pincha aquí para leer la anterior entrega de ‘Cosas que habías olvidado del deporte’

Ver Post >
Wiltord, de ida y vuelta en el Deportivo de la Coruña
img
redaccion | 07-08-2013 | 18:44| 2

El mercado de verano es la época en la que los aficionados se ilusionan con nuevos jugadores que se comprometen con sus colores. En las ruedas de prensa, sueltan promesas o retos que con el paso del tiempo merece la pena hacer balance…

Ver Post >
Greg Louganis, el sapo que se convirtió en príncipe
img
redaccion | 31-07-2013 | 09:58| 2

Greg Louganis, saltador estadounidense, tiene un hueco en la historia de la natación por méritos propios, pero siempre será recordado por un terrible accidente que a punto estuvo de costarle la vida. Hace 25 años, el saltador tocó el cielo media hora después de salvar la vida en la misma piscina.

Ver Post >
El maillot de la montaña del Tour y su origen español
img
redaccion | 24-07-2013 | 18:15| 3

Con la edición más histórica, la número cien, recién finalizada, el Tour de Francia ha coronado a Chris Froome, el ciclista británico del equipo Sky, que ha logrado ser el dominador absoluto de la carrera. Tras su estela, la gran sensación ha sido el colombiano Nairo Quintana, erigido en líder del Movistar tras las averías sufridas por el murciano Alejandro Valverde.

Mejor joven y el más fuerte en el terreno montañoso superando al indiscutible británico, el escarabajo subió al podio de París con un maillot especial y con mucha historia. Un maillot con acento español.

Origen cántabro

Considerado como uno de los más bonitos y representativos, el origen de su reconocimiento se remonta hasta el año 1933, hace ya ochenta temporadas, cuando Vicente Trueba consiguió ser el primero en liderarlo.

El cántabro conseguía coronar todos los puertos en cabeza y era, sin ninguna duda, el mejor escalador del Tour. Sin embargo, era pésimo en los descensos, y el tiempo que lograba ganar en las subidas, lo perdía en las bajadas. Por ello, nunca conseguía plasmar su dominio de la montaña en la clasificación general.

Desgrange, el valedor

Henri Desgrange era considerado ‘El Padre del Tour’, y fue quien decidió que se debía premiar al corredor que más puertos coronase en mejor posición. Simplemente suponía un premio para ciclistas como Vicente Trueba, el mejor escalador de la época.

Sería el único trofeo conseguido por ‘La Pulga de Torrelavega’, puesto que un año más tarde sólo logró la segunda posición. El cántabro (1905-1986) era un corredor singular, que llegó a acudir a la cita francesa a título individual, sin equipo ni financiación.

En 1975, la marca de chocolatinas Poulain decidió convertirse en el patrocinador de un maillot que se creó ese mismo año, imitando su envoltura. Lucien Van Impe fue el primero en portarlo.

Dominio francés

Actualmente el sponsor es el gigante francés Carrefour, que en el año 2009 sustituyó a Champion.

Uno de los míticos del ciclismo, Richard Virenque, ostenta hasta la fecha el récord de maillots de la montaña, con siete, uno más que Federico Bahamontes y el belga Van Impe. Julio Jiménez, por su parte, lo ha vestido en tres ediciones.

Autor: Juan José Gonzalo (@juanjo1582)

Pincha aquí para leer la anterior entrega de ‘Cosas que habías olvidado del deporte’

Ver Post >
Lemond, vencedor de un Tour sin un triunfo de etapa
img
redaccion | 18-07-2013 | 10:02| 2

El estadounidense Greg Lemond arrancaba el Tour de Francia de 1990 como máximo favorito, después haber vencido en las ediciones de 1986 y 1989. Con 29 años recién cumplidos, quería seguir la estela de Louison Bobet y  Philippe Thijs, quienes subieron tres veces a lo más alto de Paris.

Más allá de la carretera, los infortunios se cebaron con él. El 20 de abril de 1987, mientras cazaba con su familia, fue accidentalmente herido de bala en el pecho por su cuñado, lo que le impidió defender la corona no sólo ese año, sino también el siguiente. Volvió la campaña posterior para arrebatarle a Fignon la ronda gala en la última contrarreloj, que transcurrió por la capital parisina, por sólo 8 segundos, la menor diferencia hasta la fecha. Algo impensable cuando comenzó, porque su idea era acabar y no estaba entre los principales candidatos. La imagen que quedó grabado a los telespectadores fue el escupitajo que dedicó el francés a las cámaras.

Ver Post >
Francisco, la mayor cláusula del mundo
img
redaccion | 11-07-2013 | 15:38| 2

Eran otros tiempos, el fútbol español era millonario y las cláusulas de rescisión eran una medida disuasiva para evitar que jugadores de primer nivel se escapasen de los diferentes equipos. Por aquel entonces no había binomio Real Madrid-Barcelona, y prácticamente cualquiera podía poner un saco de billetes en la mesa de un despacho y arrebatarte a tu estrella. Hasta el punto de que se convirtió en absurdo, rozando el ridículo.

Ver Post >
El día que Silva echó balones fuera con el Eibar
img
redaccion | 03-07-2013 | 16:58| 0

En 2004, la Sociedad Deportiva Eibar llamó al Valencia para interesarse por uno de los jóvenes valores de su cantera. Preguntaban por David Silva. Al otro lado del teléfono, la reacción es de sorpresa: “Querrás decir David Lombán, el central… Es muy bueno pero aún es juvenil. Tiene 17 años”. El Eibar quería un centrocampista ofensivo (defensas era de lo poco que tenía su entrenador José Luis Mendilibar en el verano de aquella temporada) pero el jugador que solicitaban tenía poca estatura, destacaba por su técnica y no parecía muy fuerte. Es decir, unas cualidades que, a priori, difícilmente encajaban en el juego físico y directo del Eibar y, en general, de la Segunda División.“No, no, el que queremos es David Silva. Y tiene 18”, replicó el representante del Eibar, que logró la cesión del jugador del Valencia al que conocía muy bien el preparador físico del entrenador armero, el canario Toni Ruiz.

Ver Post >