img
Fecha: February 26, 2014
Cuando Simeone deseaba ser madridista
redaccion 26-02-2014 | 7:14 | 0

El Real Madrid tuvo hace 20 años la posibilidad de cambiar la historia reciente y en cierto modo
pasada del Atlético de Madrid. Sin embargo, una decisión de última hora de Jorge Valdano, que sería el técnico merengue la siguiente temporada, dio lugar a lo que hoy en día todos conocemos. El conjunto blanco, por aquel entonces, quería hacerse con los servicios de Diego Pablo Simeone,  que a su vez estaba como loco por que se concretase la oferta, pero su compatriota tenía otros planes para el centro del campo.

Por aquel entonces el Cholo jugaba en el Sevilla, que a sabiendas de la desesperación del Real Madrid por hacer un once competitivo para la siguiente campaña, decidió abusar de los blancos poniendo un precio fuera de mercado por el mediocentro. El conjunto andaluz tenía claro cuanto costaba la que era una de sus estrellas y se lo dejó claro a Ramón Mendoza, por aquel entonces presidente en el Bernabéu: 600 millones de pesetas (más de tres millones de euros) y dos jugadores.

La base de la negociación estaba clara: el Real Madrid parecía interesado en hacerse con Simeone, el jugador, palabras textuales, “aspiraba a estar en uno de los más grandes”, y el Sevilla le había puesto precio para un hipotético fichaje. Sin embargo todo saltó por los aires cuando Jorge Valdano, que ya estaba contratado como nuevo entrenador para el año próximo, se puso a planificar esa temporada sustituyendo a Vicente Del Bosque, que a su vez había ocupado el puesto de Benito Floro, destituido a mitad de campaña.

Una de las primeras decisiones de Valdano fueron que para el centro del campo quería a un compatriota, pero el elegido no era el Cholo, sino Fernando Redondo, fichaje que a la postre se concretó, cerrándole de esa manera la puerta a Simeone. El destino, eso sí, le tenía deparado un futuro en Madrid, pero no en Champartín, sino a orillas del Manzanares. El Atlético ofreció unos 450 millones de pesetas que el Sevilla no tuvo más remedio que aceptar para sanear su entonces maltrecha economía.

El resto es historia, una historia que ha dejado claro que al final ganaron todos. El Real Madrid logró con Redondo ganar una Liga cinco años después, rompiendo así una época magnífica del Barcelona. Simeone, por su parte, se asentó en un equipo en el que ha escrito su nombre en oro triunfando como futbolista en el doblete del 96 y como entrenador en los últimos años. Los blancos volvieron a levantar títulos y los colchoneros, además, ganaron a un ídolo que perdurará en el tiempo.

Autor: @marcosgmerino.

Pincha aquí para leer la anterior entrega del blog ‘Cosas que habías olvidado del deporte’.

Ver Post >