img
Fecha: October, 2013
La final de Copa perdida por el Elche que dejó 'siete' entrenadores
redaccion 30-10-2013 | 12:44 | 0

Athletic y Elche se enfrentan en la 11ª jornada de Liga en San Mamés con un duelo entre ambos equipos en el recuerdo. Aquella final de la Copa del Generalísimo de 1969 en la que el Athletic logró el triunfo con un solitario gol de Arieta II.

La final, que se disputó el 15 de junio de 1969 en el Estadio Santiago Bernabeu, no destacó por su brillantez. Un cambio de juego de Javier Clemente permitió que Arieta II lograra el gol del triunfo en el minuto 82, cuando todo indicaba que ambos equipos iban a disputar la prórroga.

La alineación del Athletic, cuyo entrenador era Rafael Iriondo, estaba formada por Iribar; Sáez, Echeberría, Aranguren; Igartua, Larrauri, Argoitia, Uriarte, Arieta II, Clemente y Rojo. Por el Elche jugaron Araquistain, Ballester, Iborra, González, Lezcano, Llompart, Serena, Curro, Vavá, Asensi y Casco, bajo la dirección en el banquillo del uruguayo Roque Máspoli.

El Elche tuvo el ‘honor’ de caer derrotado en aquella histórica final ante un equipo que estaba formado por cinco futuros entrenadores: Jesús Aranguren, Chechu Rojo, Javier Clemente, Iñaki Sáez y José Ángel Iribar.

Athletic y Elche vuelven a verse las caras este jueves por primera vez desde el 12 marzo de 1989, cuando ambos equipos se enfrentaron por última vez en un partido de Liga. Aquel partido, en el antiguo San Mamés, terminó con victoria de los rojiblancos por 2-0.

Autor: Javier Varela (@javiervarelag)
Lee la anterior entrega de ‘Cosas que habías olvidado del deporte’.

Ver Post >
Stefan Edberg y su fallo más dramático
redaccion 23-10-2013 | 8:23 | 0

Han pasado muchos años desde la retirada de Stefan Edberg, pero a buen seguro que muchos de nuestros lectores más veteranos recuerdan su inmensa clase, sus duelos con Becker y su excelso juego de saque y volea que deslumbró en las pistas de tenis a finales de los 80 y en los primeros años 90.

Sin embargo, es menos recordado un desafortunado incidente que vivió cuando era un proyecto de tenista, en el US Open juvenil. Mucho antes de ganar sus seis Grand Slams, en 1983, Edberg se disponía a realizar un servicio. La mala suerte de la acción fue total. El sueco falló clamorosamente en el intento y ocurrió una fatalidad. El juez de silla, Dick Wertheim, de 61 años, estaba más atento a la pista que a la pelota, que se dirigió a él y le impactó cerca de la ingle.

Wertheim, dolorido, perdió la noción de dónde se encontraba y cayó contra el suelo de cabeza, provocándose heridas que le acabaron produciendo la muerte.

Edberg quedó en estado de shock, hasta el punto de que, a sus 17 años, estuvo a punto de dejar el tenis. Por suerte recapacitó, y su posterior historia plagada de éxitos y de momentos inolvidables para el tenis acabaron por dejar casi en el olvido su incidente más desafortunado e inmerecido.

El tenista con la elegancia suficiente como para convertirse después en el logo del Open de Australia supo sobreponerse a la fatalidad a base de tenis, lo que mejor sabía hacer. 

Ver Post >
Manjarín de mi vida
redaccion 16-10-2013 | 11:08 | 0

El 9 de julio de 1994 en el Foxboro Stadium de Boston, Julio Salinas tuvo en sus botas el gol que hubiera llevado a España a las semifinales del Mundial de EEUU. España empataba a uno con Italia y el pie de Pagliuca mandaba a los de Clemente a casa, una vez más, en los famosos cuartos de final.

Mucha gente no se acuerda es de lo que pasó en 1996. Eurocopa de Inglaterra. España se cruzaba en el camino del anfitrión en Wembley y poco después de comenzar el partido Javier Manjarín tuvo una ocasión parecida a la de Salinas dos años antes en EEUU.

Ver Post >
Christiansen, el danés que jugó con España y fue pichichi en Alemania
redaccion 09-10-2013 | 11:59 | 0

La posible convocatoria de Diego Costa con la Selección Española nos lleva al recuerdo de otro delantero nacionalizado con una historia sorprendente: Thomas Christiansen.

Quizá muchos aficionados se acuerden de Thomas Christiansen, un canterano danés del FC Barcelona que llegó a debutar con la Selección Española. Probablemente no haya tantos que recuerden que fue máximo goleador de la Bundesliga…

Ver Post >
¡The Ruf is on fire!
redaccion 02-10-2013 | 7:48 | 0

Hubo un tiempo en que los equipos de la NBA eran como gigantes para los equipos FIBA. Cada partido para los equipos estadounidenses no era, digamos, a vida o muerte, pero se ocupaban con el empeño suficiente en los choques como para evitar la ‘deshonra’ de perder contra un equipo FIBA.

La NBA, tras la serie de victorias iniciales del mítico Maccabi de mediados de los 80 ante los equipos de la mejor, se tomó muy en serio los partidos ante los equipos FIBA. De hecho ‘obligó’ a que los partidos se jugasen, pero bajo sus reglas. Tras la histórica derrota de los Suns frente al equipo de Israel por 113-98 en 1984, los partidos de equipos NBA vs equipos FIBA se juegan con normas NBA…

Tan en serio se lo tomaron que entre el 30 de agosto de 1984 y el 15 de octubre de 2005, sólo un equipo FIBA pudo con un equipo estadounidense, la selección de la URSS, que se impuso a los Atlanta Hawks en 1988.

Otro equipo estuvo a punto de lograr la gesta en aquellos años. Se trata del Joventut de Badalona, que tuvo contra las cuerdas a los todopoderosos Lakers de Magic Johnson y compañía (que llegaban al torneo como campeones de la NBA, sólo superados por los Bulls de Michael Jordan) en el Open McDonalds de 1991, disputado en París.

El partido es inolvidable para los hinchas de la Penya y mas aún para Carles Ruf. En un equipo con Villacampa y Rafa Jofresa como estrellas, Carles Ruf se convirtió en el gran protagonista del partido. Anotó 11 puntos y capturó 5 rebotes en 15 minutos (incluido un triple estratosférico, algo que no era ni mucho menos su especialidad), casi todos en el tramo final del partido, y tuvo en sus manos el lanzamiento para decidir el partido. Ruf hizo ante los Lakers el partido de su vida, aunque la victoria termino cayendo del lado de los angelinos por 116-114.

Lamentablemente para Ruf, su carrera no fue tan brillante como su partido ante los Lakers. Salió al final de la temporada de la Penya rumbo Girona, donde estuvo cuatro temporadas y no destacó especialmente por su rendimiento, con 4,5 puntos y 3 rebotes de media en su carrera.

A Ruf siempre le quedará París…

Autor: Antonio Mora (@Moretti_1975)

Pincha aquí para leer ‘Freire, el ciclista del despiste multicolor’, la anterior entrada de ‘Cosas que habías olvidado del deporte’.

Ver Post >