img
Fecha: September 18, 2013
Chang y Hingis jugaron al tenis con cuchara
redaccion 18-09-2013 | 2:04 | 0

El tenis es habitualmente un deporte de gestas, de partidos épicos y de momentos vibrantes que pasan a la historia del deporte. Sin embargo, el torneo de Roland Garros en 1989 quedará para siempre en el recuerdo por una situación insólita.

Se enfrentaban Michael Chang e Ivan Lendl. El primero, un estadounidense que trataba de devolver al país de las barras y estrellas a un lugar preferencial dentro de la tierra batida. El segundo, un auténtico número uno.

Lendl llegaba al momento clave con todo a favor. El jovencísimo Chang, que a los 17 años acabaría por convertirse en el ganador más joven de un Grand Slam de la historia, se encontraba contra las cuerdas, con calambres en las piernas y con una única baza: desesperar a Lendl.

Para ello, no dudó en emplear todo lo que estaba a su alcance, incluso un saque ‘de cuchara’. El servicio se realiza por debajo de los hombros, cortando la pelota y obligando al restador a correr… y a mantener la cabeza muy fría. Ocurrió lo primero, pero no lo segundo. Lendl consiguió restar, pero perdió el punto y acabó cediendo el partido.

No es el único ejemplo. Quizá la otra ocasión más famosa fue entre Martina Hingis y Steffi Graff, también en Roland Garros. Entonces, las elecciones de la suiza ya estaban marcadas por encontrarse muy nerviosa, completamente fuera del partido y desesperada. Graff se llevó la final y el trofeo, y Martina, una excelente tenista con una carrera truncada demasiado pronto, ensució su nombre con una actitud pueril.

Ljubicic, contra el simpático francés Gael Monfils, también empleó el recurso de la cuchara con éxito, pero porque el galo se encontraba lesionado y había arrojado la toalla muchos puntos antes.

Ver Post >