img
Aniversario
img
Ana Salas | 24-12-2016 | 11:16

Y ya ha pasado un año. Recoger, viajar, encontrar, descubrir, y siempre volver. Después de un año ya no me voy, solo vuelvo.

Los paréntesis te ayudan, se supone, a hacer balance, a reflexionar algo más de lo que permiten las prisas del día a día, a mirar a alrededor y ver si estás donde quieres estar. De este paréntesis ha pasado ya un año y he aprendido algo: que ya no me voy, que solo vuelvo, que me gusta volver, volver a veros. Volver a casa es volver a oír tu risa, ver cómo tus ojitos se hacen pequeños cuando le miras, volvernos a abrazar, que volvamos a bailar.

Estamos de aniversario así que vamos a celebrarlo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Un atardecer, el cielo de Madrid.

Sobre el autor Ana Salas
Soy periodista en transición. Cambio de ciudad y espero hacerlo también de trabajo. El último, en El Comercio, se ha prolongado durante ocho años. Buscando aproximarme a casa y empezar de nuevo, me tomo un tiempo. A veces no es necesario ir tan deprisa. Me voy a la India a practicar yoga antes de asentarme en una ciudad más al sur de la que me ha acogido durante 13 años: Oviedo. Dicen que un viaje así supone un antes y un después en la vida de cualquiera. Vamos a comprobarlo.