img
Categoría: Antonio Puche
PUCHE: “Kuwait es otro mundo, otra forma de entender el trabajo, la vida y el fútbol”

El Yarmouk es el club más humilde de Kuwait a todos los niveles. Un reto a la altura del Empire State que el español ANTONIO PUCHE (Yecla, 1972) asumió a fines de verano con la misma ilusión desbordante del director que afronta su ‘ópera prima’ en el mundo del celuloide. Este histórico de nuestro fútbol modesto, ex atacante del Elche, Palamós, Villarreal, Toledo, Jaén, Granada, Linares o Novelda, cuenta a Grada360 cómo se las está ingeniando para sacar ‘petróleo’ sobre el césped en una liga que está en las Antípodas de todo lo imaginable por estas latitudes.

Antonio Puche, dirigiendo un partido desde el banquillo de su nuevo equipo, el Yarmouk kuwaití.

Pero Antonio, ¿quién le embarcó en semejante fregao?

Me apetecía una experiencia en el extranjero y la empresa Proneosport me ofreció la oportunidad de poder entrenar en Kuwait. Me pareció fantástica la idea y la forma de gestionarlo todo. Tienen experiencia y me la transmitieron. Y aquí estoy abriendo camino.

– ¿Le costó mucho decidirse?

Decidirme no, costó cerrar el tema definitivamente. Pero sé cómo están las cosas en España en este momento y tengo claro que era una gran oportunidad que se me presentaba. No está el trabajo para regalarlo en ningún sitio.

– ¿Cuál fue la primera sensación que tuvo al salir del avión?

El mayor impacto no fue al aterrizar aquí. Ya lo tuve en la escala en Estambul. Me parecía que íbamos a otro mundo completamente y lo confirmo ahora que vivo en Kuwait.

– Para alguien que nunca había probado antes una experiencia fuera, irse a Kuwait tiene que ser como ir a la luna…

Un poco sí (risas). Es la primera vez que vivo y trabajo fuera. En anteriores trabajos míos en fútbol había tenido la oportunidad de viajar y conocer, sobre todo, Europa y Sudamérica. Pero de Asia no tenía conocimiento. Es otro mundo en cuanto a entender el trabajo, la vida y el fútbol, que por cierto en Kuwait les apasiona.

“No nos ponemos de acuerdo con
el ritmo de trabajo. Aquí todo lo
quieren dejar para mañana,
y yo lo quiero hacer hoy”

– Después de varias semanas por allí, ¿cómo va esa adaptación?

No es fácil adaptarse acostumbrado a la vida que tenemos en España, a nuestras costumbres, comidas, religión, etc. Pero la verdad es que cada día que pasa me siento mejor, me están tratando con mucho respeto e  intentan ayudarme en todos los aspectos.

Y desde el punto de vista deportivo, ¿qué es lo más complicado de vivir en un país tan distinto al nuestro?

Lo que peor llevo es el ritmo de trabajo que ellos entienden, pero yo no. Para ellos casi todo es para mañana, y yo entiendo el trabajo para ahora mismo.

– ¿Cómo les van las cosas hasta ahora?

Estamos evolucionando mucho. Llegamos 15 días antes de empezar la liga. Este equipo viene de quedar el último muchos años en Segunda división, de perder muchos partidos, y cuesta cambiar las cosas. Por una reestructuración de categorías ahora jugamos en la Premier League y estamos creciendo poco a poco. En la Copa del Emir nos hemos metido en cuartos de final. El 4 de febrero nos jugaremos el pase a semifinales, una situación que el club no vivía desde los años 70.

– Y a título personal, ya ha sido nombrado mejor técnico en una jornada.

Sí, fue una satisfacción para mí. El Yarmouk es el club de fútbol más humilde de Kuwait en estos momentos y poco a poco las cosas están avanzando en el buen camino. Nos está costando mucho a Roberto Espada (preparador físico) y a un servidor, pero nos estamos dejando el alma en esta aventura.

– ¿Cómo se las apaña para que le entiendan sus pupilos? 

Pues bastante bien. De hecho, no tengo traductor. Domino el inglés cada vez mejor y muchos de mis jugadores lo hablan. En aspectos importantes o que no entienden, utilizo a un par de jugadores que traducen al árabe rápidamente, y luego yo he aprendido ya alguna palabra para agilizar las cosas. Estamos bien en ese sentido.

– ¿Qué nivel tiene el fútbol en aquellas tierras en comparación con lo que tenemos aquí?

He llegado a la conclusión de que no se puede comparar en nada el fútbol de España con el de Kuwait. Aquí tengo que trabajar cosas impensables en España, aspectos básicos del juego. Allí cualquier jugador tiene una mínima base. Aquí no, pero está siendo muy bonito el proceso. Llevo poco tiempo, pero nos sentimos muy realizados cuando vemos el progreso que estamos teniendo.

– ¿Qué deberes le ha puesto el jeque que maneja el equipo?

Más que deberes lo que hay es una propuesta mía: que antes de nada, para ganar partidos hay que conseguir darle un modelo al club y al equipo. Y en ello estoy.

– Cuenta con dos futbolistas españoles: Naya y Ayala. ¿Qué tal están funcionando?

Con Ayala estoy encantado. Es un gran profesional y nos está ayudando mucho. En cuanto a Naya, en estos momentos está negociando con el club la rescisión de contrato. No ha tenido suerte aquí y creo que le ha costado mucho adaptarse al país.

“Hay pocas cosas para hacer que no
sea pasear o tomar café en los centros
comerciales, que son alucinantes” 

– Cuando acaban los entrenamientos, ¿hacen vida juntos o cada uno para su casa?

Entrenamos por la tarde. Roberto y yo venimos por la mañana al club y nos vamos por la noche después del entrenamiento. Normalmente cenamos juntos con Jordi Gris, otro español que está dirigiendo las categorías inferiores del club.

– A parte de pasear por el desierto o ver pozos de petróleo, ¿qué otras cosas se pueden hacer en Kuwait cuando se para la pelota?

En Kuwait no existe el ocio como lo entendemos en España. Hay pocas cosas para hacer que no sea pasear o tomar café en los centros comerciales, que son increíbles. Cuando tenemos tiempo libre solemos juntarnos con la colonia española que hay en Kuwait, sobre todo entrenadores y jugadores de fútbol sala, que hay bastantes. La vida es tranquila aquí.

– ¿Qué es lo que más estás echando de menos de España?

La familia, mis hijos. Es lo más duro de llevar. Lo demás es secundario para mí.

“Aquí todo es muy complicado, por eso
que me ligieran entrenador de la semana
hace poco fue una gran satisfacción para mí”
 

Ver Post >