img
La 'Masia escocesa' tiene a su Messi
img
tocoymevoy | 19-12-2013 | 09:25

El DUNDEE UNITED reverdece viejos laureles 30 años después de su único título liguero con la mejor hornada de talentos de su historia. Su fútbol elaborado, en el que priman el toque y las soluciones individuales, supone un rara avis en un balompié, como es el escocés, en el que sigue predominando el pelotazo largo y los balones a la olla. La guinda del pastel la pone RYAN GAULD, un genio diminuto que a sus 18 años tiene embelesados a los grandes de Europa con su zurda de platino y un descomunal cambio de ritmo que le asemejan con el crack azulgrana.    

Tres décadas han sido necesarias para que el Dundee United vuelva a asomar la cabeza en la tierra del whisky. Puede que no con la misma fuerza de aquel aguerrido equipo gobernado con mano de hierro por Jim McLean, el técnico-gurú que hizo reyes de Escocia a los ‘Tangerines’ por primera y única vez en su historia. Pero su fútbol de alto standing y la mejor hornada de talentos surgida nunca en la factoría naranja ayudan a olvidar por momentos de York para arriba ese aburrido monólogo verdiblanco en que se ha convertido su liga desde que el Rangers arriara su pabellón por problemas económicos.

Los jóvenes pupilos de Jackie McNamara están alterando con su juego vistoso a la par que electrizante la genética de un balompié dominado desde hace más de un siglo por los pelotazos largos, los balones a la olla y los furibundos choques de trenes en la medular.

El brillante trabajo desarrollado estos últimos años en su academia no para de alimentar al United de nuevas perlas que refuerzan y consolidan su apuesta por el buen gusto en el trato del esférico y por un fútbol que cada fin de semana demuestra encontrarse un poquito más si cabe en las Antípodas del tradicional y anquilosado estilo escocés.

Sus exhibiciones, además, empiezan a ir acompañadas de goleadas que les han situado ya en la tercera plaza de la Scottish Premier League, lejos aún, eso sí, del todopoderoso Celtic de Glasgow, que con 10 puntos de renta habita en un mundo paralelo y distante del resto de participantes en el campeonato doméstico.

Pero las lecciones de fútbol que el Dundee United ha dado en el último mes a Motherwell (0-4), Partick Thistle (4-1), Hearts (4-1) y Kilmarnock (5-2 y 1-4) han dejado huella en la historia del club de la ciudad de donde partió el mítico ‘Discovery’ (nunca antes se habían ganado cinco partidos seguidos anotando cuatro tantos de media) y también han disparado las alarmas de numerosos conjuntos de toda Europa, cuyos ojeadores se saben ya de memoria el camino que conduce a Tannadice Park, la casa de los ‘mandarinas’.

El lateral Robertson, marcando un gol.

El menú de degustación a orillas del río Tay es amplio y sumamente atractivo por mor de un técnico, el mencionado McNamara, empecinado en dar galones a su imberbe tropa de revolucionarios de la redonda.

Entre el más ‘veterano’, el extremo zurdo Gary Mackay-Steven (23 años), y el más bisoño, el central Euan Spark (17), el que fuera ariete del Celtic a mediados de los 90 dispone de una decena de futbolistas que han elevado notablemente el listón al resto de integrantes de la plantilla para hacerse un hueco en el once de salida.

Aunque la estrella de este descarado Dundee United sea su goleador, el media punta Stuart Armstrong (21), los ojos de todo aquel que pisa en estos días el vetusto coliseo naranja se fijan de inmediato en tres jovenzuelos llamados a dar muchas tardes de gloria y regocijo al fútbol de su país: el central John Souttar (17), el lateral izquierdo Andrew Robertson (19) y el extremo Ryan Gauld (18).

Si el primero sobresale por la autoridad con la que organiza la retaguardia y el segundo por la precisión de sus centros y su facilidad para ver puerta (acaba de ser elegido mejor jugador de la liga en noviembre), Gauld enamora al respetable desde el momento en que echa el lazo al cuero con su zurda diabólica para no volver a soltarla hasta que se mete en la cocina del enemigo después de sortear a todo el que se le ponga por delante.

UN PERFIL SIMILAR A ‘LA PULGA’

Su cintura de trapito, corta estatura (mide 1’68), vertiginoso cambio de ritmo y esa rara habilidad que sólo tienen los genios para sentar rivales sobre el césped le han servido para ganarse el apelativo de ‘baby Messi’, algo que el propio Gauld se toma a chufla cada vez que se lo recuerdan: “La comparación es bastante cómica, aunque es bonito de leer. Messi es mi ídolo y si me fijo en él es porque es el mejor jugador del mundo. Creo que todos los niños deberían verle por televisión y tratar de imitarle entrenando. Verle en acción te inspira para tratar de hacer cosas diferentes, aunque no lo consigas”, asevera el pipiolo atacante, natural de Aberdeen.

Real Madrid, Juventus, Manchester United, Arsenal, Bayern y Liverpool ya le han tomado la matrícula, pero el mejor jugador joven de la Liga escocesa en el mes de noviembre tras anotar tres goles y repartir siete asistencias, que el pasado lunes se hacía mayor edad, no tiene ninguna prisa por abandonar el nido de Tannadice, donde está empezando a desplegar sus alas. Tanto es así que acaba de ampliar su compromiso con el Dundee hasta mayo de 2017.

“Ahora mismo sólo pienso en seguir creciendo como jugador. Ya habrá tiempo para sentarse y ver qué es lo mejor para mi futuro”. Si hablamos de preferencias, al bisoño líder de la ‘Naranja Mecánica’ escocesa le tira la Liga BBVA. “Suelo ver mucho fútbol y el campeonato español es el que se adapta más a mi estilo. La pelota por abajo y mucha paciencia en la elaboración de las jugadas. En Inglaterra son más directos. Es un fútbol más físico que, al ser pequeño, me conviene menos”.

Gauld, superando una ‘barrera’ humana.

Internacional sub 21 de nuevo cuño, Gauld ya causó sensación los pocos minutos de que disfrutó el día de su estreno en la máxima categoría, en mayo de 2012, frente al Motherwell, en Fir Park.

Apenas tenía 16 primaveras, pero ya dejó al personal señales inequívocas de estar delante de un atacante distinto, capaz de infiltrarse cual cuchillo hasta el corazón del área rival por ambos perfiles o de golpear con notable precisión un tiro libre.

Si el pasado ejercicio alternaba aún el primer equipo con los sub 20, en la actual campaña es un fijo en las alineaciones de McNamara, su auténtico mentor. Sus cifras goleadores andan todavía muy lejos de las de su espejo (suma 6 tantos en 30 partidos en el fútbol profesional), pero su capacidad para resolver partidos él solito va in crescendo, al tiempo que las dificultades de sus marcadores para evitar que acaben mordiendo la hierba.

LA GENERACIÓN DE ORO DEL DUNDEE UNITED

Ryan Gauld (18). Extremo. Procedencia: CANTERA

John Souttar (17). Central derecho. Procedencia: CANTERA

Andrew Robertson (19). Lateral izquierdo. Procedencia: Queens Park

Stuart Armstrong (21). Mediapunta central. Procedencia: CANTERA

Gavin Gunning (22 -IRL-). Central izquierdo. Procedencia: Blackburn

Aidan Connolly (18). Extremo izquierdo. Procedencia: Queens Park

Euan Spark (17). Central. Procedencia: CANTERA

Marc McCallum (20). Portero. Procedencia: CANTERA

Ryan Dow (22). Delantero centro. Procedencia: CANTERA

Gary Mackay-Steven (23). Extremo izquierdo. Procedencia: Ross County

Darren Petrie (18). Medio defensivo zurdo. Procedencia: CANTERA -Cedido al Brechin City-

El central John Souttar, titular indiscutible en el Dundee United con sólo 17 años.