img
El Barça qatarí juega en la Liga belga
img
tocoymevoy | 01-08-2013 | 06:09

El todopoderoso emirato árabe adquirió hace un año el KAS EUPEN, un diminuto club de la Segunda belga, con la idea de completar la formación de los talentos africanos que integran su proyecto de Aspire Football Dreams, el más grande por volumen de chicos que existe en el planeta fútbol. El español ‘Tin Tin’ Márquez contará en este segundo ejercicio, que arranca el sábado, con 12 jugadores procedentes de la prestigiosa academia. Ascender a la Jupiler League jugando ‘a la azulgrana’ es el reto no confeso de sus mentores, siempre con la mirada puesta en su Mundial de 2022.


Qatar no ceja en su empeño de hacerse un sitio privilegiado en el fútbol mundial. Su inagotable chequera ya le abrió las puertas de dos clubes del prestigio del Barcelona (principal sponsor) y el PSG (accionista mayoritario). Pero ahí no queda la cosa. Los mentores del balompié del país que organizará la Copa del Mundo en 2022 son desde hace tiempo conscientes de que, sin una base sólida, no habrá forma humana de llegar a esa cita aún lejana en el tiempo con esperanzas de cumplir dignamente a nivel deportivo en su calidad de anfitrión.

Con ese pensamiento en la cabeza nació en 2007 Aspire Football Dreams (AFD), un vastísimo proyecto por el que Qatar apadrina y financia una academia de fútbol (su presupuesto ronda los 6 millones de euros por temporada), con sede en la ciudad senegalesa de Saly, que acoge a los mejores talentos de 15 países (10 africanos, amén de Vietnam, Tailandia, Guatemala, Costa Rica y Paraguay) previamente seleccionados tras un interminable proceso de captación anual que ya ha movilizado a más de 750.000 chicos.

La necesidad de encontrar acomodo a esos genios precoces una vez acabado su ciclo formativo llevó un año atrás al centro deportivo más suntuoso y vanguardista del planeta a la caza y captura de un club que le permitiera poner en el escaparate a sus más cultivadas perlas, algunas de las cuales podrían ser las estrellas de su selección nacional al inicio de la próxima década. Tal proceso concluyó con la adquisición del Königliche Allgemeine Sportvereinigung Eupen, un pequeño equipo belga de la Segunda división que en junio de 2012 se encontraba al borde de la bancarrota.

Josep Colomer, director general de AFD y alma máter del proyecto, explica a Grada360 el porqué de la elección de este club sito a pocos kilómetros de la frontera con Alemania. “Bélgica era el país idóneo por una cuestión de legislación, ya que te permiten alinear a cuantos jugadores no comunitarios quieras, mientras sean mayores de 18 años. Ése es el motivo por el que la temporada pasada no pudimos contar con todos los chicos desde el principio. Pero ahora es diferente. Tenemos mucha confianza en ellos”, reconoce el ex jefe de la cantera del Barça, que cada fin de semana se monta en un avión para ir desde Senegal a donde quiera de la geografía belga que jueguen sus chavales.

‘Tin Tin’ Márquez, técnico del Eupen.

La experiencia piloto resultó de lo más estimulante, por cuanto que los ‘Pandas’ (llamados así por los colores de su equipación) acabaron la liga pasada en octava posición. Todo un éxito si se tiene en cuenta que la mitad de la plantilla del Eupen está integrada por jóvenes africanos (12 en total formados en AFD) que nunca antes habían formado parte de un club de fútbol.

“La lectura resultó positiva porque empezaron a entender qué es competir y luchar por tres puntos en una liga, algo que nunca antes en sus vidas habían hecho. El objetivo es seguir creciendo, como equipo y a nivel individual, e intentar quedar lo más arriba posible”, comenta Bartolomé ‘Tin Tin’ Márquez, el técnico español de esta especie de Torre de Babel del balompié que el próxima sábado iniciará su segundo asalto a la Jupiler League (Primera división belga) a domicilio frente al Royal Boussu Dour.

De los 19 foráneos a sus órdenes, 15 son de origen africano. Un alemán, un francés, dos españoles (Manel Exposito y Juan Cruz Ochoa) y seis belgas completan un vestuario en el que la pasión y las ganas de triunfar superan con creces el galimatías lingüístico que se forma antes de cada sesión de trabajo. “El fútbol es un lenguaje universal. Además, manejar este vestuario ha sido más facil de lo que pensaba porque la gran mayoría son jovenes y buenos chicos”, apunta quien fuera mediocampista del Espanyol en los 80.

Aunque nadie en AFD se atreve a pronunciar aún la palabra ascenso, Márquez no lo descarta de la hoja de ruta de un KAS Eupen que cuenta con la media de edad más baja del fútbol profesional belga. “Esa mentalidad está siempre presente, aunque es un proyecto con jugadores muy jovenes y necesitamos tiempo”.

“Intentamos tener la posesión

con profundidad y recuperar el

balón lo más arriba posible”

Precisamente las pocas horas de vuelo de sus pupilos en una categoría que “equivaldría a una Segunda B de nivel alto o a una Segunda flojita” son el peor enemigo de los ‘Pandas’, si bien tanto el entrenador catalán como el resto de su cuerpo técnico ‘made in Spain’ (su segundo, Jordi Condom, el preparador de porteros Xavier Ruiz y el preparador físico Romá Cunillera) apuestas sin ambages por la gran calidad del grupo. “Esperamos mucho de todos ellos. Algunos parten con ventaja porque ya tienen la experiencia de competir un año, que es de lo que carecen los recién llegados”.

El buen trato del esférico ya fue la pasada campaña la principal seña de identidad del Eupen. Aunque Márquez huye de paralelismos conceptuales en lo que a estilos se refiere, de su discurso se desprende claramente la huella azulgrana en su forma de concebir el fútbol. “Yo aplico el mío propio. No sé si es español o yugoslavo. Intentamos tener la posesión con profundidad y recuperar el balón lo más arriba posible”.

El ghanés Samuel Asamoah, en acción.

La paciencia es la madre de este proyecto, de ahí que no existan de momento plazos para tratar de meter a este Eupen africanizado en competiciones europeas, el caldo de cultivo idóneo para elevar a la máxima potencia el ADN competitivo de sus bisoños futbolistas. Sea como fuere, a nadie le amarga un dulce y la Copa siempre esconde agradables sorpresas… “De momento ya estamos jugando en una liga europea, eso ya lo tenemos. Lo otro es muy difícil. No tiene sentido pensar ahora mismo en esas metas, aunque la ilusión nadie nos la va a quitar”, concluye el estratega barcelonés.

JUGADORES PROCEDENTES DE LA ACADEMIA ASPIRE

Muhannad Naim (Portero, 20 años, Qatar)

Raoul Kenne (Defensa, 19 años, Camerún)

Diawandou Diagne (Defensa, 19 años, Senegal)

Ibrahima Diedhiou (Defensa, 18 años, Senegal)

Ntuthuko Radebe (Defensa, 18 años, Sudáfrica)

Etienne Wala Zock (Volante, 19 años, Camerún)

Samba Ndiaye (Volante, 19 años, Senegal)

Phakamani Mngadi (Volante, 18 años, Sudáfrica)

Anthony Bassey (Volante, 19 años, Nigeria)

Samuel Asamoah (Volante, 19 años, Ghana)

Alasanne Diallo (Volante, 18 años, Mali)

Abdulaziz Al Ansari (Delantero, 21 años, Qatar)