img
Ventajas a la hora de comprar moda de segunda mano
img
Lola Pedrero | 21-01-2018 | 22:05

Cada vez hay más gente que se toma muy en serio el consumo de moda responsable, la importancia de ahorrar, reciclar o reutilizar. Eso lo hacen muy bien las nuevas generaciones, que no tienen tan arraigado ese sentimiento de pertenencia, sino que son más partidarios de disfrutar que de poseer. Se conoce como filosofía “Slow Fashion”, o lo que es lo mismo: moda sostenible.

Con la globalización nace una necesidad imperiosa de estar a la moda. El consumismo cada vez está más arraigado en todos nosotros y la compra-venta de ropa de segunda mano no puede estar en más auge. Cierto es que en España la segunda mano aún está un poco verde.

Tiendas online, aplicaciones móviles, blogs, tiendas físicas o rastrillos son los medios más utilizados en otros países, donde ya hace años este tipo de compra está instaurada.

Inglaterra es uno de los países que mejor nos podría dar lecciones en esto de venta de ropa vintage, (que así dicho queda mucho mejor que venta de ropa usada o vieja): Portobello Road y Camden Town son dos de los mercadillos más importantes de Europa. No hay amante de la ropa que viaje a Londres y no visite estos dos mágicos lugares.

En París, las tiendas de venta vintage se les llama ‘Friperie’. Didier Ludot es una de las tiendas más importantes. Allí puedes encontrar ropa y accesorios de alta costura en muy buenas condiciones, como  Dior, Chanel, Vuitton… En la calle Le Marais se encuentra Coiffeur Vintage, una tienda donde hallaréis piezas geniales a muy buen precio. También existen tiendas menos elegantes pero con productos muy interesantes ¡¡desde 3€!!. Y no os olvidéis del mercado de las Pulgas, también en París. Una visita obligada…

En New York puedes ir a la ‘quinta avenida de Brooklyn’. Dicen que es el paraíso de las tiendas de segunda mano. O también podéis ir a la famosa tienda ‘Lily et Cie’, donde Penélope Cruz compró su vestido Balmain de más de 60 años. Ya se sabe que en esta ciudad con la cartera llena se puede encontrar de todo.

Los motivos para comprar ropa de segunda mano pueden ser muy variados. Por ejemplo, cuidar el medio ambiente, ahorrar a la hora de adquirir prendas de marca, querer ser más original y diferente. Afortunadamente, la moda puede tener más de una vida!!!

"Pusimos este puesto en el mercadillo Lost & Found para vender ropa que nos sobraba. De momento creo que podremos recuperar los 40 euros que invertimos para alquilar esta plaza y  obtener alguna ganancia." Nuria Castells, vendedora en el mercadillo de segunda mano Lost & Found (Born)

comprar-ropa-de-segunda-mano-ayuda-a-cuidar-el-medio-ambiente

reciclar

ropa-de-segunda-mano