img
Categoría: Newcastle
Cinco 'profes' en la cuna del fútbol

Han pasado 22 años desde que Osvaldo César Ardiles aterrizara en Newcastle para dirigir al conjunto magpie. El ex futbolista conocía bien la liga inglesa, puesto que en el año 1978 dio el salto a las islas para convertirse en uno de los grandes ídolos de la historia del Tottenham. Sin embargo, además de marcar una época en el equipo londinense y allanar el camino para la llegada de otros futbolistas extranjeros, más tarde el argentino sentó un precedente en el fútbol inglés: fue el primer entrenador sudamericano en la Premier League. Apenas estuvo una temporada en el banquillo del Newcastle; no obstante, un año después fue contratado por el West Brom y, posteriormente, recaló en el conjunto que le vio brillar como futbolista: el Tottenham.

Ver Post >
Los apodos de la Premier League

Arsenal: El club dirigido por Arsène Wenger fue fundado en el año 1886 en Woolwich, al sur de Londres, por trabajadores del depósito de armas Royal Woolwich Arsenal. Por este motivo fueron apodados Gunners (artilleros) y el cañón es el estandarte de este club de Londres.
Aston Villa: Existe un poco de confusión en torno a este sobrenombre, ya que, en algunos lugares aparece escrito como Villains y en otros, Villans. La diferencia es importante porque el significado del primero es ‘criminal’ y no tiene relación con el verdadero apelativo del club de Birmingham. Se les conoce como ‘villanos’ y en las primeras fotografías del club siempre fueron representados por un villano pintoresco.


Cardiff City: Su apodo tiene conexión con la obra ‘El pájaro azul’ escrita por el dramaturgo belga Maurice Maeterlink en 1909. El ave, un símbolo de la felicidad, es perseguido por los niños que quieren aprisionarlo en una jaula y el tema de la obra nos invita a no tratar de acaparar la felicidad para nosotros mismos. La obra de Maeterlinck llegó al nuevo teatro de Cardiff a finales de octubre de 1911. Recibió muy buenas críticas y, una semana después de que la producción abandonase la ciudad, Maeterlinck fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura. Todo ello llevó a un desconocido Cardiff City a tomar la decisión de apodar al equipo The Bluebirds.
Chelsea: Hasta mediados de los años 50 fueron conocidos como The Pensioners debido a su asociación con el famoso hospital The Chelsea Pensioners. Sin embargo, cuando Ted Drake se convirtió en entrenador del Chelsea en 1952 inició una campaña para eliminarlo y, a partir de entonces, adoptaron el nombre de The Blues, en honor a su color más representativo: el azul.
Crystal Palace: Cuando Malcom Allison aterrizó en el banquillo del club en 1973, decidió cambiar el uniforme y también, el apodo. Escogió The Eagles (Las Águilas), y más tarde apareció en el escudo del club. Sin embargo, en 1994 decidieron modificar la imagen del águila por una más agresiva, emulando al Ave Fénix, como símbolo de un club que resurgía de sus cenizas.
Everton: The Toffees deben su nombre a la Mother Bobblet Toffee Shop, una tienda de dulces situada en las inmediaciones de Goodison Park, que regalaba caramelos (Toffees) a los espectadores que iban al campo. No obstante, el Everton ha tenido muchos otros sobrenombres a lo largo de los años.
Fulham: Antiguamente, los terrenos del estadio del Fulham eran campos de cacería utilizados por Ana Bolena, reina consorte de Inglaterra por su matrimonio con Enrique VIII. En 1780, el barón William Craven construyó una casa en aquellos terrenos, que se hizo popularmente conocida como Craven Cottage. En la actualidad, el círculo central del estadio del Fulham ocupa el lugar donde fue construida la casa del barón Craven. De ahí su nombre Cottagers. El estadio del Fulham todavía conserva The Cottage, una casa ubicada en uno de los corners, en la que justo debajo se sitúa el túnel de vestuarios.


Hull City: The Tigers deben el apodo a sus colores: el negro y el ámbar. Y, de hecho, en 1947 el club adoptó la imagen de un tigre como principal elemento de su escudo. En la década de los 90 se atrevieron con una camiseta que imitaba el pelaje de un tigre. Fue ampliamente cuestionada. De hecho, se recuerda como una de las camisetas más feas en la historia del fútbol.
Liverpool: No siempre fueron Reds. Cuando el club fue fundado en 1892 los colores de la camiseta titular eran blanco y azul, similares a los del Everton. Pero en 1964 Bill Shankly decidió cambiar el uniforme y escogió el color rojo para la equipación completa. El Liverpool se convirtió en los Reds y Shankly en una leyenda.
Manchester City: No hay ninguna historia fascinante detrás. Su apodo, Citizens, derivó de su propio nombre. También se les conoce como Sky Blues por los colores de su uniforme.
Manchester United: En el año 1934, el club inglés de rugby Saldford realizó una gira por Francia con el sobrenombre The Red Devils. Cuando Sir Matt Busby conoció ese nombre declaró que era perfecto para el Manchester United y decidió reflejarlo en el logo del equipo.
Newcastle: Existen un buen número de sobrenombres para este equipo del norte de Inglaterra, pero, sin duda, el más famoso es The Magpies (Las Urracas). Este apodo hace honor al uniforme de rayas verticales negras y blancas que vistieron por primera vez en 1894.
Norwich: En la segunda mitad del siglo XVI se establecieron en el condado de Norfolk numerosos refugiados flamencos y franceses que huían de las persecuciones religiosas. Dichos refugiados se llevaron consigo a sus canarios y, aquella raza plumífera causó sensación en la zona. Tanto, que en el año 1906, el Norwich City no dudó en adoptar los llamativos colores del pájaro para su equipación y, posteriormente, lo incluyó en su escudo. A partir de entonces se les conoce como The Canaries.
Southampton: Su apodo, The Saints, hace alusión a los jóvenes fundadores del club, miembros de la St Mary’s Church Young Men’s Association, en 1885.
Tottenham: Este club nació en 1882 gracias a la iniciativa de la escuela primaria local All Hallows Church. Según la página oficial de la UEFA, el origen de su apodo, The Spurs, tiene algo de misterio, pero se cree que hace referencia al noble del siglo XIV Sir Henry Percy, el Harry Hotspur de Shakespeare en Enrique IV Parte I.
Stoke City: Stoke on Trent, la ciudad que vio nacer a Robbie Williams, es la cuna de la porcelana inglesa. Por este motivo, el apodo del Stoke City es Potters, que deriva de pottery (cerámica).


Sunderland: El vínculo entre el Sunderland y los gatos negros se remonta a unos doscientos años atrás. En 1805, una batería de artillería fue bautizada con el nombre de Gato Negro tras escuchar el desconsolado maullido de un gato a orillas del río Wear. Cien años después, un gato negro fue fotografiado al lado de un balón de fútbol y junto al presidente del Sunderland en aquel momento, FW Taylor. Tres años más tarde, un gato negro apareció en la fotografía oficial el equipo. En 1937, un aficionado de 12 años se llevó a su mascota, un gato negro, a Wembley, lugar donde se disputó la final de la FA Cup que ganó el Sunderland ante el Preston por 3 a 1. A partir de ese momento se extendió la creencia entre la afición de que los gatos negros traen suerte. Durante muchos años el Sunderland tuvo multitud de apodos, hasta que finalmente se decantaron por The Black Cats.
Swansea: Es evidente que los Swans deben su apelativo a su propio nombre. Sin embargo, hay otro término asociado a este equipo de Gales: Jacks. Existe una leyenda en Swansea sobre un perro llamado Jack que salvó la vida a 27 personas, tras rescatarlos del rio Tawe. Aquella historia, de la que no se puede comprobar su veracidad, conmocionó a los ciudadanos de Swansea y lo cierto es que existe un monumento en el paseo marítimo de la ciudad erigido en su honor. Por este motivo, el nombre de ‘Swansea Jack’ se convirtió en un término genérico para los ciudadanos de Swansea y, además, se acabó usando para denominar a los seguidores del Swansea City.
West Brom: Cuando se inauguró su estadio, The Hawthorns, los encargados llevaban la recaudación de la venta de entrada en bolsas de cuero hasta una oficina situada delante de la tribuna principal. Entonces los aficionados solían comentar “Here come the baggies!” (¡Aquí vienen las bolsas!), y esta expresión dio lugar a The Baggies.
West Ham: Fundado en 1895 como Thames Ironworks por los trabajadores de un astillero, durante años fueron apodados como The Irons. Pero en 1900 decidieron cambiar el nombre al actual West Ham United. Son conocidos como The Hammers (Los Martillos), y en su escudo aparecen dos martillos cruzados como símbolo del trabajo y el esfuerzo de una región postergada. Más tarde, añadieron al escudo un castillo y representa la Green Street House, una casa conocida como el castillo de Ana Bolena por sus dos torres distintivas.

Ver Post >
Claves de la temporada

1.- Manchester United: La temporada 2012-13 será mundialmente recordada como la última de Sir Alex Ferguson al mando del club mancuniano. No obstante, el escocés se marchará satisfecho, sabiendo que ha encontrado la última pieza de su rompecabezas: Robin Van Persie. En apenas un año, el holandés se ha convertido en el líder incontestable del equipo más laureado de la liga inglesa y, con sus tantos, ha guiado a los red devils a la conquista de la vigésima Premier League de su historia. Por segundo año consecutivo se ha consagrado como el máximo goleador de la competición con 26 goles y también, se ha llevado el premio Sir Matt Busby, que otorgan los aficionados en la votación a Mejor Jugador del Año. La próxima campaña tampoco veremos a Paul Scholes en el Teatro de los sueños. Tras un intento hace dos temporadas, el mítico centrocampista se ha retirado definitivamente después de veinte años en el United, el único club de su carrera.

Ver Post >
Reading y QPR dicen adiós a la máxima categoría

Era el encuentro más decisivo de la jornada. Ambos conjuntos salieron al terreno de juego con el claro objetivo de sumar tres puntos e intentar obrar el milagro de la salvación pero el empate a cero en el Madejski Stadium acabó con cualquier atisbo de esperanza para el Reading y el Queens Park Rangers. A falta de tres jornadas, los dos equipos firmaron la sentencia del descenso y la próxima temporada tendrán que volver a verse las caras en Championship.

El Reading, que ascendió de categoría la pasada campaña, ha sumado cinco victorias, diez empates y veinte derrotas esta temporada. A mediados de marzo el propietario decidió prescindir de Brian McDermott, el hombre que les devolvió la ilusión por volver a jugar en la máxima categoría. No obstante, el conjunto de Reading volverá a la segunda división inglesa de la mano de un entrenador que conoce perfectamente los entresijos de la competición: Nigel Adkins. Con el Southampton, el ex portero logró dos ascensos consecutivos que llevaron al equipo a la Premier League y además, convirtió a los Saints en uno de los conjuntos que mejor fútbol juega de la islas británicas. El hecho de tener a un técnico experimentado como Adkins en el banquillo para afrontar esta nueva andadura y además, contar en sus filas con nueve de los jugadores que el año pasado ganaron la Championship hace pensar que el periplo de los Royals en la segunda categoría será breve.

Muy distinto es el panorama actual del QPR. Durante el mercado de invierno, los dueños del club no dudaron en tirar de talonario para intentar evitar los peores presagios y se gastaron un total de 25 millones de euros. El importante desembolso económico no dio los frutos esperados y ahora, el conjunto de Londres tendrá que hacer frente a las estratosféricas fichas de sus jugadores en la segunda categoría inglesa. Cuatro victorias, trece empates y dieciocho derrotas son el paupérrimo balance de un equipo que antepuso el gasto en fichajes de renombre y se olvidó de formar un equipo. Las desigualdades salariales entre jugadores llegados al QPR en etapas muy distintas han propiciado que la división del vestuario sea una constante durante toda la temporada. Una realidad que ni siquiera el habilidoso y carismático Harry Redknapp ha sabido manejar.

Con el descenso matemático del Reading y del QPR, sólo queda por saber cuál será el tercer equipo que les acompañará a Championship. Wigan, Aston Villa, Newcastle y Sunderland son los candidatos a ocupar esa décimo octava posición de la tabla y, por el momento, el conjunto de Roberto Martínez y el equipo de Paul Lambert son los que están peor posicionados. Ambos se enfrentarán en la última jornada de liga y, salvo sorpresa, todo parece indicar que ese día uno de los dos se convertirá en el tercer descendido.

Ver Post >
El vestuario apoya a Di Canio

Las imágenes de las entusiastas celebraciones de Paolo Di Canio durante el derbi de Tyne and Wear el pasado domingo dieron la vuelta al mundo. De hecho, el análisis del encuentro pasó a un segundo plano para dar protagonismo a la figura del técnico italiano y, en la actualidad, varios diarios sensacionalistas ya se están frotando las manos por la aparición de un nuevo personaje mediático en la Premier League, que acapara toda la atención desde que aterrizara en el banquillo de los black cats.

Ver Post >
Magpies vs Black Cats, la batalla máxima

Este fin de semana todas las miradas estarán puestas en St. James’s Park, el vibrante escenario donde se disputará un partido que transciende a lo puramente deportivo: The North East Derby. Ese día, Newcastle y Sunderland serán un sentimiento en los corazones de todos sus aficionados. El apoyo incondicional de la grada se hace más importante que nunca porque representa algo más que tres puntos. Se pone en juego el honor, la dignidad y el orgullo de dos ciudades enfrentadas históricamente; por ello, los jugadores sienten que deben darlo todo por su hinchada. El próximo domingo los colores de ambas camisetas se fusionarán para dar paso a uno de los duelos de mayor envergadura en las islas británicas.

Ver Post >