img
¿El adiós del hijo pródigo?
img
Eva Prieto Gómez | 07-03-2013 | 12:24

No sé ustedes, pero yo ya he perdido la cuenta de las veces que se ha especulado con la salida de Wayne Rooney del Manchester United. De hecho, en el año 2010 fue el propio jugador quien cuestionó su felicidad en Old Trafford y pidió ser traspasado. Sin embargo, una charla con Sir Alex Ferguson le otorgó la motivación necesaria y el convencimiento de que su sitio estaba con los Red Devils. Después de aquello, el ídolo del equipo de Manchester reiteró su deseo de jugar toda la vida para el club en el que lleva defendiendo la camiseta casi diez años.

Esta semana, la prensa británica se ha apresurado a publicar la noticia sobre la marcha del delantero inglés a final de temporada. ¿La razón? Ser relegado al banquillo durante 72 minutos en el partido de vuelta de octavos de final de la Champions contra el Real Madrid. Decisión polémica donde las haya. Pero el segundo de Ferguson, Mike Phelan, declaró tras el encuentro que Rooney no jugó porque no se ajustaba a la táctica aplicada y, no se puede negar que hasta que el colegiado turco señaló la tarjeta roja a Nani, el estratega escocés tenía el partido perfectamente controlado. Particularmente, me resulta demasiado atrevido afirmar que por este motivo el jugador haya decidido abandonar la disciplina del United y sinceramente, cuesta comprender esta serie de conjeturas que sitúan a Rooney fuera del equipo de su corazón. Todos y cada uno de los jugadores del Manchester United son conscientes de que, bajo las órdenes de Ferguson, nadie tiene la titularidad garantizada. Precisamente, si algo caracteriza al técnico de Glasgow es la fuerte exigencia y disciplina que demanda a sus pupilos y si considera que alguno no se encuentra al cien por cien, no le tiembla el pulso a la hora de tomar decisiones, por difíciles que sean. Por algo es uno de los mejores entrenadores del mundo, si no el mejor…

El británico The Telegraph asegura que la dirección del club no tiene intención de ofrecer una oferta de renovación al jugador, que finaliza contrato en la temporada 2014-15. Y también apunta que una de las causas por las que no quieren mantener al delantero son los 260.000 euros que cobra por semana. De confirmarse la noticia el próximo verano sería un fuerte varapalo para la afición de los Red Devils, que le considera uno de los futbolistas más importantes del cuadro de Manchester. A pesar de su peculiar temperamento, ha logrado enamorar a los aficionados con su talento y se ha convertido en uno de los símbolos de esta generación del Manchester United y del fútbol británico.

  • http://www.grada360.com/usuario/elshowdetxotxe elshowdetxotxe

    Es inevitable cada vez veo la cara de Rooney me parece que se acaba de comer una caja de donuts.
    Ferguson no es tonto. Sabe perfectamente que Rooney es un tipo especial, fuma
    cuando le da la gana, come cuanto quiere, y más…
    @elshowdetxotxe:twitter 

  • http://www.grada360.com/usuario/elshowdetxotxe elshowdetxotxe

    siempre que veo la cara de  Rooney pienso que se acaba de comer una caja de donuts
    @elshowdetxotxe:twitter