img
Liverpool, la capital del fútbol inglés
img
Eva Prieto Gómez | 29-10-2012 | 00:30

“Tan solo era un niño la última vez que el Liverpool ganó la liga. De hecho, creo que todavía era fan del Everton”

Michael Owen

Algo que tienen en común la mayoría de los derbis ingleses es la gran rivalidad por motivos religiosos, económicos o geográficos; su tradición histórica y el ambiente hostil que se genera. Ejemplo de ello son el derbi de Manchester entre los ‘red devils’ y los ‘citizens’, el del norte de Londres entre el Arsenal y el Tottenham o, si echamos un vistazo al país vecino, el desaparecido gran derbi escocés ‘The Old Firm’. Sin embargo, Liverpool, la capital del fútbol de Inglaterra, alberga el conocido como ‘Friendly Derby’ o derbi de Merseyside. No solo existe una buena relación entre las aficiones del Everton y del Liverpool sino que además, es común encontrar familias en las que hay aficionados de ambos equipos.

No obstante, para los jugadores de la ciudad el encuentro ante el eterno rival local es el más importante de la temporada y sobre el terreno de juego no hay lugar para sutilezas.

Intensidad, espectáculo y goles han caracterizado el derbi número 219 de la ciudad de Liverpool. Los ‘reds’ se adelantaron gracias a un disparo de Luis Suárez que rebotó en el defensa del Everton Leighton Baines. Cinco minutos más tarde, el delantero uruguayo ponía el 0-2 en el marcador pero la alegría entre la afición ‘red’ apenas duró unos segundos, ya que, el centrocampista Leon Osman hizo un disparo lejano que tuvo la fortuna de colarse entre las piernas de toda la defensa. El Liverpool reaccionó al contraataque pero justo antes del descanso, el escocés Steven Naismith empató el encuentro con un disparo desde el área pequeña gracias a un centro de Marouane Fellaini.

Los primeros minutos del segundo tiempo no tuvieron la misma intensidad de la primera parte. Los de Brendan Rodgers tuvieron varias ocasiones de ponerse por delante y hacia el final del encuentro, Luis Suárez anotó un gol que fue anulado injustamente y que les pudo dar la victoria.
Este resultado sitúa a los hombres de David Moyes en quinta posición con dieciséis puntos y al Liverpool anclado en la duodécima posición de la tabla, con diez.

Habrá que esperar hasta el antepenúltimo encuentro de liga para volver a disfrutar del considerado derbi más importante de Inglaterra y que acumula más de cien años de historia. El siguiente encuentro será en el legendario Anfield, campo que un día perteneció al Everton y que ahora, apenas un kilómetro lo separa de su actual hogar, Goodison Park.

  • http://twitter.com/elshowdetxotxe Javier Garcia

    Yo creo que la plantilla del Liverpool esta temporada es muy corta, empezando por la portería ¿necesita el Liverpool un recambio para Pepe Reina? , podría ser la primera pregunta y no empezar la casa por el tejado, pero yo creo que empezaran por el tejado y en el mercado de invierno van a por Demba Ba, fántastico ”9”