img
El adiós a un grande de los 'Boys in Green'
img
Eva Prieto Gómez | 23-08-2012 | 08:41

A lo largo de mi carrera he tenido la oportunidad de tratar con grandes profesionales del fútbol. Conocer a muchos de ellos ha sido un auténtico privilegio pero tengo que reconocer que pocos me han despertado tanta admiración como Shay Given y la afición de los ‘Boys in Green‘.

Hace unos días, el guardameta irlandés anunció que se retiraba de la que ha sido su selección durante dieciséis años. “Ha sido un gran honor y un privilegio jugar y tener la ocasión de ser el capitán del equipo”, con estas palabras, uno de los jugadores más queridos de Irlanda, ponía fin a una extensa carrera en el fútbol internacional. Generalmente, siempre que acontece una noticia de este tipo se suele recordar los mejores momentos del jugador y realizar así un tributo a la que ha sido su carrera deportiva. Pero en este caso, la figura de Given, va más allá de lo meramente deportivo, porque no solo es un excelente portero, sino que además, es todo un referente fuera del campo.

El 27 de marzo de 1996, un joven con apenas 19 años debutaba ante Rusia en un encuentro que perdieron 0-2. En ese momento, Given no podía imaginar que ése sería el primero de los 125 partidos que llegaría a disputar con la camiseta de Irlanda. Por aquel entonces militaba en las filas del Blackburn Rovers y aunque no gozaba de protagonismo, su gran actuación en el Sunderland, en calidad de cedido, le abrió las puertas del equipo nacional. Más tarde, se consolidó en la Premier League como meta indiscutible del Newcastle. Un club que marcó la trayectoria del portero, ya que su vinculación con las ‘urracas’ duró casi doce temporadas.

Shay Given participó en todos los encuentros del Mundial 2002 de Corea y Japón y regaló grandes actuaciones a los aficionados, como por ejemplo su sobresaliente partido frente a Arabia Saudí. El equipo irlandés perdió contra España en octavos de final y aunque ése fue su último mundial, Given ha protagonizado momentos inolvidables para los ‘Greens’ como la espectacular parada al gran Zinedine Zidane en la ronda clasificatoria del Mundial 2006 de Alemania.

El 14 de octubre de 2009, cumplió su partido número 100 como internacional ante Montenegro en un encuentro celebrado en Dublín. En aquel momento formaba parte de la escuadra ‘citizen’ de la Premier pero tras dos temporadas, el portero de Lifford cambió de banquillo y firmó un contrato de cinco años con el Aston Villa. Al poco tiempo de llegar, Given sufrió un duro golpe con la muerte de su gran amigo Gary Speed y se convirtió en protagonista involuntario cuando, visiblemente afectado, no pudo contener las lágrimas tras el emotivo minuto de silencio guardado antes del encuentro entre Swansea y Aston Villa. Meses más tarde, el capitán de los ‘villanos’, Stiliyan Petrov, anunciaba que había sido diagnosticado de leucemia. La noticia causó un gran impacto en el vestuario y Given le rindió un emotivo homenaje en la gala benéfica contra el cáncer que organiza cada año junto a su mujer Jane.

Las últimas apariciones del irlandés con su selección en una gran competición fueron en la reciente Eurocopa de Polonia y Ucrania. Irlanda volvía, 24 años después, a una fase final de la Eurocopa pero fueron eliminados tras perder los tres partidos que disputaron frente a Croacia, España e Italia. Jamás olvidaré el multitudinario tributo que los seguidores irlandeses rindieron a su equipo con el tema “The Fields of Athenry” y que consiguió poner los pelos de punta a todos los que nos encontrábamos en el Arena de Gdansk. La aventura de Irlanda en la Euro terminó con aquel homenaje, y también la carrera internacional de su guardameta, siempre caracterizado por su impecable deportividad y extraordinaria lealtad al equipo nacional.

Su retirada es una amarga noticia para todos los seguidores de la selección irlandesa y no han dudado en expresar su tristeza al que ya consideran toda una leyenda en la historia de la selección ‘Green’. A sus 36 años, todavía le queda mucho fútbol por delante pero ahora toca centrarse únicamente en su club; aunque ya le advirtió a Trapattoni: “Si la selección de mi país me necesita, volveré“.

  • Elshowdetxotxe

    el DNI no te retira, si tu físico te respeta, las ganas de competir te marcarán el final de tu carrera.

  • http://twitter.com/ChusCaleri Jesus Calero

    Jamás olvidaré el multitudinario tributo que los seguidores irlandeses rindieron a su equipo con el tema “The Fields of Athenry” y que consiguió poner los pelos de punta a todos los que nos encontrábamos en el Arena de Gdansk.
    Joder, ni yo!! Fue espectacular. Yo no conocía el tema en cuestión pero me obligó a conocer la historia del cántico que, por otro lado, es preciosa. Pero aquel momento en el campo fue una lección de muchas cosas. Sin entender ni papa de la canción se transmitió por parte de los irlandeses un infinito sentimiento hacia sus colores y quizás algo más…