Skip to content

Diario La Hora, rebelde con causa en Ecuador

2015 May 27
por Miguel Salvatierra
El presidente de Ecuador, Rafael Correa. REUTERS Ecuador está considerado como el país latinoamericano con una legislación más restrictiva de la libertad de expresión, después de Cuba. Esta valoración, avalada por la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se justifica por una polémica y virtual ley de medios, según la cual una sanción se puede imponer tanto por lo que se publica como por lo que no se publica. Todos los medios de comunicación, escritos, digitales, de radio o televisión están expresamente obligados a publicar toda la información que el Gobierno considere de “interés público”. [caption id="attachment_283" align="alignright" width="300" caption="El presidente de Ecuador, Rafael Correa. REUTERS"]El presidente de Ecuador, Rafael Correa. REUTERS[/caption] Una ley que el Ejecutivo del presidente Rafael Correa la ha convertido en una eficaz herramienta de acoso y control a la prensa crítica. Después de casi dos años de su entrada en vigor se han multiplicado las sanciones a humoristas gráficos, columnistas, periodistas y editores. El último capítulo, sin embargo, se ha convertido en un acto de resistencia. El diario La Hora, con gran influencia en las regiones, se ha rebelado y se niega a pagar una multa de 3.200 euros por no informar de un acto del alcalde de Loja, en el sur del país. No es la primera sanción, ya que se suma a una docena, impuestas por variopintos motivos y por las que la editora ha pagado ya más de 12.000 euros. En su defensa, el periódico presentó 79 piezas periodísticas sobre las actividades del alcalde aparecidas en los últimos meses y precisó que el acto al que se refiere la multa no se consideró que supusiera algo nuevo y distinto de lo ya publicado. La acción de rebeldía no es nueva ya que en marzo pasado el diario se negó también a pagar una multa de 1.600 euros publicar una carta abierta que escribió un vocal del Consejo de Participación Ciudadana al presidente Correa sin identificarla como publicidad.  Alergia a las críticas Como sus colegas regionales, Cristina Fernández, Nicolás Maduro o Evo Morales, el mandatario ecuatoriano ha dado vivas muestras de que no tolera las críticas y que ve a la prensa como uno de sus principales adversarios. En más de una ocasión ha roto en público ejemplares de La Hora y ha hecho llamamientos a que no se compren periódicos, excepto el Telégrafo, gestionado por el Estado. Correa ha sido muy explícito: “No compren esta prensa corrupta ni para hacer cangrejadas ni para madurar aguacates”. Los encontronazos del presidente con personas que han expresado rechazo público a su política han sido notorios. Desde empresarios, cantantes y hasta un adolescente que en la calle le hizo un corte de mangas y al que se enfrentó y ordenó detener. Correa no soporta que lo incomoden con gestos o palabras. Su advertencia es rotunda y directa: todos tienen que “respetar la majestad de la presidencia de la República”. Avisados quedan.
 El periódico se niega a pagar una multa por no haber informado del discurso de un alcalde
  • https://plus.google.com/101108744177371941573 cris.henry1967_753

    la izquierda acallando a los medios,porque les duele la verdad,pero hay pueblos útiles a estos pequeños dictadores del nuevo siglo 21