Skip to content

Ahora empieza lo complicado

2013 January 21
por

Muy bien. Fenómeno. Estamos en cuartos de final. Lo mínimo que se podía pedir a España. Serbia no fue el rival tan temido que algunos nos esperábamos. Bueno, ni tan temido ni nada parecido. Aunque gran aprte de ese mérito lo tiene la propia selección española. No es fácil reponerse de la injustísima roja a Viran Morros endosando un 0-2 de parcial en infierioridad a los balcánicos. Y eso hay que apuntarlo en la columna de las cosas buenas.

Ahora llega Alemania. Una Alemania que no es la de otras veces, ciertamente, pero que derrotó a Francia, y eso son palabras mayores. Esa victoria les hace triplemente peligrosos, porque les ha dado el plus de confianza que necesitaban después de su dubitativo inicio de campeonato. Y medirse a alemanes co la moral alta es una complicación evidente.

No voy a analizar aquí las virtudes y defectos de la selección teutona. Eso lo hace mucho mejor que yo Miguel Ángel Pindado en los periódicos de Vocento y en especial en El Norte de Castilla. No. Prefiero fijarme en un aspecto que me preocupa de la selección: a portería.

Alguno dirá que de qué voy. Y es lógico. En teoría, para defender esos seis metros cuadrados de espacio tenemos a dos de los mejores del mundo: Strebik y Sierra. Lo malo es que solo juega uno, el serbio-hispano. Que no digo que está mal que lo haga. No. Entiéndaseme. Digo qeu Arpard no siempre está tan fino como para jugarse el 90% del partido. Y no es un crío, y aunque este año está sufriendo menos en la Liga que en años anteriores, su tendencia a las lesiones musculares es un hecho que debe cuidarse.

Ayer era un buen día para que el onubense Sierra tuviera minutos de verdad. El partido estaba m´ñas que controlado y el guardameta del PSG no lo iba a estropear. Pero no, el conservadurismo de Valero tiene estas cosas.

Espero que no pase factura