Ciencia imposible: Multiplicador Mecánico Autónomo

Ha llegado a mis manos el catálogo de la exposición titulada
`Estación Experimental. Práctica Artística o Ciencia imposible‘.
Esta exposición está instalada actualmente en Móstoles — Centro de Arte 2 de Mayo –, del 13 de mayo al 9 de octubre, y se podrá visitar en la
antigua Universidad Laboral de Gijón, del 28 de octubre de 2011 al 9 a abril de 2012. La exposición la patrocinan las presidencias y consejerías de cultura de la Comunidad de Madrid y del Principado de Asturias.

En la introducción del catálogo, magnificamente editado, de dicha exposición, se dice:
`Las prácticas artísticas y científicas comparten
un buen número de motivaciones, búsquedas
y horizontes imposibles. Ambas parten
de la investigación minuciosa de la
realidad, a veces de aquello que pasa desapercibido
para el ojo no entrenado. Ambas necesitan
paciencia, perseverancia, humildad e
intensidad. Ambas arrinconan las teorías y
las prácticas que les preceden, dejándolas
para su estudio como legado del pasado y superponiendo
las nuevas obras (de arte) o teorías
(científicas) como las pruebas válidas
del pensamiento contemporáneo. Ambas se
basan a partes iguales en la observación, la
especulación, la predicción y la experimentación.
Ambas pueden acabar en la más absoluta
abstracción, proponiendo soluciones
que contradigan o cuestionen la experiencia
cotidiana. Ambas son abiertamente políticas,
involucrándose abiertamente en aquello que
constituye la esfera compartida de lo público.
Ambas pretenden cambiar el mundo y (a
veces) lo consiguen.
De igual manera, hay muchos elementos
que no comparten. La ciencia dice buscar la
certeza; el arte hace tiempo que ha rechazado
todo intento de acercarse a cualquier
verdad. Si existe un método científico, difícilmente
puede decirse que exista un método
artístico. Las nociones de hipótesis, experimento,
teoría son muy diferentes entre
ambas. Más aún: en arte, el experimento (la
obra) e incluso el proceso mismo se convierte
en los ejes sobre los que pivota gran
parte del pensamiento que genera’.
Si uno lee esta introducción, al principio le puede parecer que el texto tiene algún sentido. Una lectura atenta posterior demuestra que toda la comparativa entre arte y ciencia, o entre el artista y el científico, es un puro sinsentido.
Pero desde el punto de vista de la Física, que es lo que me interesa aquí, lo más interesante es la presentación de un aparato denominado Multiplicador Mecánico Autónomo.
Un video con la descripción del aparato se puede ver en la pagina web:
http://phiforce.com/
en la sección “Marco 2007, Vigo”. En las otras entradas de la pagina, el inventor de la misma, Oumar Haidara Fall, muestra su invento al presidente de su país.
Descripción del Multiplicador Mecánico Autónomo, por Rubén Ramos Balsa:

`Un nuevo descubrimiento es un capítulo, un episodio
que sucede —no repentinamente— a modo de bella
noticia inesperada y, a su vez, es resultado de un proceso
de investigación que se ha extendido en el
tiempo, encaminado a verificar una hipótesis perfectamente
definida, frente a la que hay una legión de espectadores
expertos y escépticos de que esa novedad
pueda probarse.
El trabajo conjunto del ingeniero Oumar Haidara
Fall y Rubén Ramos Balsa arranca en el año 2006
cuando se conocieron. Alberto Valverde es el tercer
protagonista de esta investigación que desafía las
leyes establecidas hasta ahora de la gravedad, que
prueba la posibilidad de aumentar la fuerza con el
mismo recorrido, entre algunas de las aplicaciones
más sencillas y prácticas que podamos mencionar, en
una novedad mecánica inédita y hasta ahora no pensada,
dado que seguimos basándonos en los cálculos
que Newton estableció y la ciencia ha ido asentando.
Pero esta nueva teoría abarca estudios de muchos
otros campos relacionados con el espacio, el tiempo,
la medida, su representación, y otras ramificaciones
que no atañen solo a la ciencia, sino a la filosofía y a
las artes también.
Una primera fase de esta investigación fue presentada
en Galicia en el año 2007, y aquí aparece en su
estado más avanzado de exploración en una nueva maqueta
y vídeo explicativos de la teoría de Oumar Haidara
Fall, cuyo trabajo muestra la ruptura mecánica de
la simetría.
El trabajo conjunto de ingeniero y artista, investiga
y prueba la validez del multiplicador mecánico autónomo
como principio demostrativo de la teoría de la
conservación evolutiva de la unidad de variadas dimensiones,
enunciada por Oumar Haidara Fall, con quien
Rubén Ramos Balsa está trabajando estrechamente en
la representación de esta propuesta’ .
La mayor parte del texto no se entiende, y la única parte que se entiende es
otro delirio.
He capturado unas imágenes del video de presentación, justo antes de colocar el reloj menos pesado y justo después de hacerlo,
cuando se observa que el reloj más pesado asciende y el menos pesado desciende.
Cualquier alumno de Segundo de Bachillerato se daría cuenta de que aunque el reloj más pesado asciende, en realidad, el centro de gravedad
de todo el sistema desciende. Si en la posición final de equilibrio del Multiplicador Mecánico (lo de autónomo no tiene sentido) se aplica el Principio de los Trabajos virtuales, se comprobará que
en un desplazamiento virtual con las ligaduras existentes el centro de
gravedad del sistema debe ascender, que el sistema ganaría energía potencial, por lo que habría que invertir trabajo para
sacar al sistema de su estado de equilibrio estable inicial.

Esta situación es semejante a la que se da en el aparato conocido como Paradoja Mecánica
(se puede ver un video de la misma en YouTube, http://www.youtube.com/watch?v=nPg9sZ2_JCw), en el que un doble
cono parecer ascender contra la gravedad por una rampa invertida con forma de V. Aunque la primera impresión es la de que el doble cono asciende espontáneamente,
ganando energía potencial (que luego podría transformarse en trabajo si se le hace descender, constituyendo el conjunto una
máquina que violaría el Primer Principio de la Termodinámica),
una observación más atenta indica que debido a la particular forma del cono y de la geometría de la rampa, el centro de gravedad del doble cono, en realidad, desciende.

Ya sé que todo esto no tiene la más mínima importancia y que no merece la pena
(casi) perder el tiempo llamando la atención sobre estas bobadas, pero
es una lástima que en un contexto artístico de este tipo — realizado con dinero público, un bien preciado que nos han venido prestando finlandeses y otras gentes ahorradoras, y que ahora precisamente no abunda — la única parte que tiene una mínima pretensión científica esté completamente equivocada. Si los políticos promotores de estas exposiciones dedicasen algún dinero a ser asesorados por
científicos, igual nos evitábamos estos espectáculos tan lamentables. Como casi siempre sucede, la mayoría de los visitantes se asombrarán de un fenómeno
que no entienden y los únicos que lo entiendan serán los que se den cuenta de que es un timo.

Homeopatía, bacilos, bacterias y teléfonos móviles

Esta semana ha sido pródiga en noticias con algún carácter científico.
La primera es la de que un antiguo catedrático de homeopatía ha reconocido, por fin,
que no hay ninguna base (más allá del efecto placebo) mínimamente sólida que sugiera
que la homeopatía funciona. Como él mismo dice, después de tantos años de práctica, no hay ningún premio Nobel de Medicina asociado a la homeopatía, ni se le espera.
Las bases físicas y químicas de este supuesto método curativo siempre han sido inaceptables (diluir una muestra activa hasta que sólo queda la memoria en el agua de los supuestos principios activos), por lo que
no me extraña la conclusión del antiguo catedrático. (Buscando en Internet `Suicidio homeopático’ se encuentran unas páginas muy divertidas).

También ha tenido interés la polémica sobre el bacilo del lago Mono (California, EE. UU.) (EL PAÍS, miércoles 1 de junio de 2011, p. 40), que supuestamente conseguía
sustituir el fósforo por el arsénico, abundante en ese lago, y, además, y esto era lo más sorprendente, parecía capaz de sustituir en su propio ADN el fósforo por arsénico, al menos en parte. En su momento me pareció bastante sorprendente que se hubieran podido desarrollar por parte de este bacilo rutas metabólicas capaces de una adaptación tan sorprendente.
El que en su momento la NASA, en su sección de astrobiología, lo anunciara como un bacilo `extraterrestre’ no ayudó mucho. Por ahora la polémica se está llevando en los términos científicos más adecuados. Los colegas de los investigadores iniciales
exponen sus críticas razonadas, solicitan pruebas adicionales para despejar dudas y los propios investigadores originales envían cepas del bacilo para que otros laboratorios puedan contrastar sus experimentos. En este caso tampoco se propone un mecanismo
que permita la sustitución en el ADN del bacilo del fósforo por el arsénico, pero si finalmente se confirma este hecho, será lo primero que haya que buscar.
Otro asunto en el que también está poniendo de manifiesto la aplicación de la metodología científica es el asunto de la contaminación por E. coli (en su variedad enterohemorrágica) de alimentos vegetales con destino humano en la zona de Hamburgo (Alemania). Un precedente de esta situación fue el estudio para determinar las causas del cólera en Londres y el análisis estadístico clásico de John Snow para demostrar que el foco de contaminación eran las fuentes públicas de Londres que se alimentaban del agua bombeada desde el Támesis aguas abajo de la ciudad. Aunque de momento los germanos no parecen tener mucha idea sobre el mecanismo que haya podido llevar dichas bacterias a los alimentos, es de suponer que con una buena aplicación del método científico, con la colaboración de matemáticos, biólogos y médicos (políticos abstenerse), se pueda demostrar más allá de toda duda razonable el origen de esta crisis alimentaria.
Pero sin duda el caso más claro de una mala praxis científica (y discutible desde un punto de vista político, creando una alarma importante entre la población en un intento de curarse en salud) ha sido el de sembrar la duda, sin una base científica verosímil, de la peligrosidad para la salud de los teléfonos móviles (EL PAÍS, miércoles 1 de junio de 2011, pp. 38-39). Como en los casos anteriores, no hay ninguna hipótesis básica que pueda ser contrastada. Es decir, no hay ninguna afirmación o teoría que se pueda demostrar que es falsa (una aplicación sencilla del falsacionismo de Popper), por lo que estamos abocados a vivir con la duda sobre cómo los teléfonos móviles pueden afectar a nuestro ADN. Aunque basándose en pruebas estadísticas muy endebles
(EL PAÍS, miércoles 2 de junio de 2011, pp. 34-35), nadie dentro de la OMS ha sido capaz de proponer un mecanismo por el que las microondas que se utilizan
en las comunicaciones entre torres y teléfonos móviles, nada ionizantes, puedan alterar el material genético.
Por otro lado, se sabe que todos los videos que en YouTube hacen referencia a los supuestos efectos de los móviles están manipulados (fake video).
Pero el colmo sobre esta noticia ha sido la presencia del profesor José Luis Bardasano, Director del Instituto de Bioelectromagnetismo de la Universidad de Alcalá de Henares, en el programa La Noche en 24 Horas, del canal 24 H de TVE , ayer miércoles 1 de junio, supuestamente para explicar este peligro para la salud de los móviles.
Para muestra un botón. El profesor Bardasano plantea:
“Las ciudades se están convirtiendo en auténticos bosques de antenas de todas clases, algunas emiten radiaciones a las que la gente se adapta o sufre. La gente no adaptada va a tener insomnio, va a ser más agresiva y más inestable”. “Los seres humanos tenemos un pequeño órgano situado en el centro del encéfalo, se trata de la glándula pineal. Este órgano es el encargado de regular nuestros ritmos vitales, está sincronizado con la luz solar y, en menor medida, con el magnetismo terrestre. Una de las funciones de la glándula pineal es la de producir por la noche una hormona, ‘la melatonina’”. Cuando una persona está sometida continuamente a un campo electromagnético “la producción de la hormona desciende” y la melatonina es un antirradicales libres, produce ritmo en el organismo y es un potente anticancerígeno, sobre todo en el cáncer de mama”.
En un lenguaje balbuceante, el profesor Bardasano, estuvo durante media hora respondiendo con vaguedades a las lógicas preguntas de los tertulianos. Al parecer, según este profesor, las ondas electromagnéticas nos afectan más por la noche que durante el día (si llego a interpretar algo de los lugares comunes que él utilizó)(debe ser la glándula pineal). Cuando uno de los tertulianos le preguntó entonces por las posibles consecuencias de utilizar un ordenador con conexión a internet durante la noche, el profesor volvió a balbucear.
Lo mismo sucedió cuando después de su afirmación de que los móviles había que apagarlos y sacarlos de la habitación en la que dormimos, una de las periodistas presentes le pidió que explicara cómo podía afectarnos un móvil apagado. El profesor rectificó entonces, diciendo que se había explicado mal. Abundó entonces en que los móviles no sólo emiten radiación electromagnética sino también información.
Cómo hacen las células de nuestro cuerpo para conseguir que esa información se transforme en una enfermedad o en estrés, ya no fue explicado.
Lo que sí explicó fue que los niños tienen un cerebro más plástico que los adultos, por lo que se pueden ver más afectados por las dichosas ondas electromagnéticas. Lo curioso es que con su referencia a un cerebro más plástico, el profesor Bardasano parece pensar realmente que la composición química del cerebro de los niños es distinta que la del cerebro de los adultos o que las neuronas son diferentes en unos y en otros.
Lo bueno (por decir algo) vino cuando el director del programa, Vicente Vallés, le preguntó si había algún dispositivo para prevenir estos peligros y el profesor Bardasano se refirió, al menos en dos ocasiones, a que su instituto de investigación estaba desarrollando unos neutralizadores (sic) contra estos efectos nocivos de los móviles, neutralizadores que pronto estarán a la venta. Aún a riesgo de chafarle el invento del neutralizador de móviles al profesor Bardasano, le diré que ya está inventado y que se llama jaula de Faraday, con una múltiple de rejillas de varios tamaños te puedes proteger de muchas radiaciones electromagnéticas, pero tiene el inconveniente de que en su interior no funcionan los móviles (y, por cierto, tampoco las radios, como muy claramente muestra el profesor Walter Lewin en su curso del MIT sobre Electromagnetismo).
Es lamentable que un tema que afecta a tantas personas se trate con semejante falta de rigor científico. Si los políticos de la OMS se querían curar en salud,
ya lo han conseguido, pero al precio de sembrar la incertidumbre en millones de personas.
Otro día hablaremos de Fukusima, ahora que el holocausto nuclear, anunciado en todos los periódicos hace unas semanas, parece que no se va a producir.

Las leyes de Newton y los fenómenos térmicos

Kepler, Huygens, Newton y Hooke

Hay una demostración muy sencilla de la Ley de Gravitación Universal en cuanto que inversa del cuadrado de la distancia, aunque los libros de texto universitarios no la suelen recoger. Dicha demostración se basa en (i) la Tercera Ley de Kepler
que establece que ‘la duración del período T de la órbita de un planeta alrededor del Sol, al cuadrado es proporcional al cubo del radio R de su órbita’, (ii)
la ecuación de la aceleración centrípeta, debida a Huygens:
que establece que `la aceleración centrípeta –de una órbita circular– es igual a la velocidad lineal v, al cuadrado, dividida por el radio de
la órbita’ y; (iii) la Segunda Ley de Newton:
donde en este caso se quiere conocer la dependencia de la fuerza F que ejerce el Sol sobre el planeta con el radio R de su órbita.
Como la longitud L de la órbita es
la velocidad a la que se recorre es:
pues
Sustituyendo esta expresión en la ecuación de la aceleración centrípeta, se tiene que
Y aplicando finalmente la Segunda Ley de Newton, se tiene que
(L W Taylor, Physics. The Pioneer Science. Volume I. Mechanics, Heat, Sound Dover, New York (1959), pp. 164-167)
Robert Hooke en su libro titulado Micrographia escribe que, habiendo observado la forma que adoptaban los cráteres de la Luna,
había llegado a la conclusión de que dicha forma — un agujero circular rodeado de un aro circular de materia que disminuye en altura hacia el exterior — se debía a que cuando un meteorito impactaba contra la superficie de la misma,
la materia que se levantaba por efecto del impacto volvía a la superficie de la Luna debido a una fuerza de atracción gravitatoria entre la Luna y el material ejectado. Sin embargo, Hooke no fue capaz de llegar a la dependencia correcta entre dicha fuerza y la distancia. Cuando después de publicar Newton su teoría, Hooke pretendio que él habia descubierto antes que Newton la Ley de Gravitación Universal, Newton se enfadó mucho y mantuvo el enfado hasta el punto de mandar destruir todos los retratos de Hooke a la muerte de este.
Ya que el magnifico edificio del Banco de España en Santander va a ser abandonado a finales de mes, yo propongo dedicarlo a Museo de la Ciencia.
Inicio aqui una campaña para que las actividades de divulgación de la ciencia
se lleven a cabo a partir de ahora en el antiguo edificio del Banco de España en Santander. Si salgo elegido concejal del ayuntamiento de Santander, trabajare para que este magnifico edificio se dedique a la ciencia.

Vacunas y milagros

El Premio Nobel de Medicina y Fisiología Baruch (Barry) S Blumberg falleció recientemente (http://www.nndb.com/people/390/000130997/). Blumberg descubrió el virus de la hepatitis B y, posteriormente, desarrolló la vacuna (la primera `vacuna contra un cáncer’) contra esa enfermedad. En países como China, la incidencia de la enfermedad entre sus niños bajó del 15% a menos del 1% en menos de una década despúes de que la vacuna fuera comercializada. Y en los Estados Unidos, y en muchos otros países desarrollados, las infecciones por hepatitis B debidas a transfusiones de sangre han sido prácticamente erradicadas. Los programas públicos de inmunización contra esta enfermedad han salvado, y todavía salvan, millones de vidas
`Defiantly, and with typical generosity, he shared his findings with the world, sending out reagent kits and copies of his patent to anyone who wanted to carry forward his research’.
(The Economist, 30 de abril de 2011, p. 80)
No es necesario comentar que (hasta donde llega mi conocimiento) ningún medio de comunicación en España se ha hecho eco de esta pérdida.
En contraste, la figura del difunto Karol Wojtyla (o Juan Pablo II en su denominación oficial como Jefe del Estado de la Ciudad del Vaticano)
ha ocupado abundantes páginas en los periódicos y muchos minutos de emisión en las televisiones, por, supuestamente, haber curado milagrosamente a una monja. Que conste que no tengo nada contra esta persona, que sin duda pasará a la historia como uno de los políticos polacos más importantes de todos los tiempos, y lo que comento no son sus actos sino los de los demás en relación a él.
Así, Joseph Ratzinger (Benedicto XVI), ha concedido una beatificación a Karol Wojtyla por, supuestamente, haber curado de la enfermedad de Parkinson a una monja católica. Por supuesto, yo no tengo nada que comentar a que el Jefe del Estado de la Ciudad del Vaticano, en su calidad de Papa de la Iglesia Católica, declare beato a quien él considere más oportuno. El propio Wojtyla utilizó esta prerrogativa Papal en abundancia.
Pero ya que parece que se sienten obligados en el Vaticano a aportar alguna prueba `objetiva’ del carácter milagroso de dicha curación, creo que lo podrían hacer mejor (Curiosamente, la figura del Abogado del Diablo fue eliminada, si no me falla la memoria, por el propio Wojtyla).
Si hasta la fecha nadie que haya sido bien diagnosticado de Parkinson se ha curado espontáneamente de esta enfermedad en ningún lugar del mundo, entonces el milagro parece evidente. Si, por el contrario, diagnosticar con absoluta precisión la enfermedad es prácticamente imposible y en algunos casos la enfermedad remite espontáneamente (por ejemplo, también entre los japoneses budistas, los coptos egipcios y los norteamericanos ateos), entonces el milagro es bastante más dudoso. En cualquier caso, un poco menos de endogamía en estos asuntos quedaría más elegante.
Esperemos que el próximo milagro que se sientan obligados a referirnos para concederle la santidad a Karol Wojtyla, algo que no dudo sucederá muy pronto — igual no tan rápido como en el caso relativista (velocidad tendiendo a la de la luz) de José María Escrivá de Balaguer — sea algo ligeramente relacionado con los logros del doctor Blumberg, pues entre curar a millones (evidentemente, con la ayuda de muchas otras personas) y curar a una, hay un amplio término medio.
Por estas mismas fechas, el 3 de mayo, se han hecho públicos los resultados de una encuesta según la cual uno de cada cinco españoles cree en videntes o astrólogos sin importar el sexo, la religión o el nivel sociocultural (de los encuentados, no de los astrólogos o videntes). Es curioso que en este apartado de supersticiones (curanderismo, astrología, Tarot, videncia, etc.) no se incluyen las desarrolladas por los grupos organizados en forma de (supuestas) religiones mayoritarias. De acuerdo con la definición de superstición: Propensión a la interpretación no racional de los acontecimientos y creencia en su carácter sobrenatural, arcano o sagrado, parece que muchos más españoles de los que dice la encuesta serían supersticiosos.

Canción para un Usama difunto

El grupo de rock norteamericano Creedence Clearwater Revival

(de los hermanos Fogerty)

fue un adelantado a su tiempo en los temas de protección ambiental
(que es la ligera conexión con la ciencia que traigo aquí).
Una de las canciones más famosas de las que interpretaron fue
BAD MOON RISING
No me resisto a indicar que, si uno se fija bien en la letra de esta cancion,
podría haber sido premonitoria para Usama (RIP-in Sea) el de Obama, en
su particular Noche de Walpurgis:
Songwriters: MILLER, EDDIE / WILLIAMS, DUB / YOUNT, ROBERT
Creedence Clearwater Revival
BAD MOON RISING
I see a bad moon rising
I see trouble on the way
I see earthquakes and lightnin’
I see bad times today
(Chorus)
Don’t go ’round tonight
It’s bound to take your life
There’s a bad moon on the rise
I hear hurricanes a blowin’
I know the end is commin’ soon
I fear rivers over flowing
I hear the voice of rage and ruin
(Chorus)
Hope you got your things together
Hope you are quite prepared to die
Looks like we’er in
for nasty weather
One eye is taken for an eye
(Chorus)

Cita y Retratos de Einstein

Una foto muy famosa de Einstein es aquella en la que aparece sacando la lengua
a los fotógrafos. En su contexto, la foto original es la que aqui coloco.
Con sus citas sucede algo parecido y muchas que le son atribuidas son apócrifas.
La que yo he utilizado para este blog es:
`Imagination is more important than knowledge. For knowledge is limited, whereas imagination embraces the entire world, stimulating progress, givin birth to evolution‘.
Originally in “What Life Means to Einstein.” Saturday Evening Post, October 26, 1929; reprinted in “On Science”, in Cosmic Religion, 97
y se ha obtenido del libro:
The Expanded Quotable Einstein, Collected and Edited by Alice Calaprice,
Princeton University Press, Princeton, 2000. p. 10
Aprovecho para colocar tres retratos poco conocidos de Einstein. Todos ellos son de Josef Scharl (cuya biografia se puede buscar en Internet). Yo los he obtenido escaneandolos de libros y revistas antiguas. Espero que ya no tengan derechos de autor.
Este se puede encontrar en páginas del autor
Estos otros son menos conocidos:

Yuri Gagarin (2)

Sobre el post del vuelo espacial de Gagarin, agradezco a Pedro J. González, de
Indra Espacio, que me haya proporcionado algunos datos interesantes sobre el vuelo de hace 50 años de Yuri Gagarin.
1. Corrección de la ecuación (2):
2. De acuerdo con varias páginas web, por ejemplo http://yurigagarin50.org/history/gagarins-flight:
“Gagarin’s flight lasted 108 minutes, this including 89 minutes in space. He completed one orbit of the Earth, travelling at 27,400 kilometres per hour. At the highest point, Gagarin was 327km (203miles) above mean sea level.”
En la quinta ecuación, si consideramos los 89 minutos para completar la órbita, Rt=6370 km, g=9.8 m/s^2, el radio de la misma resulta unos 6600 km (230 km “sobre el nivel medio del mar en Alicante”). Teniendo en cuenta que la órbita no habrá sido circular, sino digamos “cuasi-parábolica”, parece que cuadran bien los 230 km de altura “media” con los 327 km de altura máxima que cita el artículo.
3. Si ahora calculamos la velocidad con la tercera ecuación (g=9.8 m/s^2, R=6600 km, Rt=6370 km), el resultado es de unos 27900 km/h, que se parece mucho a los 27400 km/h citados.
Sólo se trata de un pequeño ejercicio de cómo realmente con unos fundamentos de física de nivel ESO-bachiller (Newton, Kepler), se puede acercar uno bastante a estudiar el vuelo de Gagarin con una exactitud bastante alta, sin necesidad de recurrir a mecánica orbital para lanzamiento de cohetes espaciales. Nada de excentricidad, ni ascensión recta del nodo ascendente, etc.
4. Por cierto, ya que estamos, podemos fácilmente obtener el radio de la órbita geoestacionaria, en la que se encuentran muchos satélites de comunicaciones (como los de Hispasat, Astra, etc. para ver la televisión por satélite, pero no los GPS, por poner unos ejemplos). Los satélites geoestacionarios giran alrededor de la Tierra de tal manera que parecen estar “fijos” sobre nosotros, así que no hay que reorientar la antena parabólica mientras no la mueva el viento). Considerando que el período de la órbita es de un día sidéreo, 23 horas y 56 minutos y 4 segundos = 86164 seg (no es justo 24 horas), resulta, con la quinta ecuación R=42130 km, esto es unos 35760 km sobre el ecuador, y unos 36000 km sobre nuestras cabezas (ya que estamos en el paralelo.
5. Como las ondas electromagnéticas viajan a la velocidad de la luz (3×10^8 m/s), tenemos que que entre la subida y la bajada (2×36000 km), el retardo de propagación resulta de 240 milisegundos (al que hay que añadir el retraso por el procesdado de las señales). Esta es la razón por la que en en el programa “la selva de los famosos” en las conversaciones se hacen un lío con las conexiones vía satélite. Se ha comprobado que un retraso superior a un cuarto de segundo empieza a dificultar el mantenimiento de una conversación telefónica, resultando molesto e incluso irritante por las múltiples interrupciones entre los hablantes.

Yuri Gagarin

El 12 de abril de 1961 Yuri Gagarin, piloto de las Fuerzas Aéreas Soviéticas, se convirtió en el primer ser humano en tripular una nave espacial, en el primer cosmonauta humano (la perrita Laika había dado antes que él dos vueltas a la Tierra, feneciendo la criatura en el intento) en dar una vuelta completa a la Tierra a bordo de la cápsula Vostok 1, lanzada por un cohete R-7 desde el cosmódromo de Baikonur, en la actual República de Kazajistán.

De acuerdo con la información proporcionada por las autoridades espaciales soviéticas, la cápsula tardo un tiempo de 108 minutos en dar la vuelta a la Tierra, antes de llegar a tierra Gagarin en la aldea de Smelkovka, cerca del río Volga.
Un cálculo sencillo nos permite obtener la altura sobre la superficie de la Tierra a la que estuvo viajando Gagarin. Para el movimiento circular alrededor de la Tierra, es la fuerza de la gravedad la que proporciona la fuerza centrípeta necesaria. Así, a una distancia R=R_T + r del centro de la Tierra, donde R_T es el radio de la Tierra, se tiene que:
Puesto que
se tiene que la velocidad lineal a la que se recorre esa órbita situada a distancia R es:
El tiempo T empleado en recorrer la longitud L=2PiR de la órbita es:
y la distancia R en función de T es:
Tomando g^{1/2} ~ Pi, R_T=6,5x 10^6~m y T=6,5x 10^3 ~s, se tiene que
Tomando la raíz cúbica de 400 igual a 7,5, se tiene que R=7,500~km, lo que significa que Gagarin estuvo a unos r~ 1000 ~km por encima de la superficie de la Tierra. Volando justo en la superficie de la Tierra, con R=R_T, y suponiendo ausencia de rozamiento con el aire, se tardarían unos 82 minutos.
La revista Sky at Night de abril de 2011 dedica dos reportajes a Gagarin, así como la portada. Lo curioso es que la foto de la portada, y de alguna del interior, han desaparecido las letras CCCP (iniciales en cirílico de Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) del casco del cosmonauta.
El la primera foto se ven bien las letras, en la foto siguiente –que es la de portada — han desaparecido.

XXII Olimpíadas de Física. Medallas para los alumnos de Cantabria.

Los estudiantes David Lombraña Briz (Colegio Calasanz), Arturo Santamaría Pérez (Colegio San Agustín) y Javier Argüello Luengo (Colegio Salesianos), que fueron los tres primeros clasificados de la fase local de la XXII Olimpiada Española de Física, celebrada en la Universidad de Cantabria, han obtenido medallas, una de plata y dos de bronce, en la Fase Nacional de la citada XXII Olimpíada de Física que se ha celebrado entre el 7 y el 10 de abril en Murcia y ha contado con la participación de un total de 138 jóvenes estudiantes de Bachillerato.
Para poner la noticia en su contexto, hay que decir que en total, en Murcia se concedieron 9 medallas de oro, 19 de plata y 30 de bronce. En mi opinión, esta circunstancia no resta méritos a estos alumnos, lo cuales, junto con sus profesores de Física, tuvieron que realizar un gran sacrificio (parte de las preparación de las olimpíadas coincide con exámenes) para estar presentes en esta fase nacional de la olimpíada de Física.
Mi más sincera enhorabuena a los tres, así como a los profesores que les consiguieron convencer de que era bueno participar en este certamen.
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.