Skip to content

La enfermedad de House

2013 May 10
por Daniel Roldán | Colpisa

“Es lupus”. Estas dos palabras revoloteaban en cada uno de los 177 capítulos de la última serie de televisión sobre médicos que ha enganchado de verdad a la audiencia. Esta enfermedad era una a las que más acudían el doctor House y su equipo en las tramas de la serie protagonizadas por el antisocial médico. Pero además de convertirse en una herramienta ‘sanitaria’ para los guionistas, la serie popularizó esta enfermedad reumática.

El Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune crónica que provoca que el sistema inmune, comience a atacar a los tejidos propios, creando un exceso de anticuerpos anómalos  en el torrente sanguíneo y causando inflamación y daños en las articulaciones, los músculos y en diferentes  órganos. Esto pone en riesgo la vida del paciente, ya que puede afectar a cualquier órgano vital, incluyendo el corazón, los pulmones, los riñones o el cerebro. A pesar de su baja prevalencia, el lupus tiene una gran importancia, ya que se trata de una enfermedad reumática autoinmune con una enorme complejidad diagnóstica y con importantes secuelas a largo plazo. Su causa es desconocida, pero se sabe que existen factores genéticos, ambientales y hormonales implicados en esta enfermedad. Entre las manifestaciones clínicas más frecuentes se pueden destacar las del aparato locomotor (dolor e inflamación de las articulaciones), el cansancio, la fiebre, la pérdida de apetito y de peso, la disminución del número de glóbulos blancos, rojos y plaquetas, manchas en el dorso de la nariz y en las mejillas y alteraciones renales, entre otras.

Este viernes se celebra el día mundial de esta enfermedad que afecta a unas 40.000 personas en España, en la mayoría mujeres jóvenes en edad fertil, según señala la Sociedad Española de Reumatología (SER) que cuenta con un registro ( Relesser) de 4.050 pacientes. Esta lista nacional es la más grande en el mundo y permite a los equipos de investigación y a los médicos conocer los diferentes perfiles que existen y que se recogen en los diferentes hospitales españoles. La primera fase descriptiva ha finalizado y ahora comenzará otra fase que consiste en el seguimiento de diferentes subgrupos de pacientes que permitirá conocer cuáles son los factores implicados en una evolución clínica desfavorable de esta patología.

Los datos que ofrece Relesser indican que hasta un 24% de los pacientes son refractarios al tratamiento convencional en algún momento de la enfermedad y muchos son dependientes de los corticoides para controlar su actividad. “No es deseable teniendo en cuenta los efectos perjudiciales de estos fármacos a largo plazo. En este sentido, hay margen de mejora, y las nuevas terapias biológicas ofrecen nuevos recursos”, apunta el doctor Iñigo Rúa-Figueroa, del Servicio de Reumatología del Hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria y uno de los investigadores principales del Relesser. Ahora, los médicos están centrados en mejorar los tratamientos de estos enfermos, como la molécula belimumab.

Más información:

http://www.ser.es (Sociedad Española de Reumatología)

http://www.felupus.org (Federación Española de Lupus)