Skip to content

Conservas y menores

2012 November 26
por Daniel Roldán | Colpisa

El principal enemigo del deporte en edad infantil son los videojuegos. Cualquier presidente de una federación, entrenador de chavales de cualquier disciplina o profesor de gimnasia les dirá que el ocio digital ha afectado en la práctica deportiva de los menores. Prefieren hacer deporte a través de la televisión y con un mando entre las manos. Esto ha provocado que bajen los niños federados (en general), que los chavales hagan menos ejercicio y engorden. Y en este último apartado ha ayudado mucho la comida basura e industrial que tanto engañan a los niños, han aparecido las latas de conservas y la polémica bisfenol A (BPA), una sustancia química.

 

 

Un estudio ha revelado que la mayor parte de la población estadounidense presenta rastros de este plástico en la orina; pero se da mucho más en los niños, que pasan a tener dos veces más riesgos  de ser obesos. Leonardo Trasande, profesor adjunto de Pediatría de la Universidad de Nueva York y uno de los autores del estudio que se publicó en la edición de septiembre de la revista Journal of the American Medical Association (JAMA), asegura que es la primera vez que se vincula esta sustancia con el sobrepeso infantil. Este proyecto comparó durante cinco años la evolución del peso de los niños. Alrededor de un 22% de los niños que mostraban la tasa más elevada de BPA en la orina eran obesos frente al 10% de los que mostraban los índices menores. “Estos resultados muestran una vez más la necesidad de ampliar nuestro enfoque en la lucha contra la epidemia de la obesidad”,explica en la publicación. “Un régimen alimentario poco sano y la falta de ejercicio contribuyen al aumento de la grasa en el cuerpo pero, claramente, no lo es todo”, añade.

¿Cuál es la solución? Evitar la comida basura, las grasas saturadas, hacer cinco comidas al día y no empacharse a comer, ingerir más fruta y verduras y hacer ejercicio. Así se evitarán casos extremos como los de Connor McCreaddie, que con ocho años pesaba 90 kilos. Incluso las autoridades se plantearon en su día quitar la custodia a su familia.